El botiquín tibetano

Ninguna familia tibetana que se precie viaja sin su botiquín natural, utilizando ingredientes habituales en su vida diaria: Horme, Tsampa y azafrán. 

HORME

HOR es un área localizada en la zona occidental de Tíbet, donde comenzó esta terapia, al lado de Mongolia y Rusia. Su significado es «transmisión». ME significa «fuego». Así que HORME se puede traducir como “aplicar calor” o hacer penetrar el calor o la energía del calor en un lugar específico. Donde hay bloqueos los elimina, este es uno de sus obstáculos, los desbloqueos en el sistema circulatorio. En segundo lugar, generamos energía de calor en un organismo en concreto que tiene carencia. Por ejemplo, el riñón, que siempre necesita energía de calor. Con esta terapia recuperamos el órgano o lo recargamos. Disuelve los bloques o tumores y es muy conveniente para tratar la energía FLEMA.

  1. Calma o equilibra la energía VIENTO y también evita que el VIENTO interno se escape.
  2. Bloquea o cierra la opción de que el viento externo cree interferencias.

El Horme se aplica con distintos tamaños. Los pequeños son recomendables para los puntos de la cabeza y la cara, los medios en zonas accesibles y los más grandes para las zonas más amplias como las lumbares. Se puede aplicar seco o con aceite.

El Horme no tiene contraindicaciones, solo si existen problemas de piel y fiebre.

TSAMPA

Con este nombre se conoce de forma genérica a la terapia externa que utiliza la harina de cereal (trigo, maíz o cebada) para eliminar las dolencias del cuerpo.

En el campo médico se la conoce como PAK ZEN, en el que PAK significa una comida basada en té con base de mantequilla, gofio tostado y acompañado de queso o frutos secos, y ZEN cocinado en agua hervida. Es el desayuno habitual tibetano y también un sustitutivo del pan.

El Tsampa es una comida muy energética que no genera aumento de peso. En forma un poco más licuada se da a las personas mayores, o como cena ligera en forma de gachas o sopa. Además, no producen gases.

Por lo tanto es una terapia en la que el gofio tostado se cocina en agua caliente, se cuece y se forma una pasta para utilizar como elemento para proporcionar calor o dar masaje. Hay distintos tipos específicos del cereal que se usa en el gofio:

  • DRU TSAM : tsampa de cebada
  • DRO TSAM :  tsampa de trigo
  • MAGYE TSAM :  tsampa de maíz

La Tsampa se puede aplicar directamente en las zonas afectadas: en los chakras garganta, corazón, ombligo y genital en la zona posterior, en la cabeza, en la espalda, zona lumbar, hombros, zona superior del ombligo, zona inferior del ombligo y bajo vientre, cabeza y cara. 

Si se quieren aumentar los beneficios se pone nuez moscada en el agua, para problemas de viento, o carum carvi fino o molido (en grano se debe filtrar para que no arañe la piel), o cardamomo molido para flema. En casos graves se usa Tsampa cocida directamente en sopa de tuétano, es muy eficaz en aplicaciones como la zona de la cabeza.

Método de aplicación

Se toma en pedazos y se aplica caliente en las zonas que se necesitan (aplicación de calor), o bien se da masaje.

Al estar muy caliente, tras ser cocinada, no se puede aplicar directamente sobre la piel pues quemado. Se debe meter entre telas de algodón (en su ausencia papel) y se aplica en la zona que requiera calor, en la que previamente se ha extendido aceite (no en la zona delantera por encima del ombligo), y que está protegido con una toalla . Se aplica en la zona elegida y se deja que el calor entre. Según se vaya enfriando se quita la toalla, y después de la tela, hasta que haya un contacto directo con la piel.

Para mantener el calor se suele poner plástico sobre la tsampa y cubrir con una toalla o tela.

Se termina dando un masaje con la tsampa tibia (si está frío puede volver a calentarse con un poco de aceite).

Usos del tsampa:

Esta técnica indicada para todo el espectro de edades (efectiva en todas ellas). Se usan para casos de:

  • Problemas de viento (tras haber probado otras técnicas como Horme o Moxa).
  • En personas mayores.
  • Para problemas crónicos de flema.
  • Y en algún problema concreto de bilis (cuando se aplica en la zona superior del ombligo, sin tocar la zona de hígado, no afecta negativamente a la energía). 

Beneficios de la técnica

  • Es buena para la piel, quita las impurezas en la misma. En la cara quita manchas y arrugas.
  • Proporciona energía (especialmente al aplicar en la zona lumbar),
  • Indicada para niños para eliminar el crecimiento indeseado de vello.
  • Para evitar la degeneración muscular,
  • Ante articulaciones doloridas.

INFUSIÓN DE AZAFRÁN

El azafrán es uno de los 6 ingredientes preciosos, muy bueno para la sangre, enfermedades de bilis, el hígado y la vesícula biliar. Se usa como componente en la preparación de medicinas para el hígado.

Las personas con problemas de hígado consumen diariamente y no afectan a las otras energías.

Además es especialmente bueno para los ojos y se puede utilizar en infusión cuando tienen los ojos cansados, visión poco clara o sensación de ojos con arena. Igualmente reducir la tensión ocular y ayuda mucho en casos de glaucoma.

Método de aplicación

Llenar un cazo con agua y echar azafrán en hilo, llevar a cabo una ebullición. Verter en una bol, dejar enfriar un poco y después meter la cara. Abrir los ojos en el agua y hacer ejercicios con los mismos: arriba / abajo, derecha / izquierda, círculos en los dos sentidos. Sacar la cabeza, respirar profundamente y volver a realizar el ejercicio. Secar la cara y respirar profundamente.

Llevarlo a cabo una vez a la semana. Sin azafrán se puede hacer cada día.

Maybel Fernandez Paez

https://budismotibetano.es/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *