Leo, orgullo y dramatismo…

Este jueves 22 de julio, a las 10:28 de la mañana, hora de Venezuela (14:28 hora universal) el Sol entra en el signo de Leo, donde estará hasta el 22 de agosto. Es un ciclo propicio para desarrollar el amor propio y la autoestima, y asumir posiciones de liderazgo; hay en el ambiente una plenitud que nos permite desarrollar nuestros talentos creativos. Es el mes en el que gobierna el Sol, y podemos conectarnos con su energía.

El Sol es el centro de nuestro sistema solar y su efecto en nosotros hace que destaquemos nuestra capacidad para ser organizadores; este astro representa nuestra consciencia, el saber que existimos, por tanto, cuando Leo domina en el ambiente, es un momento ideal para reafirmarnos como seres con conciencia, con capacidad de transformar el mundo que nos circunda.

Cuando hablamos del influjo de Leo, no nos referimos sólo a los que nacieron bajo este signo, pues todos tenemos una parte de las 12 franjas zodiacales en nuestros respectivos mapas astrológicos, de manera que en cada uno de nosotros hay un punto donde somos de Leo; además, todos albergamos al Sol en algún lugar de nuestra carta astral, y desde ese punto emana sus energías a nuestra personalidad.

Leo, como dijimos, es la franja del zodíaco que está regida por el Sol, el astro rey, rector de nuestro sistema solar, de allí que la analogía se encamine a considerar a los Leo como líderes, como seres a los que les gusta ser centro de atención, y con cualidades para destacar y brillar en las actividades que realicen.

Leo es un dominador nato, en su liderazgo hay sentimiento y comprensión; los de este signo han nacido para ser servidos y es por esto que usualmente exigen servicio y atención sin aparente esfuerzo, pues les resulta más fácil dar órdenes que recibirlas.

Leo da caracteres orgullosos, ese orgullo es fácilmente herido y se resiente de cualquier afrenta a su dignidad; sin embargo, la compasión puede hacerle olvidarse a veces de su orgullo, y es capaz de sorprendentes actos de amabilidad y consideración.

Un Leo sólo se siente bien realmente, si está rodeado de un entorno bello y lujoso y en compañía de personas refinadas y de buena posición social, sin embargo, siempre aprecia a alguien que tenga algo interesante que decir.

Le complace intercambiar opiniones con los pensadores originales y le resulta difícil tolerar un entorno sórdido e inculto; Leo se alimenta de adulaciones y el orgullo es el sostén de su alma; para realizar mejor su trabajo debe recibir aprobación y aceptación.

Leo posee un fuerte sentido dramático, y esta cualidad está tan dentro de él que con frecuencia no se da cuenta de ella; en este caso, interpretará inconscientemente un papel, pues siempre puede cubrir sus deficiencias actuando ante el público. Leo tiene un gran magnetismo personal y es raro que no esté rodeado de amigos y admiradores.

Ilustración: Pedro González Rondón

http://galeriapetrograph.blogspot.com/

http://termometrozodiacal.blogspot.com/2021/07/leo-orgullo-y-dramatismo.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *