Una superviviente del derrumbe del edificio en Miami asegura que una voz sobrenatural le salvó la vida

derrumbe edificio miami 850x491 - Una superviviente del derrumbe del edificio en Miami asegura que una voz sobrenatural le salvó la vida

Muy pocos conocen la historia de Ron DiFrancesco, un trabajador del World Trade Center el 11 de septiembre. DiFrancesco estaba en el piso 84 de la Torre Sur cuando impactó el segundo avión. Trató de bajar la escalera, pero se vio obligado a arrastrarse para evitar un fuego intenso y un humo denso. Fue entonces cuando recuerda haber sentido que algo le agarraba la mano y lo guiaba hacia la salida de forma segura. DiFrancesco fue la última persona en abandonar la Torre Sur antes de que colapsara.

Expertos en la materia dicen que lo que experimentó DiFrancesco fue el factor tercer hombre, un fenómeno que ocurre en situaciones extremas, siempre en momentos de muerte. Aquellos que lo experimentan dicen que tienen la extraña sensación de que un ser invisible interviene en un momento crítico, cuando las personas están muy estresadas o se baten entre la vida o la muerte. Las explicaciones científicas detrás del factor tercer hombre van desde reacciones bioquímicas hasta una inusual actividad cerebral. Sin embargo, debido a la falta de explicaciones algunos dicen que claramente hay una explicación espiritual. Y ahora tenemos otro caso de una persona que ha experimentado el factor tercer hombre.

Ángeles de la guarda

Un edificio en Surfside, Florida, se derrumbó parcialmente el 24 de junio, dejando al menos 24 personas muertas y otras 124 personas desaparecidas hasta el sábado. Los equipos de búsqueda y rescate continúan trabajando en los escombros de Champlain Towers South, pero no se han encontrado víctimas vivas desde la mañana del colapso. Y una de los supervivientes es Maria Iliana Monteagudo, quien acaba de mudarse a Surfside. Usó todo el dinero que tenía después de su divorcio, 600.000 dólares, para comprar su apartamento número 611, en diciembre. Estaba encantada con las vistas al mar y los amables vecinos.

“Me gustó el apartamento, buenas vistas, un precioso edificio”, dijo Monteagudo al periódico The Seattle Times“Nadie me dijo nada malo al respecto. Compré el apartamento a ciegas. Todos omitieron la realidad.”

edificio miami voz sobrenatural - Una superviviente del derrumbe del edificio en Miami asegura que una voz sobrenatural le salvó la vida

Pero si uno de los muchos pequeños momentos de la última noche de Monteagudo en su apartamento de Surfside hubiera sido diferente, dijo que hoy no estaría viva. Sus tarjetas de crédito y pastillas ya estaban en su bolso, revisó la puerta de su balcón y encendió la vela de la Señora Guadalupe, considerada un símbolo nacional para los mexicanos y mexicoamericanos, así como una importante figura católica. Se fue a la cama, pero alrededor de la 1:00 de la madrugada la despertó lo que ella llamó una “fuerza rara”.

“Es como si algo sobrenatural me despertara”, recordó Monteagudo. “Sentí algo extraño y pensé: ‘Oh, me olvidé de cerrar la puerta corrediza del balcón y el viento está haciendo el ruido’. Traté de cerrar la puerta corredera y sentí que el edificio se movía. La puerta no se cerraba.”

Entonces Monteagudo escuchó un fuerte estruendo. Había una línea en la pared que descendía desde el techo, de unos dos dedos de ancho.

“Luego comenzó a ensancharse cada vez más mientras miraba”, continuó explicando Monteagudo. “Algo me dijo, tienes que correr. Tienes que correr de inmediato. Corrí a mi habitación, me quité la bata y me puse cualquier vestido y sandalias. Corrí a la mesa del comedor, cogí mi bolso y mis tarjetas de crédito. Cogí la llave, apagué la vela que enciendo todas las noches por Guadalupe de México. Apagué la vela, por si acaso.”

Monteagudo corrió hacia las escaleras, descendiendo rápidamente. Entre el sexto y el cuarto piso, hubo un ruido, y se dio cuenta de que el edificio se estaba derrumbando. A la mujer le preocupaba que la aplastaran.

“Pensé que si estaba bajando y bajando, bajando, bajando como un efecto dominó”, detalló Monteagudo. “Tenía miedo de que me aplastaran. Seguí gritando: ‘Dios, ayúdame, por favor ayúdame. Quiero ver a mis hijos, quiero ver a mis nietos, quiero vivir, por favor ayúdame, Dios ‘.”

Cuando Monteagudo finalmente escapó por una puerta, tenía agua hasta los tobillos y cables flotando alrededor de ella. Se encontró con un guardia de seguridad.

“Me dijo, ‘mamá, mamá, vamos, esto es un terremoto’”, agregó la superviviente. “Dije: ‘No, no es un terremoto, es el edificio que se está cayendo’.”

Había una pared que necesitaba trepar, luego un abismo de varios metros de ancho. El guardia de seguridad la instó a saltar.

“Pero no podía saltar”, enfatizó Monteagudo. “Vi un trozo de columna, puse un pie sobre ella, subí y me encontré en medio de la calle.”

derrumbe edificio en miami - Una superviviente del derrumbe del edificio en Miami asegura que una voz sobrenatural le salvó la vida

Fue entonces cuando Monteagudo salió del edificio en el área del parking de visitantes. Lo primero que pensó fue en todas las cosas que perdió: fotos de boda, fotos de la primera comunión, fotos del cumpleaños de los niños. También recuerda a una mujer de 80 años que vivía al otro lado del pasillo y que le dio la bienvenida cuando se mudó por primera vez hace meses.

“Lo perdí todo, no tengo pasado. Pero le doy gracias a Dios, todavía estoy viva. Pensé que estaba con su hijo ese día. Llamé a su nuera. Ella desapareció. No la han encontrado. Me siento tan mal. Les dije que me sentía tan mal. Lloro mucho, me siento tan culpable. Mucha gente sabía que había problemas en ese edificio. Este es un desastre que alguien podría haber detenido antes de que sucediera. Y luego está el impacto. No puedo creerlo. Simplemente no puedo creerlo. No sé qué me pasará ahora”, concluye Monteagudo, frotando una imagen de la Virgen de Guadalupe que cuelga de un collar, una de las pocas pertenencias personales que le quedan.

Sin duda alguna se trata de un nuevo caso del llamado factor tercer hombre, que algunas personas lo consideran Dios, otras lo llaman energía espiritual o conciencia divina. Independientemente del nombre, si crees en algo más grandioso, más poderoso y más significativo que el ámbito físico, es probable que se trate de un ángel o una entidad de otro plano de existencia.

Según expertos en la materia, uno de los primeros signos de ángel de la guarda que puede experimentar es sentir que nunca estás solo. Sin embargo, aunque esto puede sonar un poco desconcertante, puedes sentir que te vigilan o que hay una presencia a tu alrededor. En algunos casos, un ángel de la guarda puede presentar una presencia más física o sustancial. Depende de lo abierto que estés a recibir estos mensajes y de lo que el ángel de la guarda quiera decirte o mostrarte. Esto puede surgir mediante voces, destellos de luz u orbes flotantes de color. Sea como fuere, se trata de una manera para llamar su atención. Y tal vez esto mismo es lo que le ocurrió a Maria Iliana Monteagudo.

¿Qué opinas sobre la experiencia de Monteagudo? ¿Se trata de una ayuda espiritual?

https://www.mundoesotericoparanormal.com/superviviente-derrumbe-edificio-miami-voz-sobrenatural-salvo-vida/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *