OLVIDANDO MI DIVINIDAD

Cuando consideramos que Dios es y está en Todo.

Obviamente debe de estar y ser, no solamente: en y lo que vemos o percibimos con los sentidos o la mente. Sino también en lo que no.

Que Dios como Concepto creado por nosotros, sea Todo.

Significaría, que no existiendo nada que no lo sea, no sería posible que Dios pudiese ser en su Absoluto, algo que podamos percibir, nombrar o definir.

Lo que no evitaría que también lo fuese, por ser Todo.

No puede haber nada que se transforme o alcance la Divinidad.

No puede haber un Dios con mayúscula que tenga nombre o sea percibido como Dios.

Sin embargo, un Ser Humano lo verá y percibirá en Todo cuanto le rodea, todo cuanto hace o deja de hacer, en todo cuanto es en sí mismo o le acompaña siendo Dios.

Podría pensar que estoy definiendo a Dios, pero incluso el teclado, la definición y el escritor deberían estar tan dentro de ello, que no habría quien pudiese leerlo.

Sólo el Silencio, sólo el Vacío, alcanzan a definir a Dios, cuando se convierten en sonido, cuando se convierten en Universo, existiendo como Nada.

https://yuishinsan.blogspot.com/2020/09/olvidando-mi-divinidad.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.