Los bloqueos están cambiando la forma en que suena la Tierra

  • Los sismómetros son capaces de detectar el movimiento y el ruido causados por la actividad humana
  • Los expertos dicen que desde el comienzo de los cierres de coronavirus este ruido ha disminuido
  • Los equipos de monitoreo alrededor del mundo han detectado el cambio en los niveles de ruido
  • El equipo se usa para monitorear los terremotos y los sismólogos dicen que una caída en el ruido humano hace que sea más fácil escuchar terremotos más pequeños y distantes.

Los científicos que vigilan la superficie de la Tierra en busca de vibraciones han observado una notable disminución de la actividad desde que varias ciudades se bloquearon para frenar la propagación del coronavirus.

Los datos recogidos por el Servicio Geológico Británico de los sismógrafos de todo Londres muestran «una caída en los niveles de ruido a medida que la actividad humana disminuye».

Los expertos dicen que este cambio en los niveles de vibración de fondo es un resultado directo de las medidas de permanencia en el hogar y de bloqueo impuestas por el gobierno del Reino Unido.

Los sismómetros detectan las ondas sísmicas – vibraciones – en la corteza terrestre pero también captan a los humanos que se mueven alrededor, la industria y el tráfico, lo que se muestra como ruido de alta frecuencia.

Se han observado tendencias similares en París, Bruselas, Los Ángeles y Aukland.

Los niveles de ruido más bajos de lo habitual detectados en las últimas semanas son similares a los observados por los sismómetros en Navidad, pero duran más tiempo.

La imagen de arriba es de un sismómetro cerca de la autopista M4 en el Reino Unido en febrero, la imagen de abajo es de la misma ubicación pero en marzo durante el cierre.
El cambio en la actividad sísmica se produce cuando las carreteras de todo el mundo están casi vacías debido al cierre y a las órdenes de quedarse en casa. En la foto, una M1 casi vacía cerca de Nottingham

El geólogo del Real Observatorio de Bélgica, Thomas Lecocq, creó una herramienta para mostrar los cambios en el ruido que ha sido utilizada por expertos de todo el mundo.

El sismólogo Stephen Hicks creó una de estas gráficas y dijo que «esta semana se ha visto una reducción en el nivel promedio de ruido sísmico de fondo durante el día».

Utilizó los datos de un sismómetro del Servicio Geológico Británico cerca de la autopista M4 y dijo que «probablemente refleja menos tráfico en las carreteras».

Lecocq dijo que los niveles detectados por el sismómetro en Bruselas desde el inicio de los pedidos de estancia en casa se veían igual que los detectados el día de Navidad.

El sismólogo Stephen Hicks compartió un gráfico que muestra la caída del nivel de ruido a medida que nos acercamos al cierre a finales de marzo de 2020.

Cuando nieva, es tranquilo, y cuando hay un maratón, podemos ver a la gente corriendo», dijo el sismólogo a Gizmodo.

Bélgica no es conocida por los terremotos, por lo que es más fácil detectar cambios sutiles en el ruido sísmico, según Lecocq.

El experto dijo que hay un claro beneficio para los científicos que buscan detectar terremotos en poder comparar los niveles de ruido con y sin actividad humana.

Dijo que al ser capaces de detectar los ruidos hechos por los humanos podemos eliminarlos de nuestros datos para poder detectar mejor los terremotos más débiles y más distantes.

No es sólo el ruido humano tampoco, el viento y el océano también generan ruido y al eliminar a los humanos de la ecuación también pueden categorizar otros sonidos naturales.

Esos sonidos también pueden ser eliminados de los datos, haciendo la detección de terremotos más clara y fiable.

La sismóloga Susan Hough del Servicio Geológico de los Estados Unidos dijo a Gizmodo que las lecturas tienen sentido y están más cerca de los niveles nocturnos en cualquier ciudad.

Si casi todos se quedaran en casa y no movieran un músculo, los niveles de ruido diurnos se acercarían a los niveles nocturnos habituales.

Investigadores de todo el mundo han estado usando la misma técnica que Lecocq creó para generar sus propios gráficos a partir de los datos sísmicos de varios lugares.

Hubo un cambio dramático en el nivel de ruido detectado en Los Ángeles, como puede verse en la parte final de este gráfico creado por la geofísica Celeste Labedz
Rodeo Drive está vacío y sus tiendas de artículos de lujo están cerradas en medio de la pandemia de coronavirus en Beverly Hills, California

La geofísica Celeste Labedz creó un gráfico de ruido diario para Los Ángeles y encontró que la caída del ruido era «seriamente salvaje».

En Nueva Zelanda, los sismólogos vieron un nivel «muy reducido» de «ruido sísmico producido por el hombre» en Aukland, en el sismómetro de Herne Bay.

Jerome Vergne, un experto de Francia dijo: «El ruido sísmico ambiental en Francia ha disminuido ligeramente desde el comienzo de la contención, mejorando así nuestra capacidad de detección de terremotos».

Todos han visto una caída en el ruido sísmico y podría permitir a los detectores detectar terremotos más pequeños o incluso aumentar los esfuerzos para monitorear la actividad volcánica.

Jerome Vergne, un experto de Francia dijo: «El ruido sísmico ambiental en Francia ha disminuido ligeramente desde el comienzo de la contención, mejorando así nuestra capacidad de detección de terremotos».
La autopista A6 al sur de París que llega a la capital francesa y la torre de Montparnasse está vacía de todo tráfico debido al confinamiento por el coronavirus

Aunque los efectos de las fuentes individuales pueden ser pequeños, juntos producen ruido de fondo, lo que reduce la capacidad de los sismólogos de detectar otras señales que se producen en la misma frecuencia», informa Nature en un artículo sobre los hallazgos.

En Bruselas, las medidas para frenar la propagación de COVID-19 hicieron que el ruido sísmico de la actividad humana disminuyera en aproximadamente un tercio, dice Lecocq.

El sismómetro de superficie utilizado para hacer los hallazgos es ahora casi tan sensible a los pequeños terremotos y explosiones de canteras como un detector equivalente enterrado en un pozo de 330 pies.

Esto se está volviendo muy tranquilo en Bélgica,’ dijo.

La Sociedad Geológica Británica tweeteó: «Muchos de nuestros sismómetros están viendo una caída en los niveles de ruido a medida que la actividad humana disminuye».

https://www.alertageo.org/2020/04/02/los-bloqueos-estan-cambiando-la-forma-en-que-suena-la-tierra-los-detectores-de-ruido-sismico-en-londres-paris-y-los-angeles-registran-una-caida-masiva-de-las-vibraciones-cuando-la-gente-se-queda-en/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.