¿Quiénes somos?

En el último artículo dejaba una pregunta aplazada ¿Quiénes somos?

Un vez que intuimos la matrix que nos rodea, que nos muestra una realidad diferente en la que nuestro  propio cerebro contribuye, es normal preguntarse dónde estamos, donde está nuestra consciencia, ¿Quiénes somos?

A  lo largo de la Historia, el hombre  ha buscado una localización exacta en el cuerpo, que nos defina como seres.

Nosotros podemos perder diferentes partes de nuestro cuerpo, sin que por ello dejemos de seguir existiendo y siendo conscientes.

La ciencia oficial piensa que nuestro yo, reside en una parte del cerebro que aún no ha descubierto.

¿Está entonces definido el lugar donde reside nuestra consciencia?

Para responder a esta pregunta debemos cruzar la línea del dogma científico.

Yo les diría que no, que la ciencia está equivocada, que el cerebro no es donde reside nuestro ser, nuestra consciencia.

Para ello bastaría con demostrar, que sin la totalidad de nuestro cuerpo seguimos siendo nosotros, y conscientes.

¿Podemos prescindir de todo nuestro cuerpo y seguir existiendo y siendo conscientes?

La respuesta es sí.

Y para demostrarlo existen miles y miles de testimonios, testados por personas de total credibilidad y demostrados hasta la saciedad y documentados en libros e investigaciones.

En el  blog hemos hablado muchas veces de las experiencias cercanas a la muerte, experimentadas por miles y miles de personas, certificadas por incontables equipos médicos  e investigadas y documentadas por libros como “Vida después de la vida”, “Vida después de la muerte”…

Me gustaría señalar especialmente los casos en los que el paciente sale de la habitación donde se encuentra y se traslada a otro lugar donde percibe cosas que después se pueden comprobar. Es decir se puede certificar que a una hora determinada el sujeto se encontraba en la cama de un hospital y al mismo tiempo describía algo que pasaba  fuera del hospital y que no sería posible, según la ciencia que él pudiera ver.

Esto ha sucedido miles de veces, sigue sucediendo cada día, normalmente en los hospitales donde la gente entra en paro cardiaco….

Con tal cantidad de testigos, de casos comprobables ¿Cómo es posible que la ciencia no se haya manifestado?

Para dar respuesta a estos hechos sería necesario aceptar que nuestra consciencia está fuera de nuestro cuerpo, que las religiones tienen razón, que tenemos un alma, cuerpo astral, ser espiritual, aura….

Y eso es, aún, demasiado intangible para la ciencia, a pesar de que muchos de los científicos sean también creyentes.

Se diría que hay una clara intencionalidad, de aislar lo espiritual y separarlo de todo lo científico y serio y demostrable.

Menos mal que, como dije antes, la ciencia va poco a poco aceptando lo inevitable.

Pero ¿Son sólo las experiencias cercanas a la muerte las únicas ocasiones en las que se ha demostrado que podemos prescindir de la totalidad de nuestro cuerpo?

La respuesta es no. Existen multitud de diferentes  situaciones en las que esto ha sucedido y sucede en la actualidad.

Las religiones, a lo largo de la historia han dado testimonio de casos en los que la ciencia debe admitir que algo sobrenatural, (yo diría extracorpóreo sucedió).

Uno de los casos más increíbles, por los testigos incrédulos, por la seriedad de las investigaciones, por los documentos existentes  y por las pruebas apabullantes e incontestables es el que se describe en un libro maravillosamente narrado y explicado, no podría ser de otra manera, tratándose de un escritor como Javier Sierra, autor que ya mencionamos en la primera de las páginas del blog ¿De dónde venimos?

Estoy hablando del libro “La dama azul”. En él se cuentan los hechos, rigurosamente ciertos, e increíbles donde una monja Sor Agreda, abandonaba su cuerpo, en su celda y se trasladaba hasta Sudamérica, donde en miles de viajes realizados logró convencer a los indios para que aceptaran y se convirtieran al cristianismo.

Los frailes que tenían la misión de predicar y juntar almas, se encontraron con el trabajo hecho y unos conocimientos del latín, de oraciones que no se podría explicar.

Así pues, les invito a leer esta obra donde podrán encontrar respuestas a la pregunta que planteamos hoy.

Además de esta investigación tan documentada y analizada existen otros casos en los que no se tuvo tanta pulcritud en la investigación pero que siguen siendo destacables y significativos.

Estoy hablando de la cualidad de bilocación (capacidad de estar en dos o más lugares a la vez) atribuida a muchos santos de la Iglesia Cristiana.

En muchos de ellos los testigos que manifiestan haber visto, hablado y hasta tocado en dos lugares muy distantes a la misma persona, son claramente descriptivos de cómo estas personas eran capaces de seguir siendo conscientes y deambular por lugares distintos a los que se encontraba su cuerpo material.

¿Existen otros casos demostrados de bilocación en los que no intervenga la iglesia ni los médicos actuales?

La respuesta es sí. Aunque es preciso admitir que la rigurosidad de las exigencias del método científico se aleja notablemente en estos casos.

Estoy hablando  de muchas tribus indias, separadas por miles de kilómetros y de sus costumbres ancestrales, con conocimientos que pasan de generación en generación, donde  se describen rituales en los que el chaman, o el grupo de gobierno de la tribu, realiza un ritual, generalmente con el consumo de hierbas llamadas alucinógenas y es en este factor donde se ha buscado la explicación,  y que facilita a ese grupo de elegidos para poder hablar con los espíritus, tener visiones del pasado y del futuro e incluso visiones del presente en otros lugares, ocupando temporalmente el cuerpo de un ave que al volar, les muestra cosas que después pueden comprobarse y cuyo conocimiento resultaría imposible de explicar para la ciencia.

Aquí entramos en otras preguntas que contestaremos en otros artículos.

¿Qué características tiene nuestra esencia, nuestra alma, nosotros mismos?

¿Podemos establecer contacto voluntario entre nuestro cuerpo y nuestro ser real?

¿Podemos nosotros, lectores del blog acceder a experiencias  que nos permitan mejorar nuestro futuro, nuestras vidas?

0 comentarios en “¿Quiénes somos?

  1. el ser ho la civilizaciones todas en general han
    carecido de tener la razon de queines somos como fuente de un aliciente para no sentirnos desprotegidos espiritualmente ho que viajamos astralmente hasta ciertos lugares donde hay ciertas respuestas para confortarnos sipcoplogicamente y al fin y al cavo de donde se parete se llega nosavemos de donde venimos y mucho menos para donde vamos pero todos quieren hacer una parada es en la eterna juventud cosa que no se va ha poder si el mismo hombre no ha podido fabricar el suministro de energia que es la sangre mucho menos no hemos de saver como se fabrica el agua el elemento primordial para mantener vivo el sistema bromotologico del ser humano en caso tal deque este elemento se agote solo hayalgo ser teoticos con un uso de razon terrenal no fuimos somos y nunca lo seremos

  2. Tiempo ha, personas muy allegadas a sus amigos, familiares y compañeros de cama, suelen enviar mensajes por transmisión de pensamientos. Una manera o forma, o como quiera llamársele, en mi caso, es que veo la figura de un hombre o una mujer pasar muy cerca de una habitación a otra, o hacer algún ruido capaz de alertarme por las característica del mismo, que no es el ruido común y corriente al cual estamos acostumbrados. También, cuando se enciende la luz del bombillo en tu cuarto o en el cuarto contiguo. Son fenómenos descriptibles para mí. La Naturaleza me ha enseñado viendo la cosa desde otro punto de vista, que cuando el agua del grifo esta muy tibia comparada con la temperatura normal de la misma, digo que habrá temblores, o terremotos en cualquier lugar de la tierra y se cumple este designio de la Naturaleza, como lo es en mi caso; suelo manifestarlo a mi hijo, o a alguna persona cercana y luego se em cofirma de que lo dicho, era correcto, de acuerdo a lo expresado, muchas veces, cuandoí veo alguna cara de alguna persona en cualquier circunstancia; la cara o cuerpo entero desplazándose, al rato, o al día siguiente, o un tanto después le veo caminar entre las personas en la calle, generalmente… Los perros cuando sienten algo anormal se inquietan de alguna forma y miran al infinito… No son cpaces de acudir a tu llamado mientras estan con esas inquietudes; algunos aullan con algún ruido diferente al acostumbrado y que es totalmente diferenciable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.