Principal científico nuclear de Irán fue asesinado por un robot armado en una operación planificada desde hace mucho tiempo

Principal científico nuclear de Irán fue asesinado por un robot armado en una operación planificada desde hace mucho tiempo
El científico, considerado uno de los fundadores del programa nuclear de Irán, fue asesinado cerca de Teherán el 27 de noviembre de 2020. Si bien ningún estado u organización se atribuyó oficialmente la responsabilidad de su asesinato, el exjefe del Mossad, Yossi Cohen, insinuó este verano la participación de Tel Aviv.

El científico nuclear iraní Mohsen Fakhrizadeh fue asesinado por una ametralladora robot equipada con inteligencia artificial y numerosas cámaras y capaz de disparar 600 disparos por minuto, informó The New York Times el sábado.

Según el informe, el científico fue asesinado en una emboscada por un francotirador del Mossad que operaba desde un lugar no identificado a una gran distancia utilizando tecnología satelital. Las balas fueron disparadas por una ametralladora en una camioneta con cámara colocada para que su automóvil pasara cerca.

Los detalles recién surgidos sobre el asesinato contradicen los informes de los medios de comunicación en los días posteriores al incidente mortal. Inicialmente, después del asesinato, los medios de comunicación circularon una versión en la que afirmaban que el asesinato fue llevado a cabo por un gran escuadrón de ataque, y los «testigos» no identificados del asesinato alegaron que habían escuchado un tiroteo violento en esa zona.

El NYT, sin embargo, afirma que se utilizó un robot armado para ejecutar a Fakrhizadeh, supuestamente desarrollado con inteligencia artificial. El uso de IA sirvió para explicar un retraso de 1,6 segundos entre el lugar de la muerte y el francotirador, así como los movimientos causados ​​por las balas disparadas y el movimiento del automóvil de Fakhrizadeh. El uso de la tecnología armada significó que el operador pudo acertar en su objetivo previsto mientras dejaba a la esposa de Fakhrizadeh, en el asiento del pasajero junto a él, ilesa.

Un segundo automóvil de vigilancia camuflado estaba estacionado antes a lo largo de la ruta, cerca de donde el automóvil de Fakhrizadeh realizaría un giro en U para girar por la carretera hacia su residencia de campo en Absard, al este de Teherán.

Según el informe, las cámaras del vehículo armado identificaron a Fakhrizadeh y señalaron su ubicación dentro del vehículo, en el asiento del conductor junto a su esposa, y transmitieron estos datos al operador. Un minuto después del disparo del primer disparo, el asesinato fue completo.
El operador disparó 15 tiros al científico, quien murió en brazos de su esposa, según los informes.

Años de planificación y falta de tiempo
El plan de Tel Aviv para asesinar a Fakhrizadeh estuvo en proceso durante años, con numerosos planes previos considerados sobre la suposición israelí no probada de que estaba liderando una carrera de armas nucleares en Irán, según el NYT.

Como era probable que el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no fuera reelegido, la estrategia se volvió más agresiva, ya que las agencias de espionaje israelíes creían que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, volvería al Acuerdo Nuclear de Irán.

El medio declaró que si Israel quería matar a un alto funcionario iraní, una acción que podría iniciar otra guerra, necesitaba la aprobación y protección de Estados Unidos, dado que Trump y el primer ministro israelí Netanyahu compartieron públicamente puntos de vista similares sobre Irán.

«Eso significaba actuar antes de que el Sr. Biden pudiera asumir el cargo. En el mejor de los casos de Netanyahu, el asesinato descarrilaría cualquier posibilidad de resucitar el acuerdo nuclear incluso si el Sr. Biden ganara», enfatizó el periódico.

Según el informe, el arma, basada en una ametralladora FN MAG y unida a un aparato robótico, pesaba alrededor de 900 kg cuando estaba completamente terminada, y tuvo que ser desmontada y transportada en pedazos antes de volver a ensamblarla cerca del lugar de la matanza y colocarse en una camioneta pickup Zamyad.

El visto bueno para el asesinato se dio a la tripulación de armas en la madrugada del mismo día.

Fakhrizadeh fue presuntamente advertido por servicios especiales sobre un inminente intento de asesinato y se le pidió que no viajara. Pero, según los informes, el científico se negó, citando su deseo de impartir clases en la Universidad de Teherán al día siguiente.
El medio afirma que los asesinos se infiltraron en el círculo íntimo del científico, lo que hace posible predecir la ruta y la hora del viaje de Fakhrizadeh.

Inmediatamente después del asesinato, la camioneta azul Zamyad supuestamente explotó, pero no como estaba planeado, ya que el arma fue arrancada del automóvil, lo que permitió a Teherán reconstruir los hechos.

Irán se ha visto sacudido por una sucesión de ataques de alto perfil en los últimos meses, que, además de matar a funcionarios y destruir instalaciones nucleares, ha revelado la extensa red de cómplices de Israel dentro de Irán.

Fuente

https://es.news-front.info/2021/09/19/principal-cientifico-nuclear-de-iran-fue-asesinado-por-un-robot-armado-en-una-operacion-planificada-desde-hace-mucho-tiempo/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *