¿Qué es la conciencia infinita?

La naturaleza de todo lo que vemos, y todo lo que somos, está definida y determinada para nosotros únicamente por nuestra propia conciencia. Sin embargo, dondequiera que miremos, es evidente que hay más y más conciencia «exterior» que entra en el mundo que podemos ver, todo el tiempo. Agreguemos a eso su potencial inagotable en muchas de las formas del mundo que nuestras percepciones limitadas no nos dejan ver, directamente.

“La ciencia no puede resolver el último misterio de la naturaleza. Y eso se debe a que, en última instancia, somos parte del misterio que estamos tratando de resolver”. Max Planck

Como seres humanos ninguno de nosotros puede realmente comprender la inmensidad del espacio y las formas de inteligencia que pueden existir allí. Del mismo modo, nunca somos particularmente conscientes de que en lo profundo de nosotros hay un sinfín de engranajes que constantemente toman decisiones momento a momento que todos seguimos para mantenernos seguros, encontrar alimento y posiblemente descubrir algún sentido de propósito y satisfacción.

Nuestro poder para discernir el alcance y la influencia de la conciencia es un resultado de la profundidad de nuestra observación.

La conciencia es un campo de energía infinito que crea las condiciones para manifestar diferentes realidades de acuerdo con diferentes percepciones sensoriales. En este sentido, la conciencia es una presencia universal preexistente y un elemento fundamental tanto de la mente como de la materia. Como no tenemos forma de demostrar el surgimiento de la conciencia a partir de la materia, solo podemos asumir que ha estado ahí todo el tiempo, y que dondequiera que miremos vemos materia expresando conciencia.

Y en cualquier dirección que investiguemos profundamente, descubrimos las formas del mundo observable que se manifiestan en una serie de patrones que se repiten de manera confiable. Componentes básicos: no solo de todo lo que podemos ver, sino también de todo lo que no podemos ver. Parece haber un estándar de diseño que sugiere una inteligencia consciente perfecta, ya sea que se le llame Dios, Mente Única, etc. Son variaciones de nombres para llamar de algún modo a lo que es.

Todas las formas de nuestra realidad material poseen una especie de «geometría sagrada» del espacio-tiempo. No es en absoluto una coincidencia que las neuronas y las sinapsis de nuestro cerebro se asemejen a los patrones cosmológicos del universo y a las extrapolaciones de Internet en forma de red conectiva.

Los defensores de la ‘conciencia como un campo infinito existente’ describen el entrelazamiento de todo en nuestra realidad material dentro de un vasto Campo. Un campo energizado por la conciencia.

Tal vez nada describa el campo de la conciencia infinita como el hinduismo, la más antigua de las principales religiones perdurables del mundo.

“Yo impregno todo el universo en mi forma no manifestada. Todas las criaturas encuentran su existencia en mí, pero no estoy limitado por ellas … Se mueven en mí como los vientos se mueven en todas direcciones en el espacio “. El Bhagavad Gita 9: 4‑6

Las culturas sánscritas describen un campo que lo abarca todo y que subyace a todo y se convierte en todo, llamado Akasha.

Todo es Brahman, dicen.

Para ponerlo en términos occidentales, Brahman es lo que podemos llamar «La Mente de Dios», o “la Mente Una”. La inteligencia fundamental que impregna y manifiesta todo.  Cada uno de nosotros está conectado con Brahman a través de Atman, nuestra alma personal o yo. Atman es nuestra conciencia individual, que anhelamos por expandir para ver más allá de las formas ilusorias del mundo material (llamado Maya) hacia nuestra realización del infinito.

Entonces, ¿qué significa la conciencia universal infinita?

Según lo expresa Rupert Spira…

“La conciencia es aquello en lo que ocurre toda experiencia; es aquello con lo que se conoce toda experiencia; es aquello de lo que se hace toda la experiencia “. Rupert Spira

Muchos de nosotros hemos tenido avances en nuestras vidas, transformaciones radicales resultantes de la expansión de nuestra conciencia (atman) en nuestro potencial infinito. Estos a menudo surgen como producto de un trauma, una pérdida, una gran fortuna o la presencia de un maestro, o lecciones de vida en las que nuestro concepto de nosotros mismos fue destruido y luego recreado.

De repente, se nos concede un mayor acceso a una fuente extradimensional, donde nuestra conciencia ya no piensa en sí misma como proveniente de ninguna parte. Donde nos damos cuenta de que cada una de nuestras mentes finitas se origina en el mismo campo infinito de conciencia.

Entonces podemos sentir nuestra interconexión con todo y comportarnos en consecuencia. Responsablemente. Reconocemos que al vivir una “vida infinita” nuestros obstáculos eran viejos enemigos con los que nos reconciliamos y nuestras posibilidades son ilimitadas. Comenzamos a reconocer que una  guía divina e inteligencia intuitiva está incorporada en nuestras vidas en este nivel de conciencia.

La evidencia de la conciencia infinita está en todo, en el momento en que nos abrimos a ella. Nuestra capacidad para experimentar el infinito está siempre disponible, sin drogas ni gurús, pero tal vez con un poco de meditación. La meditación es una puerta de entrada al infinito y puede conducir a revelaciones de conciencia extradimensionales. El reino de la conciencia infinita es el reino de la experiencia transpersonal, de la vida infinita.

 La evidencia de la conciencia infinita está disponible en el momento en que estamos dispuestos a indagar profundamente en el momento presente.

Por ejemplo, miramos dentro de nuestros párpados, ¿qué vemos? Vemos el fondo de nuestros ojos en ausencia de luz. Pero también hay algo más: ondas etereas, sutiles y efervescentes en un mar de energía infinita que emana directamente de nuestra fuente compartida de conciencia inteligente. Luego, podemos mirar al cielo en una noche estrellada y descubrir que tampoco podemos adentrarnos mentalmente en eso, pero podemos sentir nuestra expansión espiritual hacia la grandeza ilimitada del cosmos. Todo, todo es posible aquí y ahora, dentro o fuera… es lo mismo.

Casi todas las cosas poco deseables del mundo ocurren como resultado de que las personas viven constreñidas por la sensación de soledad de su conciencia individual, encerrados en su separatividad aparente. El ego les hace sentir que deben enfrentarse a todos los demás y luchar.

Cuando nos damos cuenta y nos internamos en nuestra conciencia infinita compartida, descubrimos que estamos InterConectados, que no hay enemigos fuera, solo manifestaciones de la Conciencia Una o Consciencia Infinita…que en esencia es Amor, aunque se disfrace en la dualidad de diversas maneras como medio de experimentarse.

Cuando podemos darnos cuenta de esta inter conexión, actuamos juntos intuitiva y conscientemente, y esa consciencia se expande.

Así se produce la mayor cura posible, que es…dejar de creernos separados.

http://elblogdetahita.blogspot.com/2021/01/que-es-la-conciencia-infinita.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.