Meditaciones: Practicas de Creación

meditacion
Una de las formas más accesibles y sin esfuerzo de disfrutar la vida mientras pasas tiempo en la naturaleza es la práctica de la meditación contemplativa.

Nuestra mente limitada concibe sólo una parte de la realidad, pero si abrimos la mente a los Principios Hermeticos, podremos encontrar diversas soluciones a nuestros problemas. Hemos dedicado los anteriores articulos a conocer estos Principios, sus origenes y sus coincidencias con otras filosofias y la ciencia. Vayamos a la practica, pero antes un breve resumen…

Hemos estudiado que,

“Los principios de la verdad son siete: el que comprende esto perfectamente posee la clave mágica ante la cual todas las puertas del Templo se abrirán de par en par”.

Los Siete Principios sobre los que se basa toda la Filosofía Hermética son los siguientes:

1. El Principio del Mentalismo
2. El Principio de Correspondencia
3. El Principio de Vibración
4. El Principio de Polaridad
5. El Principio del Ritmo
6. El Principio de Causa y Efecto
7. El Principio de Generación

En Alquimia, las enseñanzas contenidas en los Siete Principios Universales constituyen la base y el punto de partida para lograr la transmutación del hombre de plomo en el hombre de oro. En el momento en que el ser humano haya logrado ese cambio, cuando haya logrado el dominio de sus fuerzas mentales, será cuando realmente pueda considerarse el arquitecto de su propio destino

Estos principios se caracterizan por ser invariables, inmutables, eternos. Es decir, no responden a fuerzas o condiciones humanas o del limitado mundo en que vivimos. En otras palabras, el hecho que un ser humano no los conozca, no significa que no están en acción. Son una explicación de cómo funciona y cuál es el diseño intrínseco del Universo. Permanecen inalterables a lo largo del tiempo, ofreciendo a quien los estudia una forma de explicar y comprender todo cuanto hay y ocurre a su alrededor.

La comprensión y el conocimiento que podemos extraer de estos Principios Universales hace posible percibir y actuar en el mundo con una perspectiva amplia, abarcadora y un marco de referencia apropiado para considerar, entender y valorar las experiencias vividas como aprendizajes. Esta forma de ver los procesos vividos propician una actitud que capacita al ser humano para construir las estructuras mentales que servirán para crear su mañana.

La Vida funciona como una computadora. Cuando sabes tocar las teclas adecuadas, obtienes el resultado que deseas. Los siete principios que hemos estudiado hasta aquí son las teclas principales que debes aprender a oprimir para mejorar tu vida. Has dado un paso gigante en tu crecimiento espiritual por haber llegado hasta aquí, y ahora te toca poner en práctica este conocimiento.

Todas las cosas existentes en el Universo están compuestas por energía y su constante vibración es lo que nos permite ver  a nuestro alrededor. El manejo de la energía es una disciplina que se adquiere con la práctica constante y a conciencia de ciertos ejercicios, algunos de los cuales explicaré:

vida
Hay ojos que a menudo se quedan mirando fijos la puesta del sol y que apenas consiguen ver el alba de un nuevo día.

Aprender a Seleccionar los Pensamientos.

El primer paso para poder cambiar la dirección de nuestra vida es aprender a seleccionar los pensamientos. Tal como lo vimos en el Principio del Mentalismo, se debe “cancelar” lo negativo, afirmar y aceptar lo positivo. Para hacer esto en forma fácil, debemos recordar que a la hora de ir a dormir nuestra mente se relaja naturalmente. Este es el momento menos conveniente para mirar noticieros o películas de violencia. Por el contrario, debemos aprovecharlo para leer o pensar en algo positivo que llevaremos con nosotros al sueño.

Personalmente, antes de dormir hago lo siguiente: agradezco por escrito cinco o más cosas buenas que me hayan sucedido en el día. De esta manera, me duermo con la sensación de que todos los días me suceden cosas buenas… aún cuando estoy en medio de problemas o crisis, y mi mente se prepara para seguir recibiendo sólo lo bueno para mí.

El polo de la creatividad se aumenta gracias a las actividades recreativas y de diversión. Para eso, es importante darse tiempo a fin de desarrollar algún pasatiempo, juego, deporte o alguna actividad artística. La concentración en alguna de estas actividades permite a la mente abrirse a un mundo de infinitas posibilidades. De otra manera, el mantenerse en la rutina solamente va a generar más rutina.

¿Cómo se accede a ese campo de posibilidades infinitas? La respuesta es una sola: a través de la “meditación”. La mente se abre a este campo cuando ingresamos en el nivel Alpha de relajación. La mente se encuentra facilmente en estado Alpha dos veces al día naturalmente: en el momento previo al sueño y después de comer, cuando se siente el estado de modorra. Son los momentos mas indicados para iniciarse en esta practica.

Meditar es ir hacia dentro de uno mismo. En el camino hacia el Interior, encontraremos dudas, temores, preocupaciones, y distracciones de todo tipo. Pero el gran objetivo es el Interior. Allí, se encuentra lo Sagrado, nuestra Esencia. Lo que Somos.
Cuando intentamos meditar, es cuando la mente se activa, se defiende de la inactividad y funciona más claramente que si intentamos Pensar. Por lo tanto es mejor dejar que los Pensamientos afloren, uno tras otros, viéndolos como un Observador, pacientemente.

Los pensamientos se suceden en forma automática y en forma ininterrumpida. Cuando estamos hablando con alguien, nuestro cerebro desarrolla ondas del tipo Beta, que son aquellas que oscilan de catorce a cuarenta ciclos por segundo. Cuanto más tensión siente la persona, más velozmente se acumulan sus pensamientos-, por lo tanto, estará menos en contacto con el mundo de las ideas nuevas y las soluciones.

Por el contrario, cuando nos relajamos alcanzamos el nivel Alpha. Las ondas cerebrales oscilan de ocho a trece ciclos por segundo, y en este estado, los pensamientos comienzan a separarse entre sí dejando un espacio vacío. Ese espacio es el terreno del Espíritu, el que previamente denominamos como el campo de las posibilidades infinitas.

Nuestra mente humana genera aproximadamente sesenta mil pensamientos diarios y, en su mayoría son negativos. Esta es la prueba de que los pensamientos en sí no se materializan. Si esto ocurriera, nuestra vida sería caótiva. Lo que llega a materializarse es aquello que finalmente se convierte en “creencia”.

RECUERDA:

Lo mas Importante es la Creencia y Esperanza personal, es decir tener FE 

Sin duda a la mayoría nos sonarán las ideas de “mente objetiva” y “mente subjetiva”, de “consciente” y “subconsciente”, “mente activa” y “mente pasiva” etc… Es por tanto, la existencia de la dualidad mental, la manifestación del Principio del Generación en nuestra mente. De hecho, al principio masculino de la mente se le asignan los calificativos de: consciente, activa, objetiva; mientras que a los femeninos se le asignan los calificativos de: subconsciente, pasiva, subjetiva.

Todos nosotros disponemos de dos partes muy claras, una es la conciencia del “mi” y otra es la realidad del “yo”. Esto se podría asemejar al Psicoanálisis Freudiano. En el “mí” se encuentran reflejados todos aquellos pensamientos, ideas, sentimientos, etc. que corresponden al individuo y que puede estar más o menos identificado con ellos, viviendo más o menos manejado por esos deseos, recuerdos, etc. Esta parte de nosotros mismos es inmensamente creadora, representa al principio femenino y es la que nos permite desenvolvernos como personas. Mientras que el “yo” representa el principio masculino porque es una realidad dentro de nosotros mismos que generalmente emite grandes cantidades de energía al “mi” para que éste pueda llevar a cabo lo que desea. Aunque hay momentos en los que prefiere ser un simple espectador de los vaivenes del “mi”. En este sentido se le suele conocer con el nombre de “Ser”.

El problema básico radica en que el ser humano vive demasiado tiempo o demasiado identificado con el “mi” y no se da cuenta de que tiene un “yo” o “Ser”. De manera que se ha polarizado en el principio femenino, dejando inerte su principio masculino donde reside la voluntad.

La meditación es “SER”, es dejar el “yo” y tomar el “soy”, no para abandonar el yo sino para dejarlo en manos del soy; entonces el “Yo soy” toma un sentido total, se traslada la conciencia del “yo inferior” al “Yo Superior” y así, se espiritualiza la materia y se materializa el espíritu.

Meditando logramos centrarnos, sentirnos completos, felices, vibrantes de energía, plenos. Sumamos conciencia y nos expandemos, resignificamos nuestra vida y le damos sentido a cada experiencia que jugamos. Experimentamos nuestro espíritu y la certeza de nuestra naturaleza eterna. Así, nos amamos y nos sanamos y ese amor se expande a todo cuanto miramos y tocamos, vivimos lo mágico.

En el proceso de la creación, debemos aprender a conjugar estas energías para obtener el resultado que buscamos.  Hemos de seleccionar ciertos objetivos que queremos materializar; es decir que cada objetivo representa un deseo de crear algo nuevo en nuestra vida. En el blog hemos estudiados anteriormente, hemos aprendido… afirmaciones, decretos, visualizaciones, tratamientos espirituales; hemos puesto fechas y trabajado  en rituales lunares de creación (luna llena).

Ahora llegamos al último paso, en el cual tenemos que encontrar el equilibrio energético necesario para producir la manifestación.

800px-Esoteric_Taijitu.svg

Es conveniente tener el símbolo Yin-Yan a la vista, en una medalla o cuadro para que nos recuerde en forma permanente el equilibrio que debemos encontrar.

MEDITACIÓN: EL EQUILIBRIO ENTRE RESPONSABILIDAD/CREATIVIDAD

Busca una posición cómoda para tu cuerpo; puedes permanecer sentado o acostado. Respira profundo tres veces y relaja todos tus músculos. Una vez que te sientas tranquilo, visualiza en tu mente el símbolo del Yin-Yan. Luego, formula la siguiente pregunta a tu Yo Superior: “En una escala de 1 al 100, ¿qué porcentaje está ocupando la parte responsable?” Una vez que veas el número en tu mente, procederás a agradecer la respuesta recibida, respirarás profundo otra vez y, finalmente, abrirás los ojos. Recuerda el número obtenido. Por diferencia, sabrás el porcentaje de la parte creativa.

paulo niño

Activa tu “Niño Interior”

La energía creativa está directamente relacionada con el estado de nuestro “Niño Interior”. Por tal motivo, es importante tener un espacio para el juego y la diversión en nuestras vidas de adultos. Solamente así podemos acceder al reino de los cielos. En otras palabras, es necesario volverse un poco más “irresponsables” y aprender a jugar más con la vida.

Hay que evitar cargarse de responsabilidades ajenas y hacer todo lo necesario para alivianar y simplificar nuestra vida cotidiana. El sacrificio por los demás y las actitudes heroicas pueden llegar a ser muy insatisfactorias porque están dictadas por nuestro ego y no por nuestro Espíritu. El ego nos hace creer que hay personas que dependen de nosotros y nos genera una sensación de culpa cuando queremos renunciar a ciertas obligaciones. Sin embargo, debemos saber que no existe ningún ser en el planeta que esté desamparado de Dios. Aunque veamos gente pobre o niños abandonados, allí también está Dios actuando. Lo hace de una manera que nuestra mente quizá no pueda entender, pero EL está allí.

“No maldigas la oscuridad cuando la encuentres; al contrario, enciende una luz.”

No condenes ni juzgues al que se haya equivocado; enciende con tu ejemplo una luz en su camino.  La mejor ayuda que podemos dar a los demás es mantener encendida nuestra luz. Nuestro ejemplo les servirá y de guía para permitir ver el camino hacia adelante.

De acuerdo con lo que nos ha tocado vivir, sentimos que hemos aprendido ciertas lecciones y superado algunas pruebas. Cuando vemos a alguien conocido a punto de sumergirse en una situación similar a la que pasamos, sentimos el fuerte deseo de aconsejarlo y ayudarlo a evitar lo que se avecina; sin embargo, esto no es lo correcto. Cada persona tiene derecho a vivir su experiencia. Lo más adecuado es advertirle acerca de lo que hemos experimentado, pero siempre debemos retroceder y darle el lugar que necesita.

El Espíritu nos recuerda que la función que Dios nos ha encomendado es siempre nuestra felicidad. Cuando Dios quiere que ayudemos a alguien, se dan ciertas características o señales: lo que debemos hacer nos resulta fácil, está a nuestro alcance y nos da placer hacerlo. Si no se dan esas condiciones, debemos tener cuidado. Dios no quiere sacrificios. El sacrificarse por los demás corresponde al terreno del ego y, tarde o temprano, el sacrificio se convertirá en reclamo o, peor aún, en resentimiento. Debemos hacer las cosas con amor o no hacerlas.

La falta de agradecimiento o de reconocimiento por parte de los demás es una señal de que estamos dando equivocadamente. Las persona mal agradecida nos está haciendo el “favor” de recordarnos nuestro error. Cuando recibimos un rechazo a nuestra ayuda, nos están dando la señal de que nos pasamos del límite; es el momento de volver a concentrarnos en nosotros mismos, de retroceder y permitir a la persona que viva sola su experiencia.

Cuando uno estudia metafísica, aprende la importancia de volverse egoísta en el buen sentido de la palabra, igual que un niño. Uno aprende a ponerse siempre en primer lugar, a respetarse a sí mismo, a cuidarse y a permitirse el tiempo necesario para cualquier acción. Porque, en definitiva, la única manera de ayudar a los demás es ayudándonos a nosotros mismos primero.

De nada sirve que nos preocupemos por los problemas de los demás si aún no hemos resuelto los nuestros. Debemos recordar que “las Leyes Superiores se imponen sobre las Inferiores”; esto significa que cuanto más mejoramos nuestra situación personal, más ayudamos a todos los que nos rodean.

“Si hubiera hecho lo que la gente me demandaba y hubiera hecho caso de lo que me decían que necesitaban, no hubiera diseñado un coche sino un caballo más rápido”.

Henry Ford.

La creatividad comienza con nuestra capacidad de soñar. Sueña con algo nuevo y grande para ti. Algo que te entusiasme. Puede que sea algo interno, una mejora personal en algún aspecto, o algo externo relacionado con algún objetivo que deseas conseguir.

Pero nunca olvides darle la vuelta a las cosas, intentar visualizarlas desde otra perspectiva. Sumérgete en tu sueño y visualízalo a tu gusto. Píntalo de distintos colores, desde varios ángulos y perspectivas. Después reflexiona sobre distintos caminos para conseguir lo que quieres y crea un plan de acción que puedas modificar y variar a tu gusto a lo largo del camino, ponte en marcha y cúmplelo con energía. Así es como los sueños se vuelven realidad.

descarga (15)
Barro entre tus manos

Actividad Creativa: Sentir mis capacidades creadoras a través del barro

Este fin de semana estaremos en la fase de luna llena, aprovecha este momento y este ritual para hacer una actividad creativa que esté en sintonía .  La energía evolutiva de esta fase lunar, de creciente a luna llena, nos conecta con toda nuestra capacidad de acoger, de gestar, de nutrir…

Te propongo explorar y sentir la relación con tu creatividad a través de una pequeña experiencia sensorial con barro. Cuando uno  se encuentra con las manos en el barro, se siente a la vez en el gran vacío donde las posibilidades son innumerables. Al tomar una decisión, elegimos una idea dentro del espectro infinito y comenzamos nuestra tarea creativa. Debemos aprender a llegar al punto de la creatividad de una manera voluntaria y organizada. en primer lugar, debemos entrar en un nivel de relajación, y luego meditar o lograr concentrar los pensamientos en uno solo.

Materiales:

  • Un trozo de barro
  • Un cuenco con agua, para mojar el barro y limpiar tus manos
  • Un trapo
  • Papel de periódico o plástico si tienes que proteger la superficie de trabajo

Música: Escucha una música que te ayude a entrar en un espacio interior y creativo, por ejemplo el Mantra por la Paz del Mundo: Om Lokah Samastah Sukhino Bhavantu

Toma el barro en tus manos, conectando con el elemento tierra, con tu útero, con el agua… Cierra los ojos y empieza a tocarlo, siente su textura, disfruta de tus sentidos, observa tu respiración, tus pensamientos… y suéltalos.

Deja que surja cualquier forma con lo que tus manos moldean, sin pensar en el resultado final. Centra toda tu atención en la experiencia de crear y lo que se mueve en ti. Observa las emociones y pensamientos que emergen mientras tocas el barro. Son un pequeño espejo, bajo la luz de esta luna, para reconocer la relación que tienes con el proceso de creación en este momento.

Cuando hayas acabado, acoge en tus manos lo que ha salido de ti, sea la forma que sea… y observa qué emoción te evoca… Si el barro pudiera hablar, ¿qué diría?

Coloca tu creación en tu altar a la luna llena.

paciencia-1

EJERCICIO: Crea 21 días de magia.

El Principio de Generación también puede usarse para “crear” alguna conducta nueva en tu personalidad. El proceso de auto-definirse o gestarse a uno mismo no es sencillo; sin embargo, tampoco es imposible. En primer lugar, debes saber que “lo que se repite durante veintiún días en forma consecutiva se incorpora a nuestra Alma”. Aquello nuevo que ensayas se convierte en hábito o “nueva creencia”. Se debe comenzar practicando una cualidad por vez, como por ejemplo; la paciencia, la perseverancia, ser más ordenado, no criticar, ser más puntual.

La Sabiduría de Dios se manifiesta de una manera muy simple. Las grandes verdades son fáciles de entender. Muchas veces no les prestamos atención precisamente porque nos parecen demasiado sencillas. El verdadero saber se manifiesta en el hombre como sentido común, no como una acumulación de información organizada y clasificada. Esto significa que para funcionar bien en la vida, no es necesario que todo el mundo estudie metafísica. Con sólo escucharse a sí mismo y seguir los dictados de su Conciencia, cada persona puede saber a cada momento ¿Qué es lo mejor que puede hacer?. El Conocimiento es una gran herramienta que está a nuestra disposición.

La Vida funciona como una computadora. Cuando sabes tocar las teclas adecuadas, obtienes el resultado que deseas. Los siete principios que hemos estudiado hasta aquí son las teclas principales que debes aprender a oprimir para mejorar tu vida. Has dado un paso gigante en tu crecimiento espiritual por haber llegado hasta aquí, y ahora te toca poner en práctica este conocimiento. ¡Constancia! Esa es la clave.

MEDITACIÓN FINAL

Reconoce tu Poder personal, agradécelo, bendícelo y comprométete a utilizarlo para hacer el Bien. Renuncia a toda limitación en tu vida y acepta todo lo mejor para ti. Eres Uno con Dios; por lo tanto, nada ni nadie te puede impedir ser feliz aquí y ahora

Hay una diferencia muy grande entre “haberlo leído y haberlo vivido”, y en ese sentido la meditación es para los valientes que no temen entregarse a la aventura de vivir el Espíritu. Y vivir el Espíritu significa experimentar y tomar las riendas de la propia evolución sumando todas las herramientas posibles que me conduzcan a la mejor manifestación de mi espíritu en esta encarnación.

La experiencia no es transmisible. Yo podría escribir varias líneas acerca del gusto que tiene una manzana, pero hasta que no muerdas tú mismo la fruta nunca lo sabrás.

Paz, Luz y Bendiciones

https://santuariodelalba.wordpress.com/2020/07/03/47220/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.