SOÑAR DESPIERTOS

       

Quién es el que sabe cuando el cuerpo, la mente o el corazón, están dormidos o despiertos. Quién es el que ha conceptualizado lo que es dormido o despierto, sueño o vigilia.

          Somos los creadores de las palabras, de los nombres con los que hemos llamado a la expresión de lo que vivimos, de lo que somos, de lo que manifestamos.

          Somos los creadores de Dios, de su nombre de lo que significa y decidido lo que debe ser. Lo hemos hecho con la Vida, con la muerte, con lo que somos y lo que es nuestro sueño y nuestra realidad.

          Podemos pensar que no hemos sido nosotros, sino los Maestros, esos que han nacido en algún momento y lugar o han venido de Universos lejanos y desconocidos, para enseñarnos lo que somos y que nosotros hemos aceptado como la Verdad, la Vigilia, la Iluminación y despertar del sueño.

          Hemos renunciado a ser lo que nos han dicho que somos, hemos aceptado como única Verdad aquello que nosotros hemos entendido de sus explicaciones o aceptado la decisión de negar cuanto nos han explicado.

          Con ello hemos renunciado a nuestro Libre Albedrío, a nuestra Responsabilidad de ser los Creadores de lo que somos, de la Sociedad donde vivimos, del Amor y Felicidad que buscamos sin poder encontrar.

          Tratamos de despertar cuando soñamos y de soñar cuando estamos despiertos, olvidando que la única Verdad está en el Ahora, cuando tenemos sed, hambre, malestar, felicidad, acabamos de comer o descansamos, es la Realidad no nuestra sino la del Ser, no es nuestro Sueño, no es la realidad del cuerpo o las emociones, no es la percepción de nuestra mente, porque en el Ahora no hay dueño o poseedor de nada, sólo el Ser.

          No hay un Ser que despierta o un ser que sueña, en el Aquí y Ahora, sólo el Ser, en la Mente Universal, en la mente ordinaria de cada día, de cada uno de nosotros.

          En el Ahora es donde existen la Felicidad y el Cielo, porque siendo cada individualidad y cada todo, lo que es, Todo se manifiesta como Ser, sin dormir, sin despertar, sin Iluminación, sin Ignorancia.

          Podríamos pensar que se han extinguido sus opuestos, que hay algo que se ha transformado o alcanzado, pero realmente en el Ser, todo sigue siendo lo que es, ha sido y será, al participar de su Infinitud.

          El Ser es Infinito, porque cuando no hay nada existiendo, todo tiene que estar potencialmente en ese Ahora que puede manifestar la Impermanencia Eterna e Infinita de Sí mismo, sin llegar a manifestarse por ello, porque careciendo de ego, sólo puede Ser aquello que es manifestado o inmanifestado.

          La Potencialidad de Todo, lo Absoluto lo Infinito, significa que en el Ahora tienen que existir todos los cambios posibles de cualquier individualidad que son Infinitas, manifestando de esta forma. Las Infinitas manifestaciones, de un número Infinito de Individualidades, algo imposible de concebir en matemáticas como número, pero que se llaman Uno, Todo o Vacío, en el Ser.

https://yuishinsan.blogspot.com/2020/09/sonar-despiertos.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.