¿QUIEN SABE?

¿Quién sabe algo? La misma pregunta expresa la ignorancia desde donde se formula, puesto que el que sabe carece de pregunta alguna.

«Quién» es el concepto habitual empleado por la Ilusión para seguir manteniendo la ignorancia, trampa esencial y fundamental donde sostener y basar su reinado. Solo se puede gobernar a súbditos, pues sin ellos ¿Quién gobernaría?

Date cuenta que toda pregunta encaminada en esa dirección, emanada desde ese mismo origen, es falsa por pura definición y, más aún, si pretende encontrar una respuesta adaptada a los conceptos empleados en su elaboración.

La única respuesta posible es «sin respuesta» pues toda llama, por más pequeña, grande, cálida o ardiente que parezca, sigue siendo llama emanada del mismo fuego. Así, todo concepto por más elaborado que sea sigue siendo sólo eso, un concepto más y, por tanto, sujeto al cambio, a la opinión, perecedero.

Lo Único no puede ser definido o encerrado en palabras, solo, a lo sumo, se puede intentar sugerir, a la manera de «….la cosa se parece a…», sin que nadie pueda servírtelo en bandeja de plomo, plata, o de oro, metales todos ellos sujetos a transformación, y atrapados en una jerarquía de supuesto valor que depende, una vez más, de conceptos que deciden su valía.

Sospecha de esas preguntas, deja de buscar respuestas, consulta los textos, diálogos, frases que, en lugar de confirmarlos, refutarlos o comentarlos, los deshacen llevándote al vacío, al borde del acantilado desde la cual dar el salto de Fe que traspasa toda razón, todo discurso, toda mente empeñada en hacerte ver que te despeñarás en el intento.

¿Quién sabe algo?

En el silencio de la no respuesta lo sabrás.

http://www.lagraciadelaliberacion.net/2020/12/quien-sabe.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.