No te detengas de Walt Whitman

CARPE DIEM.

Walt Whitman (1819-1892), el bardo de America, además de ser considerado uno de los padres de la poesía moderna, polémico y con una intensa vida a sus espaldas en la que trabajó como poeta, enfermero voluntario, ensayista, periodista y humanista estadounidense. , el autor sufrió censura y fue criticado en su tiempo por la abierta sexualidad que desprendían los contenidos de su libro Hojas de hierba, calificado como obsceno y pornográfico dentro de su época por contener referencias explícitas a la homosexualidad o bisexualidad del escritor

Por eso os dejo  con «No te detengas» ,  estos versos de Walt Whitman son un llamamiento al Carpe Diem, una bellísima obra para que os aproximéis un poquito a este mago de las palabras.

Imagen de Free-Photos en Pixabay

No te detengas

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros “poetas muertos”,
te ayudan a caminar por la vida.
La sociedad de hoy somos nosotros:
los “poetas vivos”.
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas …

Walt Whitman (1819-1892)

Un retrato de Walt Whitman en sus años de vejez le muestra como una anciano de barba larga y cabellos blancos, cuyos rasgos destacan sobre la oscuridad del fondo como si de su rostro emanase luz.

El poema de Walt Whitman “No te detengas” es una arenga entusiasta a quienes hayan entrado en la apatía, o a quienes se encuentren en un momento de duda existencial. La sensación de angustia por el paso inexorable del tiempo se percibe en su obra, casi se palpa. Podría decirse que la pérdida del tiempo, siendo la sustancia de la que está hecha la vida, es para Whitman el peor pecado que el hombre puede cometer contra sí mismo.

Aunque es indiscutible que fue la película ‘El club de los poetas muertos (1989)’, la que hizo de este poema una referencia tan popular. Carpe diem ¡Oh capitán, mi capitán!

No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas.

Carpe Diem, aprovecha el día de hoy.

FUENTES:

No te detengas de Walt Whitman

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.