La sabiduría que comprende la realidad

Durante la vida deseamos la felicidad, pero toda la felicidad que experimentamos es de poca duración y no es estable. También rechazamos el sufrimiento, pero siempre nos encontramos con diferentes sufrimientos y dificultades. No deseamos la enfermedad y tenemos enfermedades sin quererlas; no queremos que nuestro cuerpo envejezca, pero envejece sin control ni elección alguna. De la misma forma, experimentamos muchas cosas en la vida sin control ni elección.

Nacemos sin control, sin elección, porque estamos totalmente influidos por los engaños y los karmas, y al estar bajo su influencia es muy difícil tener esa libertad para poder elegir un tipo de vida. De forma que todo lo que experimentamos en la vida, aunque sean experiencias positivas, no hay seguridad de que puedan experimentarlo durante mucho tiempo, porque todo depende de los karmas y los engaños, y estas dependencias sobre todo de la ignorancia, que es la causa director de nuestro renacimiento dentro de la existencia cíclica, tanto en los reinos superiores como en los reinos inferiores.


Todo está basado en la ignorancia, si es acompañado por karmas negativos, generaremos las causas para renacer en los reinos desafortunados, y si está acompañado de karmas positivos o acciones virtuosas, se renace en los reinos superiores, pero la ignorancia está siempre ahí como la causa principal de cualquier renacimiento dentro de la existencia cíclica.

Si el renacimiento dentro de la existencia cíclica es el producto o el resultado de la ignorancia, ¿qué es lo que podemos esperar de ella? Realmente, este es el resultado de su naturaleza: sufrimiento, inseguridad, ausencia de libertad y elección, etc. Siendo nosotros el resultado de esa ignorancia, si surge algún tipo de enfermedad, problema o conflicto en la vida, no tenemos ningún motivo para sorrendernos, si la causa es la ignorancia, de ahí no podemos esperar algo bonito, perfecto y fantástico.

Por ejemplo, el vaso de cristal que está en la mesa, si se cae y se rompe, tampoco es una sorpresa, porque la naturaleza de ese vaso es frágil, se puede desintegrar en cualquier momento con respecto a factores y condiciones. Pasa igual con nuestra vida en la existencia cíclica. Si experimentamos diferentes problemas y conflictos, debido a la causa de nuestra vida samsárica, con esos cinco agregados contaminados, no podemos esperar algo mejor, y si realmente entendemos eso, no sufriríamos tanto, sino que lo aceptaríamos como el resultado de esa causa, de ese origen. Entonces, nos relajaríamos un poco en vez de rechazar siempre el resultado o efecto de una causa o de un hecho del pasado. Simplemente rechazando y sin querer experimentar, no podemos resolver, sino que nos hace sufrir y preocuparnos más, perder tranquilidad.

Por lo tanto, en cuanto a la primera Noble Verdad del sufrimiento, Buda dijo que hay que reconocer la naturaleza del daño sin dejar que esta invadida, la oprima o el afecte. Uno tiene que estar alerta y consciente de esa naturaleza del sufrimiento, pensando en el mismo tiempo cómo puede uno resolver o liberar el daño en esta existencia cíclica para poder avanzar.

