La verdadera inteligencia

Estamos hechos de inteligencia. Somos inteligencia pura, y al no percibirlo, nos perdemos de lo que somos y también nos perdemos en la ilusión.

Así clasificamos a las personas, animales u otros seres, de inteligentes o poco inteligentes, y al mismo tiempo los dividimos entre animados e inanimados, lo que significa con alma o sin alma. Como si pudiera haber algo sin alma. Tras las apariencias hay ámbitos en donde habita el alma de todo. Ya sea del reino animal, vegetal, mineral, humano o angélico.

Innumerables entidades constantemente se están creando con la energía de la Consciencia infinita. La Mente Cósmica y todas las mentes, aparentemente individuales, en su movimiento, crean inteligentemente. La Inteligencia lo abarca todo ya que es la sustancia con la que todo se está creando en la dualidad o temporalidad.

Abrirse a la Conciencia siempre inteligente supone expandirse ilimitadamente…entregarse al infinito.

La Inteligencia incluye todos los planos, ya que la realidad es holística. La Conciencia crea todas las formas, todos los mundos en la Unidad, que está presente en cada punto del universo en el que ponemos la mirada y se expresa inteligentemente. Así, la inteligencia atraviesa todas las capas de la apariencia, siendo manifestación de lo absoluto.

No nos hemos dados cuenta de lo que implica el que todo esté en todo, pero supone ampliar la conciencia hasta que ardan en el fuego de la Inteligencia las percepciones de separación, ilusión, conceptos y estructuras mentales que lo fragmentan todo.

Se trata entonces de ascender hasta donde “solo Dios basta”, dicho místicamente.

Para ello, ya consideramos que hemos de purificar la mente, y lo único que la purifica es la Luz.

Nos basamos demasiado en la mente que calcula, analiza y fragmenta, y dejamos de lado la intuición que proviene de esa Luz que todos somos. Todo está hecho de Luz. Contemplando cada vez más sin interferencia de la mente, descubrimos lo sagrado de cada elemento de este universo.: un grano de arena, una hoja, una célula, un átomo.

Es la contemplación silenciosa la que nos lleva entonces a un estado interior de apertura total.

Si en lugar de expandir nuestra mirada la empequeñecemos con interpretaciones, doctrinas, creencias, u opiniones…sucede lo contrario, nos vamos separando de esa Unidad que lo contiene todo, y perderíamos la Inteligencia total, cayendo en apegarnos a las formas, en adorar lo aparente.

Mientras no captemos lo esencial, la Inteligencia de la que todo está surgiendo, la Luz que todo lo crea…no evolucionaremos hacia lo profundo de nosotros mismo, hacia la Presencia de lo Eterno.

No existen separaciones limitativas en la Luz. En la parte, está el Todo.

Indaga en tu interior hasta descubrir qué eres más allá de lo cambiante.

Atravesemos esa mente sensorial que se mueve en el espacio-tiempo, para encontrarnos con LO QUE ES: una realidad hecha de conciencia inteligente.

 No limitemos la inteligencia a la razón, pues, pondríamos murallas a la Inteligencia Infinita y sagrada.

La Luz se expresa en lo ilimitdo, en la infinitud…en infinitas manifestaciones, infinitos mundos y dimensiones en perpetuo movimiento, teniendo como eje un punto inmóvil: lo Absoluto o Dios.

http://elblogdetahita.blogspot.com/2021/06/la-verdadera-inteligencia.html

1 comentario en “La verdadera inteligencia

  1. Nada existe.
    Todos es vanidad (evanescencia,inmaterialidad),todo es holográfico,intemporal,mental.
    Tú existes por que YÓ estoy aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *