Los tres venenos o los tres fuegos (kleśā)

(En pāḷi: kilesa) Los tres venenos. Las pasiones (que adolecen). Las tres raíces del «mal». Los tres envilecimientos. Las tres corrupciones. Los tormentos. Las aflicciones

 

También conocidos como: mula priyaya o akuśala-mula.

 

Tres Fuegos

Durante el entrenamiento budista se suele utilizar la metáfora de «Los Tres Fuegos», o «Venenos», para representar las pasiones humanas que afectan el rigor y la fuerza con la que se manifiesta Duḥkha. Éstos son: 

1. La Ignorancia / Ilusión / el Delirio (Moha) . La ignorancia es el delirio de la idea de la existencia de un «yo», y es el primer eslabón en la rueda del origen dependiente o Samsara. Se simboliza con un jabalí o un cerdo. 

2. El Anhelo / Aferramiento / la Avaricia (Lobha) . Se simboliza con un gallo. 

3. La Aversión / Ira / el Odio (sánscrito: dvesa, pāḷi: dosa) . Se representa con una serpiente.

Estas pasiones son comparadas con «energía» capaz de intensificar conflictos y compulsiones negativas, ocasionando de manera indirecta la infelicidad y la insatisfacción del propio individuo del que se manejan. Por ello, el budismo también se refiere a ellas como aflicciones, dolencias o tormentos. Según el budismo, si indagamos y profundizamos sobre el origen primero de lo que interpretamos como manifestaciones del «mal» acabaremos llegando siempre a estas fuerzas motoras. Cada uno de estos fuegos se apoya de otro y ocasiona un tercero. De estos tres envilecimientos primarios surgen otros muchos secundarios que podrían ser más fáciles de reconocer, como por ejemplo la vanidad, los celos, la hostilidad, la pereza, la obstinación, la preocupación, el miedo, la desvergüenza … etc.

Los momentos en los que surgen estas pasiones que adolecen son adolescentes aprovechados para el entrenamiento y la práctica budista, cuyo objetivo es el reconocimiento y la contención de estas emociones, evitando un tiempo tanto su represión como la reacción ante ellas para poder facilitar así su transformación . Los tres fuegos son las motivaciones o raíces (mula / hete) de acciones voluntarias (karman) que tienen consecuencias perniciosas para el individuo. 

Traducción: Sanriki Jaramillo 

Imagen : Mahakala de seis brazos y Dorje Shugden 

En la tradición tibetana: 

Deidad: Mahakala de seis brazos (inglés) 
Nombres alternativos: Shadbhuja Mahakala (sánscrito); Gonpo Chagdrugpa (tibetano)
Mahakala de seis brazos es una emanación de Avalokiteshvara y propiciado como el protector del alcance más alto de Lamrim o las etapas graduadas en el camino hacia la iluminación. Está propiciado para ayudar en el estudio, la contemplación y la realización del más alto alcance de las enseñanzas y también es uno de los tres principales protectores del gran Lama Tsongkhapa, junto con Kalarupa y Vaishravana. 

Deidad: Dorje Shugden (tibetano) 
Nombre alternativo: Vajra Rudra (sánscrito)
Dorje Shugden es una emanación del Buda de la Sabiduría, Manjushri. Tomó la forma de un protector del Dharma para salvaguardar las enseñanzas del Buda, especialmente las enseñanzas importantes en la Vista del Camino Medio. Con reminiscencias de la forma de Manjushri, Dorje Shugden lleva una espada serpenteante y un león de nieve que representa la valentía de un Buda completamente iluminado. Por lo tanto, tiene una gran fuerza para superar los obstáculos del cuerpo, el habla y la mente, y crear las condiciones adecuadas para que florezca nuestra práctica espiritual. Además, lleva una mangosta escupidora de joyas y un gancho vajra para simbolizar que tiene la tremenda capacidad de otorgar riqueza y recursos. 

Fuente:  https: // www.tsemrinpoche.com/ tsem-tulku-rinpoche /historia de un minuto / protector-de-compasión-seis -armada-mahakala

 
https://montanadesilencio.org/los-tres-venenos-o-los-tres-fuegos-klesa-2/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.