Meditaciones guiadas del lamrim 35º

Bhikshuni Thubten Chodron

La gran resolución y la intención altruista (Bodichita)

  1. Para generar la gran resolución, toma la determinación de hacerte responsable de liberar a todos los seres sintientes de la existencia cíclica y de conducirlos a la budeidad. Esto es, toma el compromiso de convertir en realidad los objetivos de tu amor y compasión.
  2. Para generar la intención altruista, contempla el hecho de que estarás mejor equipado para trabajar para el beneficio de los demás, cuando tu propia compasión, sabiduría y habilidades estén completamente desarrolladas. Por tal motivo, genera la aspiración de lograr la iluminación completa —el estado en el que todas las contaminaciones se han erradicado por completo y todas las buenas cualidades se han desarrollado en su totalidad— para poder beneficiar a los demás de la mejor manera.

Conclusión: Siéntete alegre porque has generado la bodichita (la intención altruista).

Ahora que hemos generado la bodichita, debemos dedicarnos a desarrollar las seis actitudes de largo alcance (las seis Cada actitud de largo alcance debe practicarse junto con las otras. Por ejemplo, la ética de la generosidad significa no dañar a los demás mientras les das. La paciencia de la generosidad quiere decir que no te enojas si aquellos a los que les das son desagradecidos o groseros. El esfuerzo gozoso de la generosidad es deleitarse con el dar. La concentración de la generosidad es mantener una intención altruista mientras das, así como dar sin distracción. La sabiduría de la generosidad es reflexionar sobre la vacuidad del círculo de tres. La integración de la práctica de cada actitud de largo alcance en las otras puede comprenderse a partir de este ejemplo.

La actitud de largo alcance de la generosidad

La generosidad es el deseo de dar nuestro cuerpo, posesiones y potencial positivo a los demás, sin ninguna intención de recibir nada -ni siquiera reconocimiento- a cambio. Los tres tipos de generosidad son:

  1. Dar posesiones materiales a quienes las necesitan, sin importar si se trata de conocidos, extraños o personas que nos agradan o no nos caen bien.
  2. Dar protección a aquellos que se encuentran en peligro, como viajeros, insectos que se ahogan en el agua, niños que pelean, etc.
  3. Dar consejos sabios y enseñanzas de Darma al que lo necesite. Esto incluye ayudar a que se apacigüen los amigos que están enojados, recitar plegarias y mantras en voz alta para que los animales que están cerca las puedan escuchar, guiar meditaciones y enseñar el Darma.

Para cada una de éstas:

  • Piensa en lo que puedes dar.
  • Considera a quién le puedes dar y cómo puedes hacerlo.
  • Cultiva una intención altruista y luego imagínate dando./li>

Meditar de esta manera te prepara para que realmente puedas dar en tu vida diaria.

Conclusión: Piensa qué, cómo y a quién le puedes dar y regocíjate por la oportunidad que tienes de hacerlo.

La actitud de largo alcance de la generosidad (download)

https://thubtenchodron.org/2001/01/meditaciones-guiadas-del-lamrim/4/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.