Cuando hablamos del tercer tipo de sufrimiento, el sufrimiento condicionado, no lo hacemos en el sentido del mar una sensación desagradable, si es el sufrimiento, tiene que ser una sensación desagradable. Sin embargo, ese sufrimiento no es sensación, se llama sufrimiento condicionado porque los cinco agregados físicos y mentales que tenemos, están totalmente influidos por los karmas y los engaños, condicionando y sirviendo de base para el sufrimiento en la vida. Por tanto, teniendo el agregado físico y mental en cualquier reino de la existencia cíclica, hay experiencia de sufrimiento, incluso los placeres que experimentamos en el mundo en relación con cualquier objeto de los sentidos, tienen su naturaleza en el sufrimiento, porque no nos dan felicidad duradera y continuada. Aunque a uno le guste escuchar el sonido agradable de la música, si realmente ese placer fuera de la felicidad duradera, sin contaminación, cuanta más música escucháramos, durante más horas, más días, más semanas, sin necesidad de dar cada vez más felicidad y más placer, sin embargo, no es así. Hay que escuchar por un tiempo limitado, unos minutos o como máximo unas horas, si se escucha más de la cuenta se crea una sensación desagradable. Así pasa con cada uno de los placeres que experimentamos con objetos de los sentidos. Toda la felicidad y placeres mundanos hijo de naturaleza del sufrimiento. si se escucha más de la cuenta se crea una sensación desagradable. Así pasa con cada uno de los placeres que experimentamos con objetos de los sentidos. Toda la felicidad y placeres mundanos hijo de naturaleza del sufrimiento. si se escucha más de la cuenta se crea una sensación desagradable. Así pasa con cada uno de los placeres que experimentamos con objetos de los sentidos. Toda la felicidad y placeres mundanos hijo de naturaleza del sufrimiento.

Por lo tanto, se dice que la naturaleza de los agregados contaminados que tenemos es impermanencia y sufrimiento.

Aquí, al decir que los agregados contaminados o los factores composicionales son de naturaleza impermantente o transitoria, quiero decir que cambian momento a momento.

Este tipo de cambio o desintegración que existe en cualquier fenómeno transitorio, no depende de causas o condiciones anteriores. El hecho de existir, es en sí mismo la causa de la destrucción o desintegración. Cuando hablamos de la muerte o la impermanencia, estamos hablando de la impermanencia burda, pero cuando vemos el suceso de cambio momento a momento, cada instante, eso es la impermanencia sutil de los momentos transitorios.

Así que si la naturaleza de los agregados contaminados es el sufrimiento condicionado, que a su vez es el resultado de los karmas y los engaños, eso quiere decir que no tenemos libertad ni control de lo que vamos a experimentar durante la vida.

¿Eso quiere decir que tenemos que experimentar esta falta de libertad y control en la vida una y otra vez, sin poder liberarnos, para siempre? No es así.

Esta pregunta que nos preocupa, nos lleva a la meditación sobre otras características de los agregados contaminados, como la vacuidad o ausencia de auto existencia. El sufrimiento de la vida y el hecho de tener esos agregados contaminados, se debe a la influencia de los karmas y los engaños, que a su vez están arraigados en la ignorancia que se aferra al yo como auto existente.

Hay que analizar si realmente esta ignorancia que se aferra al yo como auto existente tiene una razón válida y si es una mente correcta que percibe los fenómenos tal y como piensa esa ignorancia o no. En realidad, los fenómenos y el yo no existen de la misma forma en que los percibe la ignorancia. A través de esto podemos darnos cuenta de que la ignorancia es una mente totalmente errónea, está equivocada. Por lo tanto, hay otra mente que percibe la realidad de una forma correcta. Esa mente o sabiduría que percibe la realidad del yode una forma correcta, que ve que no es auto existente sino que es totalmente interdependiente, es la sabiduría que tiene un fundamento válido. Si nos apoyamos sobre esa sabiduría podemos evitar cometer errores, los karmas, ya su vez también podemos evitar el tomar las reencarnaciones con los agregados contaminados. Al cortar el tomar los agregados contaminados, naturalmente evitamos el sufrimiento que implica una vida de agregados contaminados. De esta forma sí que es posible alcanzar la liberación, ya través del desarrollo de la sabiduría que comprende la realidad correcta, tenemos la posibilidad y la libertad que nos permite alcanzar la liberación completa de todos los sufrimientos. Por lo tanto, hay que hacer una meditación analítica mucho más profunda sobre la naturaleza o la realidad de los fenómenos,yo .

La entrada La sabiduría que comprende la realidad aparece primero en Budismo Tibetano .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.