La radiación llega al mar mientras intentan reactivar el suministro eléctrico en Fukushima

El Gobierno japonés ha detectado elevados niveles de radioactividad en el agua marina cercana a la central nuclear de Fukushima, según ha informado la operadora TEPCO.

Los niveles de yodo y cesio son respectivamente 126,7 y 24,8 veces superiores a las normas establecidas por las autoridades niponas. No obstante, estas cifras no suponen un riesgo inmediato: «Se tendría que beber esta agua por un año entero para acumular un millisievert», asegura un funcionario de TEPCO.

El jefe del Gabinete del Gobierno japonés, Yukio Edano, se ha visto obligado a mandar realizar mayores análisis en las aguas niponas, por lo que expertos de la Agencia Japonesa de Ciencia y Tecnología Marino-Terrestre (Jamstec) realizarán esas mediciones en los próximos días mediante muestras de agua marina en ocho lugares.

Se tendría que beber esta agua por un año entero para acumular un millisievert A continuación, estas muestras serán analizadas por la Agencia Japonesa de Energía Atómica (JAEA) y los resultados serán publicados el jueves, 24 de marzo.

Según un comunicado del OIEA, los análisis incluirán la concentración de radionucleidos en el agua marina y el índice de su dosis, una información que ese organismo con sede en Viena difundirá también.

Miedo a la contaminación de alimentos

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha mostrado su preocupación por la venta de algunos alimentos procedentes de áreas cercanas a la planta, por tener niveles excesivos de radiación.

El lunes el Gobierno japonés prohibía la venta y distribución de leche fresca y espinacas en la prefectura de Fukushima y de las vecinas Gunma, Ibaraki y Tochigi tras el anuncio del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) de que que la radiación en algunas muestras de estos productos era “significativamente superior” a los niveles que Japón aprueba para consumo.

Las sospechas se centran ahora en el pescado y Noriyuki Shikata, director de comunicación de la oficina del primer ministro japonés, ha tenido que asegurar este martes a través de Twitter que «no hay posibilidades de que los productos marinos de la región fueran distribuidos en el mercado después del terremoto».

Reactivar el suministro eléctrico, el gran objetivo

La esperanza de devolver la electricidad a la planta de energía atómica de Fukushima se recupera gracias a los esfuerzos que se están llevando a cabo para controlar los seis reactores de la planta.

Han concluido con éxito las operaciones para conectar todos los reactores a fuentes externas de energía, aunque reactivar el suministro eléctrico puede llevar uno o varios días, puesto que antes hay que revisar el estado de todos los instrumentos y motores para evitar un cortocircuito que complicaría aún más las labores de los operarios.

La electricidad en los reactores 1 y 2 podría reactivarse el miércoles Éstos trabajan en situaciones extremas, rodeados de elevados niveles de radiactividad, a menudo a ciegas y en un panorama de tres unidades destruidas por explosiones de hidrógeno y una cuarta a causa de un incendio.

Según la televisión pública NHK, que cita a un portavoz de la Agencia para la Seguridad Nuclear, la electricidad en los reactores 1 y 2 podría reactivarse el miércoles y la de las unidades 3 y 4 el jueves.

Por otro lado, camiones de bomberos han retomado el vertido de agua en el reactor número 3, al tiempo que un vehículo especial utilizado normalmente para bombear cemento se centró en la unidad 4, donde preocupa la piscina de almacenamiento, que guarda una gran cantidad de combustible nuclear utilizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.