LUNA LLENA en Piscis – 20 de Septiembre 2021

Si miramos el simbolismo de los Símbolos Sabianos, de acuerdo con Dane Rudhyar, el grado 28 de Piscis corresponde a: “Un jardín fértil bajo la Luna Llena”

Un jardín fértil en invierno, sigue siendo un jardín fértil aunque en ese momento no crezca nada. Un tramo de tierra estéril es estéril solo durante los tiempos estériles. Puede florecer y florecerá de nuevo. Parece necesario que, en la vida humana, pasemos por tales ciclos para ponernos en sintonía con la tierra. La Astrología como pocas ciencias nos habla de ciclos, inevitables, constantes, necesarios.

A veces tienes que ir a la quiebra antes de entender de qué se trata la riqueza. A veces, hay que retroceder para poder avanzar en la dirección deseada, a veces nos encontramos en esa quietud antes de la tormenta. A veces debemos perder algo, para darnos cuenta de su importancia. A veces, tienes que rapar tu cabeza para dejar que tu cabello vuelva a crecer de forma natural. Los árboles y las flores deben ser podadas hasta la raíz, para que vuelvan a crecer en todo su esplendor.

Esta Luna Llena a 28º Piscis 14′ coincide con el equinoccio de Invierno-Verano,  días en que el Sol está exactamente sobre el Ecuador, lo que hace que día y noche tengan más o menos la misma duración. La palabra ‘equinoccio’ viene del latín y significa precisamente ‘igual noche’. En estos momentos la parte de la Tierra más cercana al Sol es el Ecuador. En el Hemisferio Norte, pasamos del Verano al Invierno y el HS, lo contrario, comienzan el Verano. hay un sentimiento de expectativa para los equinoccios: “Que se traerá este Verano? Que nos traerá este Invierno? Por supuesto que en realidad entramos en la Primavera y el Otoño, ese espacio antes del Verano y antes del Invierno. esa transición entre el Calor y el Frío. Es un momento de expectativa y de agradecimiento. Salimos o de los grandes calores o de los grandes fríos, sentimos el cambio, normalmente esperado con anticipación. También es el momento de la calma antes de la tormenta, o cuando la tierra pasa de la frondosidad a la caída de las hojas o en el Sur de lo estéril al nuevo renacer. Hay un momento de quietud, donde todavía no pasa nada pero sabemos que pasará. El mensaje de esta Luna Llena, es de anticipación por lo que vendrá, aunque aún no esté manifestándose. Sabemos que lo hará.

Hay poder interior en Piscis 28… y todos los símbolos mutables de 28 grados (Géminis, Virgo y Sagitario). Pero es un poder conectado a la tierra, a la vida, y no sigue planes concebidos, habrá sorpresa. Vivir en contacto con los ciclos como lo propone la Astrología, cuya propuesta (contrario a lo que muchos piensan) es de RE-conectar con la Diosa, con la Naturaleza, es comprender que todos estos proceso son necesarios, para poder volver a renacer, a arrancar, a crear. Los momentos de más quietud, desesperante para muchos, son necesarios para que podamos RE-dirigir nuestra creatividad, nuestro camino. Justamente unos días después de esta Luna Llena comienza el último Retrógrado de Mercurio del año, retrogradará en Libra: del 27 de septiembre de 2021 hasta el 18 de octubre de 2021. Éste proceso nos ayudará aún más a retirarnos a nuestro interior (particularmente en el Otoño, en el HN) para procesar esto que termina, y visualizar lo que comienza, para que podamos meditar sobre el próximo paso a dar. Al final de Piscis estamos completando la rueda zodiacal, para volver a iniciar el camino, que nos propone el ángulo Aries-Libra.

