SEPTIMA CONCLUSIÓN NUESTRA RESPUESTA COMO RAZA

A la hora de concluir sobre nuestra respuesta ante un fenómeno tan importante y trascendental que determinará nuestro futuro, es necesario clasificar en grupos. Según la información y el estatus:

  • La población mundial.-  Nuestro comportamiento ante los avistamientos de ovnis es frustrante. Hemos pasado de una mentalidad religiosa, donde cualquier fenómeno extraño era cosa o de Dios o del diablo, según indicara  la iglesia; a una conducta dependiente, determinada por la información que se suministra en los medios gubernamentales, TV, Prensa, Radio. Somos esclavos de nuestras fuentes de información. Aunque veamos un ovni o un extraterrestre caminando a nuestro lado, nuestra actitud será ignorarlo.  Hasta que la noticia se divulgue. Tenemos miedo al ridículo, al qué dirán y además este tipo de temas, no interesan a la mayoría de la población.

Cuando somos nosotros los implicados y lo decimos a los demás obtenemos una respuesta a distancia, del resto de amigos, familiares y conocidos. Estos temas raros, parece que al final tú eres culpable de lo que te ha pasado.

Dicen, que los que gobiernan, no informan de la verdad para no producir el caos. Yo no lo creo. Tal y como está la situación, es perfecta para que el grupo en el poder siga con su predominio.

Si la economía va mal, la gente vota a otro partido, si aumenta el paro, puede haber huelgas, si aumenta la pornografía infantil, la gente colabora y denuncia a los pedófilos. Todas esas conductas, han sido favorecidas por los medios. Como las cámaras de seguridad “para nuestra protección”.

Pero, si la actitud de nuestros gobernantes nos lleva a una nueva destrucción, a un nuevo diluvio. Si los crímenes de nuestros jefes no se conocen; viviremos siempre en matrix. No entenderemos nada de lo que hay a nuestro alrededor, no sabremos de dónde venimos, a donde vamos, qué hacemos aquí. Y lo que es peor no nos importa.

La capacidad de madurez de nuestro pensamiento trascendente se encuentra en un nivel infantil. No pensamos en la muerte, o en el más allá y cuando lo hacemos, al igual que los niños, sentimos el miedo y nos escondemos de nuevo en la rutina de matrix.

Si al final, las predicciones fueran ciertas y el fin estuviera cerca, la mayoría de la humanidad, no sería inocente, sería culpable por omisión. ¿Cómo es posible que un partido de fútbol, pueda mover a un país o un continente, o incluso al planeta, y sin embargo el fenómeno ovni pase desapercibido.

Realmente nos merecemos lo que no depare el futuro, porque no habremos hecho nada para conocerlo o cambiarlo.

  • Los profesionales informados.- Son muchos, desde muy diferentes sectores, las personas que por su trabajo, han tenido acceso a una información o sucesos que le permitirían dar la voz de alarma.

Pilotos, astronautas, controladores de vuelo, trabajadores de las agencias gubernamentales, soldados, militares, policías,…  incluso los ufólogos, ya que en la mayoría de las ocasiones se dedican a investigar y difundir casos pero casi nunca dan una opinión completa de lo que está pasando. Siempre preocupados por tener todas las pruebas que demuestren. La justicia nunca aceptara las pruebas, aunque sean cristalinas, porque no hay justicia para algunos crímenes. Sólo una dictadura en cubierto que gobierna el mundo desde finales de la II guerra mundial.

Hemos visto como se puede torturar a los soldados hasta que su versión de los hechos sea la adecuada. Hemos visto como los astronautas y pilotos se pueden quedar sin trabajo si hablan.

También ha habido víctimas y héroes, que a pesar de todo esto fueron capaces de decir la verdad por encima de todo.


En el desierto de Nevada, hay una zona prohibida, en el país de las libertades, salvo que se tenga una acreditación casi imposible de conseguir.

Estamos hablando del área 51. Esta base era desconocida no sólo por la gente normal sino incluso por los representantes legítimos del pueblo.

Todos los que entran, hacen un juramento de silencio. Pero en 1989 un hombre que había trabajado en el área 51 decidió romper el silencio Bob Lazar.

Él dice “si estos objetos fueran americanos no estaríamos intentando saber cómo funcionan”.

Este hombre ayudó en el estudio de un platillo volante real que estaban investigando.

Su historia: primavera de 1989 Bob acude a un periodista y en una entrevista por televisión,  desvela todo. Que fue contratado para investigar un ovni y que el gobierno hará todo lo posible para evitar que hable. Que hacía esto por seguridad, así si le pasaba algo la gente sabría porque.

Nada más llegar a la base tuvo que rellenar un minucioso cuestionario de seguridad y firmar un juramento de silencio. En realidad en este acuerdo uno renuncia a sus derechos constitucionales. Como por ejemplo el derecho a un juicio si llega a revelar información confidencial.

Lo llevan a unos hangares camuflados que se llaman S4 le suministran información sobre un artefacto, un ovni. Bob pensó que se trataría de alguna prueba de seguridad.

Luego entran en el hangar allí estaba el platillo volante. Pensó que el gobierno quería fabricar un ovni. Pero a medida que examina la nave se da cuenta de que es un vehículo extraterrestre preparado para un ser más pequeño que nosotros.

Esa nave podía manipular el tiempo y el espacio. Bob quedo confuso. No pudo dormir desde entonces.

Lazar decía que existían además nueve naves más, aunque él nunca las vio, se limitó a trabajar en el modelo deportivo, como lo llamaban.

Su trabajo le obligaba a una disponibilidad las 24 horas del día. Lazar un amigo y su mujer se desplazan para ver una prueba del platillo. Ven la nave y sus increíbles piruetas.

El miércoles siguiente regresan para sacar fotos de la nave. Una semana después hicieron una tercera incursión y fueron descubiertos.

Los dejan ir, un sheriff los intercepta, los amenazan. Es despedido. Una campaña de intimidación se desata. Escucha disparos, de otro coche. Gente que lo acosa y persigue. Entonces decide ofrecer la entrevista.

Tras la entrevista hay nuevas amenazas. En 6 meses concede otra entrevista y luego más programas de tv.

Hay personas que organizan hoy en día excursiones para vigilar el perímetro de esta zona, por parte de los ciudadanos. Este es el ejemplo a seguir. Estos son los héroes.

Saben que los guardianes del área 51 te pueden disparar si más y ninguna agencia gubernamental podría entrar para investigar lo sucedido. Así están las cosas en el país de las libertades

Miles de personas que creen a Bob Lazar y están dispuestos a sacar la verdad y luchar por sus derechos y sobre todo, conocer la verdad de lo que está sucediendo, van desde todo el mundo y han establecido el perímetro del área 51 como lugar de reunión.

Gracias a Lazar, la historia del área 51, aunque sea a nivel de rumor ha llegado a la gran masa de la población. El gobierno ha tenido que admitir por la presión de la gente que en la zona existen una base con actividades especiales.

Este es el ejemplo a seguir.

A pesar de todo esto todavía hay gente dispuesta a dudar, Bob puede mostrar su nómina, pagada por el departamento de inteligencia de la marina. Los mismo que dicen que era mal estudiante y suspendía en Física.

.

  • El gobierno en la sombra. Cuando se produce la caída de un objeto o un episodio importante relacionado con los ovnis, se interviene de forma rápida. Hay una parte del ejército bien entrenada que sabe lo que hay que hacer. Los esfuerzos se basan no en conocer lo sucedido, sino en tapar, en condicionar a los testigos y estudiar las posibilidades de minimizar el impacto social.

Ese mismo gobierno, mantiene desinformados a presidentes. Pero sobre todo, han construido una historia falsa. Nos han metido en un mundo imaginario, que tiene que ver muy poco con lo que está pasando ahí fuera.

Es gente capaz de todo y que tiene un plan. En posteriores post analizaremos su influencia y sus objetivos.

Pero sigue habiendo también heroes ellos se llaman movimiento antiglobalización y protestan cada vez que se junta el G20, G8, G2 o el club Bilderberg.

Así pues, en la 7 conclusión nos encontramos delimitando más nuestro periodo actual.

  • Ellos a través del código de la Biblia, de Los calendarios Mayas y de una oleada creciente casi en forma de plaga de avistamientos en todos los lugares, fechas y formas posibles, nos avisan de que algo importante está a punto de ocurrir, algo que cambiará nuestra raza, quizá sea el fin, quizá un periodo diferente.
  • Al mismo tiempo descubrimos un gobierno mundial en la sombra, conocedor del fenómeno ovni que mantiene contactos con ellos, y empeñado en perpetuar su poder. Dispuesto a seguir manteniendo a la raza humana en la ignorancia en matrix.
  • Finalmente vemos como también existe un grupo de personas que se empieza a organizar para hacer frente a todo esto para descubrir la verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.