CUARTA CONCLUSIÓN

NUESTRA HISTORIA REAL, ES UNA HISTORIA QUE EMPEZÓ MUCHO ANTES DE LO QUE NOS HAN DICHO

*Existió un tiempo anterior, antes del diluvio, es la historia que no nos han contado..

*Un tiempo que generó un conocimiento antiguo, (oopart) del que luego se valieron las culturas de Mesopotamia, Egipto, Los Mayas…

*Las culturas que generaron ese conocimiento fueron destruidas, según las leyendas  por un cataclismo propiciado por los dioses.

*La razón del diluvio, según las leyendas, está en el propio hombre.

    • Mesopotamia y Egipto son dos focos de conocimiento en la Historia.
    • Como Indica Javier Sierra, parece, sin embargo que ese conocimiento fue de más a menos. Las pirámides antiguas son maravillas, las posteriores parecen burdas imitaciones sin ningún interés. ¿Se olvidaron los arquitectos de construir?, ¿Quiénes fueron los semidioses egipcios que según el Canon de Turín gobernaron en Egipto, antes que Menes el primer faraón humano?

Así pues,  parece que en La tierra, aparte de hombres del paleolítico, había una serie de focos de conocimiento, con una tecnología incluso superior a la nuestra actual.

En esos focos el gobierno no lo tenían los hombres. Siguiendo la evolución de las crónicas de Egipto o los Mayas, primero fueron los dioses, luego los semidioses, luego el diluvio y luego quedó sólo el hombre.

Bajo el gobierno de los dioses, el hombre se encontraba en el paraíso, después aparecieron semidioses, fruto de un cruce genético entre hombres y dioses, al final los dioses castigaron a los semidioses, y todo comenzó de nuevo.

Los dioses terminaron con una civilización de la que quedaron, algunos conocimientos, algunas reliquias, algunas leyendas, que poco a poco vamos descubriendo.


Después de recordar las tres conclusiones anteriores, me gustaría igualmente hacer referencia al post http://maestroviejo.wordpress.com/2010/07/15/nefilim/ En él se hace mención de la Leyenda de los Nefilim. Una Leyenda que explicaría y daría respuesta a esa pregunta ¿de dónde venimos?.

Una leyenda difícil de asimilar, y que puede generar varias dudas, algunas ya tratadas como http://maestroviejo.wordpress.com/2010/07/16/verdad-o-mentira-de-nibiru/ .Sin embargo creo que la más difícil de aceptar será la presencia de seres extraterrestres en el paleolítico y neolítico.

Sin embargo, si investigamos un poco, con la mente abierta es fácil y lógico unir una y una , las conclusiones…

Esta desconcertante pintura rupestre de 2000 años A.C. fue encontrada por el doctor Viacheslav Saizev, en Fergana, Uzbekistán, cerca de China, donde se aprecia un extraño Ser con Casco y Antenas, un traje enterizo, utensilios o arma desconocida en sus manos, y más arriba una extraña nave, largando humo hacia abajo, para la propulsión de dicho artefacto volador. Resulta llamativo la representación, para que desde nuestra óptica actual podamos comprender que tal ves se trataba de una máquina o aparato que funcionaba con algún tipo de combustible, para que genere alguna clase de «explosión». De la misma forma como lo muestra en los cohetes espaciales de La NASA en plena carrera espacial, y en las misiones Apollo.

Esta pintura rupestre de un «dios con escafandra» fue hallada en cuevas de Kimberley Ranges, en Australia, junto a otras imágenes a su derecha, con un parecido impresionante.

En el Museo del Oro de Bogotá, dependiente del Banco de la República de Colombia, se encuentra una de las colecciones de piezas más curiosas de toda la época precolombina. Entre valiosos collares, brazaletes, pulseras, figuras y otros ornamentos de oro se distingue especialmente un conjunto de Ornamentos Religiosos, tal y como han sido catalogados por los arqueólogos, con formas de pájaro, mariposa, pez volador, etc. Estos ornamentos fueron encontrados en diferentes tumbas, como parte del ajuar funerario, y son atribuidos en su mayoría a la Cultura Tairona, que junto a la Muisca, Calima, Tumaco, Urabá, Cauca, Nariño, Malagana, Tierradentro, San Agustín, Quimbaya y Tolima forman las conocidas Culturas del Oro.

Ptah-Hotep (o Akhti-Hotep) fue un sabio egipcio que ofició de consejero de Izezi, el octavo rey de la V Dinastía. Un mural de su tumba, en Saqqara, lo representa sentado a la mesa y disfrutando de un banquete que le ofrecen sus sirvientes. Sin embargo, al pie de la escena, uno de esos sirvientes aparece en actitud de estar brindando una ofrenda junto a una (supuesta) rara figura que a primera vista, según se ha dicho alegremente, parecería tener alguna semejanza con cierto tipo de “alienígena” que los ufólogos clasifican como “gris”.

El hombre del Palenque, conocido también como el señor Pakal. La historia de este ser se remonta unos 12.000 años, en el corazón de la civilización maya.

En 1949 se descubre en un templo, bajo una escalera de cuarenta y cinco escalones, un sello oculto que daba a la tumba del señor Pakal, el arqueólogo Alberto Ruz Lhuilliera, que después de más de un año de excavaciones encontró una losa de forma triangular, que tapaba la espectacular cripta que contenía una gigantesca y espectacular lápida, tapando el sarcófago donde yacía el señor Pakal. Lo interesante de este descubrimiento es que la lápida estaba llena de símbolos y tenía el dibujo del supuesto difunto, colocado en una especie de aparato volador con el cabello ingrávido (como estaría un astronauta sin su casco), sentado en una especie de silla con cinturón de seguridad y con los pies apoyados en unos pedales y controles al frente. La altura promedio de los mayas era de aproximadamente 1,50 metros y el señor Pakal medía 1,70 metros. Eso hace pensar que no era maya.

Pero los mayas enterrados en templos eran normalmente celebridades. ¿Qué hizo pensar a los mayas que el señor Pakal era una celebridad? Todo eso hace pensar que este individuo era un ser extraterrestre que aterrizó en territorio maya y compartió con ellos distintos conocimientos, hasta el punto de ser considerado una deidad.

En 1969 la NASA encontró 16 puntos coincidentes entre el dibujo de la lápida y el módulo de mando de una cápsula espacial contemporánea. No cabe duda de que la imagen esculpida es la representación de un astronauta dentro de un módulo espacial fuera de la atracción de la atmósfera terrestre.

el cráneo presenta un orificio frontal que en este caso no mató al ser dela raza de Cromagnon, sino que le produjo una callosidad hace entre 7 y 10.000 años.

El esqueleto de un ser alto para aquella época ya que medía 1,70 cm se encontró en la cueva deToll.

Pudo alguien disparar en la prehistoria?. La mayoría de las personas, ante esta pregunta, pensarían que es un disparate solo el formularla. Se ampararían en que ningún científico la ha planteado, ni hay pruebas para pensarlo. ¿No las hay?.

Para los más imaginativos no seria tan descabellado. Sería la prueba de una visita de exploradores del espacio a nuestro mundo.

Para quien, como un servidor, cualquier duda es razonable hasta que no se demuestre algo que de manera fehaciente la aclare como real o falsa. Necesitaría una prueba y si existiera sería partidario de apoyarla. Para ello tendríamos que tener restos de algún animal del que el estudio de sus restos nos apoyara en tan descabellada hipótesis.

En 1921 el British Museum de Londres recibió, entre varios restos,  un cráneo encontrado en una mina de zinc de Zambia. La zona recibe el nombre de Broken Hill.

El cráneo era de un Neandertal. Junto con sus características facciones presentaba un detalle que lleno de asombro a los antropólogos. Ambos lados estaban atravesados por un orificio perfecto. De su estudio se dedujo que junto con una infección dental, estos produjeron su muerte. De la perfección de las perforaciones se dedujo que debieron ser hechas con un láser. (La espada de fuego de los guardianes del Paraíso de la Biblia.). Su antigüedad ronda el millón de años.

Son demasiadas manifestaciones para ignorarlas. Si somos abiertos, si somos capaces de pensar en todas y cada una de las imagenes que se han presentado en las «conclusiones», entonces debemos de aceptar, debemos de concluir

LA CUARTA CONCLUSIÓN

Diferentes seres extraterrestres, (semidioses, dioses, alienígenas) convivieron con seres humanos, en nuestro planeta, antes del diluvio, en determinados lugares que luego serian los focos de la civilización actual.

Estos seres, mantuvieron un conflicto entre si. Un conflicto que generó una gran catástrofe medioambiental en el planeta. El Diluvio.

Un conflicto que terminó destruyendo a seres intermedios: semidioses, Gigantes, creados geneticamente, a partir del ADN humano y de los extraterrestres.

Pero estas creaciones, ofendieron a sus creadores, y fueron exterminados.

dejando sobre la Tierra al hombre y su destino.



1 comentario en “CUARTA CONCLUSIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.