Esta es una Luna Llena conectada con Marte, que se encuentra a unos 5º del Sol, por tanto oponiendo la Luna, el impulso que nos otorga el planeta rojo al encontrarse con el Sol es el de lanzarnos a la búsqueda, a la sobrevivencia, por encima de todo, pero la Luna, nos pide cautela, nos habla de conectar con nuestro lado salvaje en nuestro interior, no en el afuera. Este es un buen momento para viajar al encuentro de nuestro animal totem, esa especie que nos nutre, que admiramos, que nos gusta y con quien deseamos encontrar y conectar. En su magnífico libro “Mujeres que corren con lobos”, Clarisa Pinkola Estés nos invita a la búsqueda de esa “bestia interna” que puede ser un tortuga, o un lobo, o un oso, o un pájaro, o una hormiga, el cisne, el patito feo, no importa el tamaño, pero que esencialmente nos conecta con nuestra naturaleza salvaje que tiene conexión directa con la Diosa y nos RE-Conecta con el Todo. Son muchas las dimensiones de conexión con los demás. Puede ser cultural, racial, nacionalista, religiosa, de género, a través de un deporte, pero también desde esa especie con quien nos identificamos. Las mujeres lobos, sentimos esa conexión aunque el color de la piel, las ideas políticas o la religión sean diferentes. Los hombres oso también, los ciervos, los conejos, etc, etc. Es este tipo de conexión que esta Luna Llena nos llama a evocar. Que bestia salvaje llevas dentro? Lo sabes? La riqueza que ganarás al averiguarlo es inigualable, pues muchas de estas especies llevan en la Tierra, mucho más tiempo que nosotros y tenemos mucho que aprender de ellas, que no han perdido su conexión con la Diosa.

Mercurio, antes de ponerse retrógrado, por tanto hará esta conexión 3 veces de aquí al 3 de Noviembre, se encuentra en una T-cuadrada cardinal, oponiendo a Eris y en cuadratura a Plutón, desde los 24º de Libra (Plutón en Cap y Eris en Aries) Esta es una imagen de la lucha de nuestra mente de conectar con nuestra individualidad al mismo tiempo que seguimos conectados al todo. La Luz del Sol (como dice Diana Mahon Collis) se divide en un calidoscopio de colores, para retornar a la luz blanca original. Por eso por una simple gota de agua atravesada por la Luz Solar podemos ver un arcoiris. Pero este dura muy poco y luego retornamos a la luz original que une el todo. El dividirnos para retornar al todo, el individuarnos para volver al grupo, el nacer, para volver al Edén. Este es un concepto Piscis. Todos somos UNO, aunque luchemos por individuarnos. En esencia, el río antes de volver al océano, puede recorrer un largo camino donde comprende y disfruta de lo magnífico de sus aguas dulces. En algún aspecto de nuestras vidas Todos nos hemos sentido o nos sentimos “ninguneados”, no invitados, que nos perdemos la fiesta, esa es la voz de Eris que en este momento nos pide que transformemos ese sentimiento, ayudando a aquellos que realmente no están invitados a la fiesta : los marginados, los inmigrantes, los refugiados, los trans, los más pobres, los diferentes, etc, etc. Ellos también se merecen un lugar en este planeta y aquí Piscis nos repite: Todos somos UNO, a todos en algún momento de nuestras vidas nos ha tocado sentirnos fuera, no invitados. Piscis nos recuerda la Compasión, por el que tiene menos, por el desgraciado, por el enfermo.

Venus también contacta con Eris para esta Luna y con Saturno, algo nos pide cautela y meditación. Aquello que no me gusta, por qué será? Esta no es un Luna Llena superficial, es una Luna para hablar profundamente, para unirnos a otros desde el alma, para que comprendamos que este lío en el que estamos metidos lo debemos arreglar entre todos, no esperando que “ellos” lo resuelvan. Este es un momento sagrado, profundo, no lo desperdicies, perdiendo tiempo. Si pierdes tiempo, pierdes vida. Ama, cambia, colabora, ten paciencia.

Feliz Luna Llena en Piscis a todas y todos.

LUNA LLENA en Piscis – 20 de Septiembre 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *