PRUEBAS ARQUEOLÓGICAS ANTEDILUVIANAS

En los post anteriores, la documentación presentada era: Las tablillas de Barro en Babilonia. (El libro de Enki) y Las sorprendentes enseñanzas de los Pleyadianos, información transmitida a una persona Barbará Marciniak, por parte de estos seres.

Abundan en internet numerosas personas, que tras diferentes experiencias, comienzan una andadura espiritual o interesada y difunden su mensaje de futuro.

Lo que hoy tenemos son pruebas arqueológicas,  de la ubicación del ser humano en el centro de Grecia, hace 130.000 años.  A través de unas pisadas humanas de esa fecha.

Recordando que EVA tiene 150.000 años, y que según la Historia oficial el ser humano no abandonó África hasta hace 40.000 años. Nos encontramos con otra paradoja de difícil resolución para la Arqueología oficial.

En la “Historia verdadera”, habíamos indicado la existencia de homínidos en todos los continentes, puestos allí por los dioses,  y cuyos restos han ido apareciendo en Sudamérica, Australia,…

La existencia de pisadas humanas en Grecia hace 130.000 años supone una revolución. Que apoyaría la tesis Nefilim, ya que esta gruta se encontraba dentro de su zona de influencia.Además la joya de oro metal no trabajado en el paleolítico, sinó muchísimo después sería una referencia muy clara en este sentido, ya que los Nefilim buscaban este metal.

La tesis de los pleyadianos, acepta la teoría de la manipulación genética de los Nefilim, aunque sitúa a la raza humana anterior a la llegada de estos.

La muralla de 23.000 años es antediluviana y ciertamente la teoría que se expone de defensa del clima es inicial. Una muralla supone un asentamiento mucho más definitivo. Algo impensable, según la historia oficial en los hombres del paleolítico Las primeras civilizaciones que construyen murallas son Sumer. Hace 7500 años. Así pues esa muralla podía ser muchas cosas.


Muralla hallada en Grecia fue construida hace 23.000 años, puede ser la más antigua del mundo

Un grupo de arqueólogos presentó a los medios griegos restos del muro de piedra a la entrada de la gruta de Teopetra, en la localidad de Meteora en Kalambaka, a 350 kilómetros al noroeste de Atenas. “Se trata de la muralla más antigua encontrada en Grecia y tal vez del mundo y se utilizó por el ser humano para protegerse del frío”, declaró al canal estatal NET la arqueóloga Nina Kiparisi, especialista en paleontología y espeleología, encargada de la obra.

 

La muralla tiene unas dimensiones de 24 por 30 metros, con una entrada en forma oval, su interior tiene unos 500 metros cuadrados y fue formada entre 137 a 65 millones años atrás.

Durante los 25 años de excavaciones e investigaciones en la gruta bajo la dirección de Kiparisi, se han encontrado semillas de maíz y de fríjoles, cultivadas y en forma natural.

Kiparisi comentó al periódico “To Vima” que se ha deducido que los hombres de esa época sabían cultivar la tierra y que sus conocimientos eran locales y no los habían heredado de Oriente Medio, como se creía hasta ahora.

También se encontraron restos de herramientas del Paleolítico, Mesolítico y Neolítico trabajadas con fuego, objetos de cerámica neolítica, restos de fogatas y de joyas hechas con conchas marinas, así como objetos prehistóricos de dientes de ciervo y herramientas óseas.

Durante años de investigación se halló también una joya de oro del Paleolítico, considerada como única de esa época, y restos de huellas humanas petrificadas que datan de hace 130.000 años y que posiblemente pertenecían a niños.

Otros objetos encontrados en el fondo de la gruta incluyen vestimentas y restos de una fogata que, según el método de datación de especímenes orgánicos carbono-14, datan del año 4500 a.C.

Igualmente había esqueletos humanos, por lo que los científicos se han dedicado a buscar restos de presencia humana del Homo Sapiens Neanderthalensis, que data de hace 40.000 años, previo al Homo Sapiens Sapiens.

El alcalde del ayuntamiento de Vasilikis en la zona de Teopetras, Vaios Ziakas, declaró hoy a la televisión local que la gruta está abierta a los visitantes y éste es un gran descubrimiento para la región.

“Es necesario crear un museo para mostrar todos los descubrimientos hechos hasta el momento”, dijo.

La gruta, que se encuentra a 4 kilómetros del pueblo de Kalambakas, es la única en Grecia que repetidamente ha dado muestras de intervención humana en la tierra, que data desde la época paleolítica media hasta el fin del Neolítico (3000 a.C). EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.