La joven que desarrolló acento irlandés tras una operación de amígdalas, y aún no se sabe por qué

amígdalas

Imagina que una mañana te levantas, entras en la ducha y cuando empiezas a cantar como de costumbre, de repente descubres que lo estás haciendo con acento irlandés. Y no porque la canción que entonas sea de The Cranberries, sino por una operación de amígdalas.

Eso precisamente fue lo que le pasó recientemente a una joven australiana, cuya historia podemos ver en varias publicaciones de su cuenta de Tik Tok. El suyo es un caso de Síndrome del acento extranjero, una rara condición de la que apenas se han documentado 100 casos en el mundo. 

Pero lo raro es que normalmente se da tras una lesión cerebral, no por una operación de amígdalas o de cualquier otro tipo.

Acento extranjero por una operación de amígdalas

La joven, llamada Angie Mcyen, no experimentó su cambio de acento nada más salir del hospital. En realidad, fue unos días después, cuando se levantó y, sin hablar con nadie, fue directa a la ducha. Percibió que su forma de hablar cambiaba a medida que cantaba, pero no es ninguna experta en acentos, por lo que no sabía de dónde procedía el que de repente parecía haberse apoderado de su voz. Fueron amigos y familiares quienes, al escucharla, lo relacionaron con el acento irlandés.

Afortunadamente, poco después, su forma de hablar habitual volvió, por lo que pensó que todo se había solucionado. Pero no, a medida que mantenía una conversación su voz mutaba hasta volver a ese curioso tono irlandés.

Ya ha concertado cita con un neurólogo, para buscar qué pudo ocurrir en la operación de amígdalas para que se produjera este efecto. De momento, parece un caso del curioso síndrome del acento extranjero. ¿Pero en qué consiste este exactamente?

Un síndrome poco habitual

Por lo general, el síndrome del acento extranjero se da en personas con lesiones en las regiones del cerebro vinculadas al habla. En realidad, no hace que un inglés hable de repente como un francés o un sueco como un brasileño. Ni tampoco convierte a las personas en políglotas. Ojalá. Se trata más bien de alteraciones en los movimientos de la lengua o la mandíbula, que generan en el oyente la sensación de un cambio de acento. De hecho, es un caso de pareidolia, como cuando vemos formas de animales en las nubes o caras asustadas en los enchufes.

A veces, es algo reversible, que remite a medida que se recupera la lesión cerebral. Sin embargo, en el caso de esta chica no está claro ni siquiera cómo ocurrió. ¿Qué pudo pasar durante la operación de amígdalas para provocarle este efecto?

Será necesario esperar a que le realicen las pruebas pertinentes para saberlo. Al menos, es un consuelo saber que no tiene ningún otro síntoma. Simplemente, en ciertos momentos parece una extranjera en Australia. Es raro, pero no es grave.

La joven que desarrolló acento irlandés tras una operación de amígdalas, y aún no se sabe por qué

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *