Bill Gates dice NO a compartir fórmulas de las vacunas con los países menos desarrollados

Bill Gates fue objeto de críticas por parte de los activistas por la justicia social el domingo pasado, después de argumentar que levantar las protecciones de patentes y compartir las «recetas» para las vacunas contra COVID-19 con el mundo para fomentar un aumento masivo en la fabricación y la distribución, es una mala idea.

Cuando se le preguntó directamente durante una entrevista con Sky News si pensaba que «sería útil» que se compartieran las recetas de las vacunas, Gates respondió rápidamente: «No».

Cuando se le pidió que explicara por qué no, Gates, cuya enorme fortuna como fundador de Microsoft se basa en gran medida en las leyes de propiedad intelectual que convirtieron sus innovaciones de software en decenas de miles de millones de dólares en riqueza personal, dijo: «Bueno, hay pocas fábricas de vacunas en el mundo, y la gente se toma muy en serio la seguridad de las vacunas. Por lo tanto, trasladar algo que nunca se había hecho —trasladar una vacuna, por ejemplo, de una fábrica [de Johnson & Johnson] a una fábrica en la India—, es novedoso. Pero es solo gracias a nuestras subvenciones y experiencia que eso puede suceder».

La referencia es a la fábrica Serum en India, el instituto de este tipo más grande del país, que tiene contratos con AstraZeneca para fabricar su vacuna COVID-19, conocida internacionalmente como Covishield.

Lo que está frenando «las cosas» en términos del lanzamiento global de la vacuna, continuó Gates, «no es la propiedad intelectual. No es como si hubiera una fábrica de vacunas inactiva, con aprobación regulatoria, que fabrica vacunas mágicamente seguras. Se tienen que hacer la prueba de estas cosas. Cada proceso de fabricación debe ser analizado de una manera muy cuidadosa».

Sin embargo, los defensores críticos de un cambio sólido e inmediato en las protecciones de la propiedad intelectual en la Organización Mundial del Comercio cuando se trata de las vacunas COVID-19, emitieron acusaciones mordaces de la defensa de Gates del status quo.

Nick Dearden, director ejecutivo de Global Justice Now, uno de los principales grupos asociados en una coalición internacional que pide exenciones de patentes de la OMC en una reunión crucial del organismo mundial el próximo mes, caracterizó los comentarios de Gates, y el marco ideológico detrás de ellos, como «repugnante».

«¿Quién nombró a este multimillonario jefe de salud global?», preguntó Dearden. «Oh, sí, él lo hizo».

El periodista Stephen Buryani, quien el sábado escribió una columna en profundidad en The Guardian sobre la urgente necesidad de exenciones de patentes y el intercambio de tecnología, ofreció una visión igualmente negativa de los «horribles» argumentos del multimillonario en contra de compartir la tecnología de la vacuna.

Gates, acusó a Buryani, «actúa como un optimista pero tiene una visión del mundo realmente deprimente».

Durante la entrevista de Sky News, el magnate dijo que «no era del todo sorprendente» que las naciones más ricas como Estados Unidos, Reino Unido y otras en Europa vacunaran a sus poblaciones primero. Dijo que eso tenía sentido porque la pandemia era peor en esos países, pero dijo que creía que «dentro de tres o cuatro meses la asignación de vacunas llegará a todos los países que tienen la epidemia muy severa».

Mira la entrevista completa a continuación:

Fuente: Salon. Edición: MP.

Bill Gates dice NO a compartir fórmulas de las vacunas con los países menos desarrollados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *