DEL MIEDO AL AMOR -Wayne W. Dyer

Cuando el amor no está presente en su vida, usted ha  permitido que el miedo entre donde el amor reside. Ha permitido que el ego reemplace a Dios.
La madre Teresa de Calcuta dice que el amor es el tema central de nuestra existencia. Ella escribió: «Con este propósito hemos sido creados: para amar y ser amados». Estas útiles palabras le recuerdan que comience a dominar su ego, pues usted está aquí con el propósito de amar y ser amado.
Si no está viviendo en amor, ello se debe a que tiene miedo. Necesita examinar con honradez sus miedos, y con amor.
Cuando lo haga, transformará sus miedos, mediante el amor, en amor. Abrirá dentro de usted un espacio que sólo puede ser ocupado por el amor. En este espacio tiene un propósito, recorrer el camino del yo espiritual. Pero primero tiene que ver cómo sustituir el miedo por amor.
Su ego fomenta de manera constante el miedo porque teme al auténtico amor. Este falso yo ayuda a convencerle de que, de alguna forma, usted está incompleto. Ésa es la fuente de todos los miedos. Así que usted, como mucha gente, intenta llenar ese vacío con las soluciones del ego.
Temeroso de que su vacío, su ser incompleto, quede al descubierto, dedica una gran cantidad de tiempo a crear una falsa imagen de felicidad. Pero si se detuviera y llevara a cabo una valoración realista, podría percibir que el sentimiento de ser incompleto es la llamada que le hace una parte de usted mismo que ha repudiado.
¿Qué puede no gustarle de la inteligencia universal que fluye a través de usted? Darle la bienvenida al ser espiritual que usted es, tener una experiencia humana y sentir el amor que hay en ella… ¿qué puede no gustarle de eso?
El miedo a dejar al descubierto su vacío hace que busque de forma constante relaciones que el ego le dice que satisfarán el anhelo que hay en su interior. Lo que sucede es que cuando se entra en una relación se está hambriento del amor que supone el yo superior. Su anhelo se encuentra enmascarado, finge ser otra cosa. No es de extrañar que tanta gente piense repetidamente que ha encontrado el amor, y repetidamente declare haberlo perdido.
Qué diferente es cuando se puede detectar el vacío interior y pensar: «¿Qué puede no gustarme? Este anhelo forma parte del ser humano y del conocimiento del amor». Entonces le hará saber al ego que el miedo no es lo que prefiere. Imagínese cómo podría ser nuestro mundo si la gente supiera que ya está completo.
¿Qué necesitaría comprar? ¿Qué tendría que poseer? ¿A quién debería impresionar? ¿A quién necesitaría llevar del brazo? Las respuestas le darán una idea de cuan a merced estamos del miedo de que somos incompletos, inaceptables, y lo inconscientes que somos de nuestra conexión divina.
El miedo que sustituye al amor no es nada más que un miedo a que nos rechacen. A la práctica totalidad de los miedos puede seguírseles la pista hasta la propia estima.
Si se ama a sí mismo, será capaz de transformar sus miedos mediante el amor, y no permitirá que dirijan su vida.
Si tiene una sensación interna de estar completo, de conocer la esencia divina, el miedo se convierte en una amorosa invitación a saber más o a cambiar algo en su vida. El miedo ya no le amenazará como hacía cuando no conocía su yo superior.
Cuando se conoce íntimamente el yo superior, uno tiene a su disposición una profunda sensación de amor, y el miedo, tal y como se conocía, se convierte en un imposible. Con esto en mente, la respuesta a la pregunta retórica «así pues, ¿qué debe no gustarme?», es que no hay en absoluto nada que no deba gustarle.
No hay nada que temer cuando uno sabe que es una criatura divina y está completo, y que no tiene que hacer nada para demostrarlo.
No tiene por qué ingresar en un monasterio y vivir en silencio para llegar a esta respuesta. Sólo tiene que hacer el voto de reemplazar el miedo por amor. Cuando sea capaz de hacer esto, estará escuchando a su yo espiritual.
Extractos de “Tus Zonas Sagradas” Wayne W. Dyer
http://comunidadconsciencia.ning.com/profiles/blog/show?id=6536266%3ABlogPost%3A124548&xgs=1&xg_source=msg_share_post

23 comentarios en “DEL MIEDO AL AMOR -Wayne W. Dyer

  1. Cuando se ha amado mucho y perdido el-los ser-es amados sí se tiene miedo pero se aprende a vivir con otra manera de amar tan válida como la otra. Es muy difícil amar sin egoísmo porque amamos lo nuestro mientrás lo tenemos, cuando lo hemos perdido aprendemos que nada es eterno si es material como un cuerpo, no sé si me explico. Sigo profundamente enamorada de mis seres que me han precidido, los amo y sé que siguen aquí aunque no los pueda tocar, todo es transitorio menos el amor porque somos seres hechos para dar y recibir este sentimiento. Se puede amar hasta lo más insignificante de este mundo, no hace falta grandes aspavientos y creo que es muchísimo más fácil amar que odiar.

  2. No tiene por qué ingresar en un monasterio y vivir en silencio para llegar a esta respuesta….Muy bueno!

    Amor es energía en axión.- Lo que debemos limpiar en nosotros, son los obstáculos que nos impiden alinearnos a esa energía nada más. Es muy sencillo porque es decisión del ser.-

    “El amor incondicional es el perfecto”…y el más complejo.

    Saludos!

      1. Sabes Luna, prefiero evitar santos o supuestos santoss vaticanos, porque eso condiciona ..hay mucho rechazo por lo vinculado al respecto porque parece que el Amor sólo es posible cuando se lo vincula a religiones, por eso me gusta cuando por ejemplo la psicología lo dice.

        Hasta una persona atea por así decirlo, que son muy pocos y los entiendo muy bien , puede entender el camino porque como es planetario deber ser comprendido bien, sé que luego con esto te corren con el poner la otra mejilla., y se entiende tan mal que en lugar de fortalecer vuelve a la gente “debil” (estuve con gentes de todo tipo y color por eso te lo comento)

        Amor en Axión es FORTALEZA!, nunca sumisión.

        Saludos!

        1. María, tampoco soy muy devota de santos y parafernalias de este tipo. Hacía referencia a san Agustín no como el santo sino como el escritor magnífico de “las confesiones” Es inegable reconocer que sin importar el credo todas las religiones han tenido grandes comunicadores, sea escribiendo o hablando, que al menos a mí me han enseñado mucho y hecho pasar unos ratos muy agradables a la vez de enriquecedores.
          No soy ni clerical ni anti, pero intento seguir a un hombre de iglesia San Francisco de Asis y sus oraciones son digamos, mi ejemplo de conducta.

      2. Mi comentario es para darte fuerzas Luna te dije que te veia un poco melancólica, lo vi en tu sitio. A veces las personas espirituales son muy sufridas y no tienen por qué serlo…porque además eres inteligente..sigo tus comentarios siempre.

        Fortaleza nunca maldad es “fuerza” para encarar o enfrentar la vida. La tristeza muchas veces es porque nos inculcaron que nacimos para sufrir y no es así.

        Abrazo!

  3. Hola a todos,

    Del miedo al amor, que gran desafio para éstos tiempos. La historia de la humanidad se ha desarrollado en torno al ego, individual y colectivo, tanto es así que la vida ha convertido en una eterna lucha, conflicto, guerras y disputas continuas. No solamente hablando de comunidades o países, sino también de personas que no saben vivir de otra manera.

    Para amar verdaderamente es necesario “soltar” nuestras defensas, es necesario renunciar a nuestras conductas de autoprotección, dejar de estar a la defensiva o al ataque. Para amar de verdad es necesario abrirse, entregarse y ser vulnerable. Eso al EGO le da mucho miedo, es muy desafiante.

    El ego SIEMPRE está en guardia, no tolera ninguna provocación, crítica ni juicio, SIEMPRE teme verse disminuido o en desventaja. Muy en el fondo el ego es un saco de MIEDO, aún en aquellos con un ego muy fuerte o arrollador.

    Dense cuenta que las personas con un ego muy fuerte, generalmente les cuesta sentir y expresar sus más nobles y puros sentimientos. Por el contrario, les resulta fácil y cómodo vivir compitiendo, luchando y viviendo los dramas de dominación, poder o superioridad. Ese es su “terreno” de juego.

    En lo que queda de éste año 2012 he decidido, en lo posible, expresar mis mejores sentimientos e intensiones y dejarme llevar por ellos, y he descubierto que me SIENTO muy bien cuando me doy el “permiso” de hacerlo. Cuando me dejo guiar por mi corazón, él miedo y la desconfianza disminuyen notablemente y me siento más ligero y confiado. Por supuesto, ésto no le gusta mucho a mi ego, ya que “el” vive a base de tensiones y conflictos. Es una lucha interna continua, pero insistó en mi plan original.

    Un feliz y hermoso dia para todos..!

  4. Querida Dominique, ¿has leído de este mismo autor “Tus Zonas Erróneas”? si no lo has leído le mando un pdf a maestroviejo para que lo publique en libros, y si lo leíste debes haber cerrado el libro con una gran sonrisa.
    Te mando un abrazo grandote.

  5. Me pregunto si se puede amar al “prójimo” sin sentir proximidad y compasión por las restantes especies del planeta: los minerales, las plantas, los animales todos…; Amo a mi perro, por ejemplo, pero me estoy comiendo una buena chuleta de ternera (!) o descuido el cuidado de la naturaleza porque no oigo
    que se queje…incendio bosques, talo árboles, deposito la basura y plásticos en los ríos, etc. etc.

  6. Quisiera agregar algo a éste maravilloso artículo, esperando con ello contribuya aún más al entendimiento de su mensaje.

    “El miedo es la energía que contrae, cierra, capta, huye, oculta, acumula y daña”.

    “El amor es la enegía que expande, abre, emite, permanece, revela, comparte y sana”

    “El miedo se aferra a todo lo que tenemos; el amor lo regala. El miedo prohibe; el amor quiere. El miedo agarra; el amor deja ir. El miedo duele; el amor alivia. El miedo ataca; el amor repara”.

    Lo anterior es extraido del libro “Conversaciones con Dios I” de Neale Donald Walsh, y me ha ayudado mucho a entender lo que realmente es el amor y el miedo.

    Saludos..!

    1. Sois tod@s maravillosos y me encanta leer vuestros comentarios sin olvidar claro nuestro Maestro. Confieso que tengo miedo al amor y a amar, mis pérdidas me han dejado muy tocada y me cerré en banda. Pero doy amor de otra forma a mi entorno sin pararme a quien y recibo mucho también. Supongo que este miedo a pasar de nuevo por crueles duelos me han enseñado pero me han vuelto más cautelosa.
      Para saber amar hay que amarse a un@ mismo y aún estoy aprendiendo.

      1. Estimada lalunagatuna,

        En base a lo que comentas, te entiendo muy bien porque te sientes así. Algo similar me ocurrió en el pasado lejano. Trabajé en entornos laborales muy competitivos y conflictivos, y me relacione con personas (parejas y amistades) que me traicionaron o me desilusionaron mucho. TODO éso me dejo muy “marcado”, tanto así que vivia desconfiado y a la defensiva, alejando de mi toda posibilidad de amar y ser amado.

        Fue un poceso lento el sanar mi autoestima herida y el perdonar las personas y situaciones desagradables del pasado. Te confieso que no lo he logrado en un 100 %, pero si lo suficiente para continuar mi vida sin “esa” pesada carga de dolor a cuestas.

        Aprendí a amarme, valorarme y respetarme, aprendí a poner límites y a defender mi “espacio” en mis relaciones personales, cosa que me costaba muchísimo antes. Este proceso, junto con mi búsqueda interior, me permitieron desarrollar mi “instinto” o “sexto sentido” en relación a la personas a mi alrededor, tanto así que puedo “sentir” las intensiones y emociones “ocultas” de los que comparto. Esto me ha ayudado mucho a discernir a quien le doy el permiso de entrar en mi vida, y con quien vale la pena relacionarse.

        Si me siento cómodo y seguro con alguien, me abro y comparto plenamente, permitiendo que el amor fluya y refluya. Ahora, con todo ése aprendizaje como base, “sentí” que debia abrirme más…compartir más, expresar mas mis mejores sentimientos y fluir con ellos, confiando siempre en mi “voz interior”, y de verdad que cuando me dejo guiar por mi corazón, siento mucho menos miedo y me siento más confiado y liviano.

        Me gusta ayudar y servir a los demás, siempre y cuando ellos me lo permiten y estan abiertos a ello, y te confieso que es una experiencia muy enriquecedora, me llena y le da sentido a mi vida.

        Espero que este comentario pueda ayudarte

        Feliz dia lalunagatuna..!

  7. Hay terapias de shock Luna, quien no puede amar un animal o a un niño es incapaz de amar a un adulto..

    Buscamos espejos, personas iguales a nosotros, y la historia la repetirás hasta que te cures.

    Habla con Maestra de LUZ, ella sabe de esto.

    Si bien la mente es responsable porque todo parte de percepciones erradas, la solución, deber ser con intervención de “otro factor”..ahí sólo es posible cura definitva.

    La psicología está limitada…calma, da ideas busca causas..revuelve pasados, toma tiempo y mucho dinero, pero no resuelve la causa y la causa siempre está en ti y en tus elecciones.

    Cuando es repetitivo no sales sola. Excepto que encuentres el camino justo y se de “el milagro de sanación”. Sanar es no repetir error.

    Abrazos y feliz día a todos!

    1. Tengo que responder a vuestros comentarios querido Mariano y María,
      Primero gracias y quiero que sepais que amo pero de forma distinta como dije antes.
      No quiero enamorarme de nuevo, creo que tampoco podría, porque amé y sigo amando a mi esposo pero sin obsesión, como algo natural. Cuando perdí a mis hijos miramos adoptar un niño pero la época de los 80 no daba tantas facilidades como ahora. Amo profundamente a mis amig@s, a los ancianos intentando darles alegría, los niños en el pueblo saben todos donde vivo y mi nombre, y de los animales y la naturaleza ni hablo, aquí me miran un poco raro por mis ideas…por cierto convivo, sí convivo con 2 perros y 2 gatas sin contar que en mi puerta siempre hay comida para los abandonados. Todo esto es una forma de amor que me llena y me ayuda.
      Pero cuando se ha tenido todo y lo pierdes es normal ser cauteloso.

      1. Qué linda tu historia Luna, cómo no entenderte, hay lugares que no se ocupan más pero lo bueno de eso es que diste con una persona que amaste y seguirás amando por siempre. Eso es singular.

        Ser cautelosos es muy sano, son muy pocos los verdaderos amigos sinceros y quien los tiene debe cuidarlos mucho, es junto a los hijos lo más valioso de la vida.

        Abrazos!

  8. Dominique sabes que me veo en tu espejo porque una vez lo hablamos, y cada una sabe donde le aprieta el zapato, tu corazón no te engaña, tu profunda e íntima certeza tampoco, tómate el tiempo que necesites, eres un sol de persona, y sabes como debes cuidar a Dominique, yo confío en tu criterio, porque me diste muestras de tu fortaleza.
    Un abrazo gigante.

    1. Queridas Marge y María,
      Gracias, sí sé como cuidarme y tengo la inmensa suerte de haber conocido el amor a tope, y sigo amandom muchos no pueden decir lo mismo.
      Os meteré en mi blog las fotos de mis 4 patas, para mí son los más lindos del mundo y son los más lindos del mundo. La amistad es un don impagable, tengo muy pocos pero muy buenos amigos desde hace años, los adoro.
      Abrazos

  9. En este tema, el miedo, yo considero, que existen varios tipos de miedos y por diferentes causas, que quizás el que yo plantee, sea muy distinto al que se plantea, puede ser que yo este errada en mi enfoque y que a lo mejor, se esconde una supuesta realidad que yo no quiero sentir, o por el contrario hay personas al igual que yo que se hayan encontrado o encuentren en la disyuntiva de lo que expongo.

    Podría ser que de alguna forma, sientan lo mismo y la sensación de esta emoción sea sólo el arma que necesitamos,para evitar unas obligaciones que no estamos dispuest@s a asumir, aunque en ello, se pueda decir que es una defensa para mantener un estatus en el cual nos sentim@s comod@s y no queremos que cambie.

    Cierto es que si nos evadimos del miedo al fracaso en una relacción, podriamos volvernos a enamorar, porque la mayoria de veces el amor se rompe, por distintas cusas que su raiz es el miedo y otras surge el amor con una firmeza indestructible, a pesar de los avatares que la vida nos brinda, para retarnos y comprobar por nosotros mismos, cuánto de verdadero es, o tan sólo es una ilusión.

    El miedo, que yo planteo,yo lo definiría como una rama de egoismo, porque no permito,que nadie se acerque más de la cuenta, para evitar un sentimiento que me restaría independencia, libertad, obligaciones y al mismo espacio vital.

    Puede ser, que mi miedo es cobardia disfrazada de libertad y en el fondo lo que me aterra,( aunque sea tan sólo un esbozo) es compartir un mismo techo,ya que ello implica una forma de vida en común diaria junto a una persona, que al final me axfisiaria, su presencia, cada mañana, tarde y noche, día tras dia, eso supondría un cambio radical, que no aceptaria.

    Necesito y respiro cada día una forma de vivir, sin necesidad de otra persona a mi lado para sentirme completa, llevo ya muchos años sola, sin pareja, pero aunque no lo crean, me siento feliz con mi soledad impuesta a mis anchas, sin barreras que me impidan trazar mi existencia asi como me plazca y no por ello, dejo de amar a quién sea merecedor- ra de mi respeto y cariño.

    Quizás sea que nunca me han faltado amistades, que en momentos criticos han estado a mi lado, al igual que ell@s, han tenido mi presencia y apoyo, cuando se ha requerido.

    Me he enamorado varias veces a lo largo de mi vida, y he dado todo lo que había en mi , sin pensar en el mañana…he tratado de vivir siempre el presente, porque el futuro en temas de amores de pareja es incierto.

    Algunos amores,me dejaron y otros yo los deje, no existe ni vencedores ni perdedores, se vivio esa etapa mágica y el destino es el que impone su ritmo

    Miedo a una relacción, no, pero si he sentido el rechazo y por supuesto duele, pero al menos yo, di gracias por lo que viví, yo soy de las que digo más vale amar y llorar, que no haber tenido la capacidad de enamorarte, por miedo a no ser correspondida.

    También en mi forma de pensar, ha influido mucho las circunsancias de mi vida, ni mejores ni peores que cualquier otro ser, no obstante, ya desde niña fui rebelde e independiente,apenas tenía 13 años, allá por los años 59 y cuando todas pensaban en tener novios mi proposito era trabajar y estudiar lo que pudiera, por falta de medios ecónomicos, porque mi meta era, que el día que me casará,no seria para que me mantuvieran y queria trabajar, aunque estuviera casada, para tener dinero para mi y no tenerlo que pedir a mi ” marido ”
    Más tarde, apenas con 22 años tuve que cuidar a mi madre enferma, viuda con una misera pension y un hermano, menor que yo,realmente, yo fuí, quién dirigió la vida de mi madre y hermano, yo era la cabeza de familia, yo fui, el padre de mi hermano, por consiguiente no es raro, que cuando me pude liberar de las responsabilidades, no quisiera atarme sin ton ni son.

    Yo creo, que efetivamente el miedo es la barrera invisible, que evita enmorarte otra vez, por tener la duda de comparar, con la otra relacción, ese no es mi caso, pero considero, que es un grave error, por parte de estas personas que saben convivir, porque el ser humano tiene la capacidad de enamorarse de nuevo a cualquier edad y disfrutrar de nuevo la experiencia, viviendo el dia a día y sobre todo evitando hacer planes de futuro.

    En mi caso, el miedo es dar un giro de 360º a mi forma de vivir, que hoy por hoy, no quiero cambiar ni un apize,pues estoy bién como estoy…¿ mañana, no lo sé, ni me lo planteo ?

    Mi forma de ser, no me impide querer, amar, aunque por supuesto hay muchos matices de lo que es el amor y también tiene distintos perfiles, según
    las amistades y familiares que tengas en tu vida.

    Quizás sea, que realmente, no ha venido nadie capaz de enamorarme lo suficiente, para dejar atrás, mi forma de pensar y arriesgarme a liarme la manta y compartir un mismo techo, pero ni me lo planteo, a estas altura de mi vida, mucho menos,al menos conseguí, mi sueño de niña valerme por mi misma…claro, no me case, pero también pude lograr un sueño, ser madre
    y ser dueña de mi propia vida, con altos y bajos, pero esa es la vida que despues de tener a mi hijo escogi…francamente, no esta nada mal

    De todas formas, un poco de envidia si tengo de estas parejas que su amor es tan hermoso y duradero, a lo mejor en otra reencarnación, sea yo una de ellas, mientras eso llega, al menos intento vivir esta, según mis directrices.

    Un saludo a todos, que vuestro Dios, os brinde la luz que necesiteis, para que vuestro amor perdure y para los que tienen miedo a enamorarse, por miedo a fracasar que os brinde la valentía, esa que yo no tengo para enfrentarme a otra forma de vivir en compañia.

    1. Muy claro d.m, cada un@ tenemos un camino trazado. Me hace gracias lo de “vivir en compañía”, me costó lágrimas de sangre vivir sola y hoy en día no cambiaría mi soledad por nada del mundo, vienen amig@s y estoy encantada pero cuando se van me encanta recuperar mi pequeña rutina, además estoy con cuatro bichitos y conmigo misma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *