Archivo de la etiqueta: Nuevo Orden Mundial

No aceptar el Autoritarismo y ser Disconforme será considerado una Enfermedad Mental

El Nuevo Orden Mundial, es astuto, sus planes solo pueden llevarse a efecto dentro de una sociedad dócil, pusilánime y débil, es por ello que en los años 80-90 emprendieron lentamente un plan para que se considerase la desobediencia al poder establecido como una enfermedad mental.

Para ello, utilizaron una serie de estudios efectuados en 1994 en los que aquellos niños que se consideraban desobedientes, lo hacían sencillamente debido a un trastorno mental, lamentablemente, a finales del 2015, esos estudios se han consolidado e incluso afirman que ciertos medicamentos como larisperidona, mejoran ese comportamiento.

En resumidas cuentas, tratan de hacer dóciles a los niños para crear adultos maleables.

Reconozco que hay niños con comportamiento agresivo, he tenido la oportunidad de conocer a algunos que cuando estaban cerca, te daban ganas de salir corriendo, pero sospecho que eso es debido exclusivamente a factores ambientales como por ejemplo una familia con problemas, un entorno social duro o unas condiciones de vida desfavorables, para mejorar esta actitud, deberíamos vivir en un “ecosistema” favorable en el que la escasez no fuese la pauta impuesta por nuestros nefastos y corruptos gobiernos.

Asimismo, puedo ver que la mayoría de los niños, suelen tener un grado de respeto y educación muy aceptable.

Pero para no confundir el ODD (Trastorno negativista desafiante) con la agresividad infantil, debemos pensar que la idea es que alguien dócil, sumiso y pusilánime será como decía la canción de Pink Floyd “Another brick in the Wall”, -otro ladrillo en el muro-, por el contrario, aquellos niños que han desafiado desde jóvenes ciertas reglas, cuando han alcanzado la madurez, son personas únicas que han cambiado el mundo en la ciencia, la economía, la política y en resumidas cuentas, aquellos que nacen con un toque de rebeldía serán los que realmente cambien el mundo.

Pero claro, la pregunta es, ¿le interesa al NOM (Nuevo Orden Mundial) personas que cambien el mundo…? la respuesta es cerrada, NO, a ellos solo les interesa destruir esos espíritus rebeldes cuando son jóvenes, que es el momento propicio, siempre es más fácil arrancar un pequeño tallo que cortar una sequoia.

JL

No aceptar el Autoritarismo y ser Disconforme será considerado una Enfermedad Mental

“El sistema nos quiere disolver”. Entrevista de Alain de Benoist a Lucien Cerise

Alain de Benoist – Después de los estudios en el dominio de las ciencias sociales, en particular la comunicación y la semiótica, usted publicó en 2010, en Max Milo, un libro que no tenía firma: Gouverner par le chaos (del que una nueva edición debe aparecer estos días). El mismo está consagrado fundamentalmente a la aplicación de una serie de técnicas propias de la “ingeniería social”. ¿Qué entiende usted por eso? ¿Gobernar por el caos es el nuevo nombre del Sistema? ¿Qué lo diferencia de las antiguas teorías de la vigilancia, de Jeremy Bentham a Michel Foucault?

Lucien Cerise – En primer lugar, preciso que yo no inventé nada. La noción de ingeniería social aparece en el siglo XX de la pluma de investigadores anglosajones versados en las ciencias de la gestión (management, marketing, cibernética, sistémica, psicología del comportamiento), para designar un enfoque mecanicista y constructivista de la sociedad, y sobre todo orientado hacia la transformación de algo dado, como en la ingeniería genética, la construcción y las finanzas. Luego, la ingeniería social experimenta un segundo impulso venido de los círculos de la piratería informática en 2002, cuando el famoso hacker Kevin Mitnick le dedica un libro, modificando un poco la noción por la insistencia en el sigilo o la invisibilidad. Yo llego en tercer lugar para hacer la síntesis de las dos oleadas que me precedieron, explicitar la continuidad de la una a la otra y unificar el concepto.

Propongo pues la siguiente definición: la ingeniería social es la modificación planificada, sostenible y solapada del comportamiento. Se trata de transformar definitivamente la naturaleza de un ser social, individuo o grupo, y no solamente de manipularlo puntualmente. Para lograr esto, la mayor parte de las veces hay que piratear al ser social en cuestión, es decir, modificarlo sin su consentimiento informado, subliminalmente, solapadamente, de modo que él no sea consciente de la transformación. En efecto, la mayoría de los seres sociales se han adaptado a su medio ambiente como resultado de una evolución lenta y natural. Por lo tanto, no sienten ninguna necesidad de ver sus prácticas y valores modificados artificial y definitivamente desde el exterior por una injerencia exterior. Tan pronto como él siente que se le quiere hacer cambiar a la fuerza y ​​contra su naturaleza, el ser social se pone a la defensiva y su nivel de vigilancia aumenta; para eludir estos mecanismos de autodefensa y engañarlos, se debe pasar por la puerta de atrás, tomar una backdoor [1], y luego lanzar un anzuelo, hacer un phishing [2] en la jerga informática de la piratería. En todos los casos, el pirata no debe ser visto. La base del hacking es la disociación del par “ver” y “ser visto”. Piratear un cerebro, realizar una infiltración cognitiva, significa que yo veo las ideas a cambiar, pero sin ser visto mientras las veo. Esta estructura asimétrica de la percepción y de la recopilación de información es la del Panóptico estudiado por Bentham y Foucault, cuyas teorías de la vigilancia pueden ser consideradas como proto-teorías de piratería social. Estos autores expusieron bien esta nueva forma de control social ejercido por una instancia que lo ve todo, pero que uno no ve, de tal manera que uno ni siquiera sabe que existe. Esta invisibilidad del poder contemporáneo lo distingue de la figura tradicional del poder patriarcal y fálico que, a contrario, existe en la total visibilidad y en la simetría “ver” y “ser visto”.

Sigue leyendo “El sistema nos quiere disolver”. Entrevista de Alain de Benoist a Lucien Cerise

La conspiración internacional. Vladímir Vladímirovich Putin

Putin de caza

 

Putin de caza

En este post revisaremos quien es Putin, actual Presidente de Rusia, sobretodo nos centraremos en su vida como espía del KGB y veremos a que se dedicaba en esa época. Comentaremos también el meteórico ascenso en su carrera política, los enchufismos a personas de su confianza, así como algunos puntos importantes de su currículum, como su vinculación a la masonería, su lucha contra una gran parte de la oligarquía rusa o la resistencia directa que ofrece constantemente a la agenda del Club Bilderberg y su Nuevo Orden Mundial.

Putin practicando tiro

Putin practicando tiro

Inicios.

Vladímir Vladímirovich Putin, nació en Leningrado, ahora San Petersburgo, el 7 de octubre de 1952, en el seno de una familia de clase media baja, hijo de Vladímir Spiridónovich Putin que era un antiguo oficial de la Marina Soviética, y María Ivánovna Pútina, trabajadora de una fábrica. En el libro “En primera persona”, Putin habla de sus humildes comienzos, incluyendo los primeros años en un apartamento comunal en Leningrado. Estudió en laEscuela Nº193, ubicada al frente de su residencia, y allí comienza a practicar judo y sambo. En 1970 ingresa en laFacultad de Derecho de la Universidad Estatal de Leningrado, de donde sale con honores en 1975 con una tesis acerca de la política de Estados Unidos en África.

Vladimir Putin en su etapa de estudiante

 

Vladimir Putin en su etapa de estudiante

Sigue leyendo La conspiración internacional. Vladímir Vladímirovich Putin

PUTIN Y LA AGENDA NWO-ILLUMINATI

Si alguno veia a Putin como una especie de resistencia al NWO-ILLUMINATI ya puede ir pensando en otro salvador, el mismo reconoce esta a favor de un NUEVO ORDEN MUNDIAL el artículo que el candidato Vladimir Putin dedicó a su futura política exterior, artículo publicado en el diario Moskovskie Novosti.

La noticia:

En la segunda parte de su artículo sobre política exterior, Vladimir Putin pasa revista a la relaciones de Rusia con Asia y su nueva asociación con China, aborda la cuestión del escudo antimisiles estadounidense, la crisis en Europa y el proyecto de Unión Económica Euroasiática, la incorporación de Rusia a la Organización Mundial del Comercio (OMC) y el soft power ruso en el mundo. La visión que tiene Vladimir Putin de la política exterior, ya demostrada mediante la firme posición de Moscú en el Consejo de Seguridad de la ONU, tiene en cuenta los intereses rusos pero abre además el camino a los países que aspiran a emanciparse de la dominación imperial.

Los objetivos de nuestra política exterior revisten un carácter estratégico, no coyuntural, y reflejan el lugar exclusivo de Rusia en el mapa político mundial, su papel en la historia y en la evolución de la civilización.

Aplicaremos, por supuesto, una política proactiva y constructiva, tendiente a fortalecer la seguridad global, a renunciar a la confrontación, a actuar con eficacia ante desafíos como la proliferación del armamento nuclear, los conflictos regionales y las crisis, el terrorismo y el tráfico de droga. Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para que Rusia disponga de los últimos avances del progreso científico y tecnológico, y para garantizar a nuestras empresas un lugar importante en el mercado mundial.

Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para que la construcción del nuevo orden mundial,basado en las realidades geopolíticas contemporáneas, se desarrolle de forma progresiva, sin perturbaciones inútiles.


Pienso, al igual que antes, que entre las bases principales se encuentra el derecho fundamental de todos los Estados a la seguridad, la inadmisibilidad de uso excesivo de la fuerza y el respeto al pie de la letra de los principios fundamentales del derecho internacional. El desprecio por esas reglas desestabiliza las relaciones internacionales.

Y es precisamente a través de ese prisma que vemos ciertos aspectos del comportamiento de Estados Unidos y de la OTAN, que no se inscriben en la lógica del desarrollo contemporáneo y que se basan en estereotipos de la política de bloques. Todo el mundo sabe a qué me refiero. Se trata de la expansión de la OTAN, que se traduce esencialmente en el despliegue de nuevos medios de infraestructura militar, así como de los proyectos de la propia OTAN (por iniciativa de los estadounidenses) para la instalación del escudo antimisiles (ABM) en Europa. No abordaría yo ese tema si esos planes no estuviesen desarrollándose muy cerca de las fronteras rusas, si no afectaran nuestra seguridad y si no contribuyeran a la inestabilidad del mundo.

Y como crearan este NUEVO ORDEN MUNDIAL en el que Rusia ya tendría su parte de la tarta, es asi como se repartiran el mundo despues de la III guerra mundial, el que quiera entender que entienda, otro escenario de guerra fria, seguro que os va sonando la pelicula:

En su mayor parte esto ya estaba implícito en la anterior hoja de ruta de Putin, su documento “Un nuevo proyecto de integración para Eurasia: el futuro en gestación”. Fue el ippon de Putin –adora el judo– contra la OTAN, el Fondo Monetario Internacional y el neoliberalismo de la línea dura. Ve una Unión Eurasiática como “unión económica y monetaria moderna” que se extienda por toda Asia Central.


Para Putin, Siria es un detalle importante (no solo por la base naval rusa en el puerto mediterráneo de Tartus que a la OTAN le encantaría eliminar). Pero el meollo del asunto es la integración de Eurasia. Los atlantistas enloquecerán en masa cuando invierta todos sus esfuerzos en la coordinación de “una poderosa unión supranacional que puede convertirse en uno de los polos del mundo actual y un eficiente vínculo entre Europa y la dinámica región Asia-Pacífico”.

Aparece el termino Eurasia, tambien utilizado por el gran ORWELL y su novela anticipandose al NUEVO ORDEN MUNDIAL ORWELL 1984:

Para Noam Chomsky, autor de “Ordenes Mundiales Viejos y Nuevos” (1994), el nuevo orden mundial posterior a la guerra fría es simplemente uno en el que “el Nuevo Mundo da las órdenes.” El bombardeo de Serbia por los EEUU y la OTAN, explica el científico, tiene como meta establecer el papel de los poderes imperialistas mayores –y sobre todos ellos, el de los EEUU– como árbitros incuestionables de lo que suceda en el mundo. “El Nuevo Orden Mundial es precisamente esto: un régimen internacional de presión e intimidación constante por parte de los más poderosos estados capitalistas contra los más débiles.”

Gobernabilidad o Gobernanza sin gobierno

Aunque la globalización anticipa un gobierno global, se usa el término “gobernabilidad” a menudo y este contribuye a despolitizar el concepto mismo de gobernar. Es cierto que la ideología en favor de un gobierno global existe incluso desde antes de que la globalización se materializara. La idea de que las soberanías nacionales son incompatibles con la supervivencia del hombre y de que hay sólo dos alternativas, gobierno mundial o muerte, fue expresada a principios del siglo 20 por Bertrand Russell -filósofo, matemático, crítico social e historiador inglés. Russell fue una de tantas figuras de notoriedad, Gandhi, Nehru, Einstein, Sartre, Mann, Kant, Breton, Steinbeck, que se pronunciaron en favor de esta perspectiva.

Mas recientemente, Robert Muller -creador de la Universidad por la Paz de las Naciones Unidas en Costa Rica, plantea un Gobierno de la Tierra creado a partir de una Conferencia Mundial convocando a la comunidad corporativa mundial, al Fondo Monetario Internacional (FMI), al Banco Mundial (BM) y similares organizaciones internacionales, que deja totalmente de lado a los ciudadanos del planeta. Se espera, quizás inocentemente, quizás no, que las corporaciones y agencias parcial o totalmente responsables del calamitoso estado de la Tierra y de su gente sean el poder detrás de un gobierno global, en favor del sistema de libre mercado, pero que asegure el cuidado del planeta y el bienestar de la humanidad. Algo así como poner al zorro a cargo del gallinero

Organismos internacionales y socios afines

Naturalmente, el proceso globalizador no emerge en el vacío ni simplemente porque exista la tecnología que lo permita, sino en conexión a las políticas antes mencionadas implementadas por organismos internacionales como el FMI, el BM, Organización Mundial de Comercio y similares.

Estos organismos han gozado de mucho poder, tanto que sus directivas (incluso siendo suicidas) se transforman en órdenes para los países deudores. Las recientes crisis financieras europeas, resultado del endeudamiento, del fraude, de la especulación y la manipulación de tasas de interés, del robo y la cooptación y control de los gobiernos por parte de la Banca Internacional, no son esencialmente diferentes de aquellas de finales del siglo pasado que se le crearon al mundo pobre. Tampoco son tan diferentes las soluciones que hoy se le imponen a Europa de aquellos ajustes estructurales o medidas de choque que América Latina fue obligada a aplicar durante su “década perdida.”

Estan haciendo en europa lo que ya hicieron en su dia en centro y sur america.

Los países periféricos que han sufrido esta suerte entienden el mecanismo. Méjico victimizado en 1985 es hoy casi una “democracia fallida,” y no es por casualidad que el hombre más rico del mundo es mejicano y enriquecido gracias a la privatización de empresas públicas a precios de ganga. Filipinas recibe el golpe dos veces en 1986 y luego en 1997 con otros “tigres” Asiáticos (Tailandia, Indonesia, Corea del Sur). Entre 1998 y el 2002 le toca a Argentina quedar en la ruina.

Un resultado de la globalización ha sido la fragmentación del poder de las naciones, lo que contribuye a aumentar el poder de las corporaciones.

El 2012 de entre las 100 mayores economías del mundo 41 eran corporaciones

(Wal-Mart, Exxon Mobil, BP, Sinopic Group, PetroChina, Stategrid, Toyota Motor, Japan Post Holdings, Chevron, Total, Conoco Phillips, Volkswagen, AXA Group, Fannie Mae, General Electric, ING Group, Bershire Hathaway, General Motors, Bank of America, Samsung Electronics, ENI, Dalmier, Ford Motor, BNP Paribas, Alianz, Hewett Packard, EON, AT&T, Nippon Telegraph and Telephones, Carrefour, Assicurazioni Generali, Petrobras, Gazprom, JP Morgan Chase, McKesson, GDF Suez, Citigroup, Hitachi, Verizon, Nestle, Credit Agricole).

Los beneficiados directos no son anónimos, sino que tienen nombre y apellido y de entre ellos los diez más ricos son Carlos Slim Helu, Bill Gates, Warren Buffet, Bernard Arnault, Larry Elison, Lakshmi Mittal, Amancio Ortega, Eike Batista, Mukesh Ambani y Christy Walton, quienes juntos suman 400 mil millones de dólares

No nos podemos olvidar de los Chinos también en el reparto:

La disputa chino- estadounidense es diferente y es más bien en el área del soft power. EEUU considera que su gran “venta” o expansión, es con la propagación de sistemas democráticos y respeto a los DDHH. China se expande con capital. Pero es disputa igual y la bipolaridad comienza a establecerse con otras características.

En el fondo se trata de encontrar el equilibrio para un nuevo orden mundial. Es así que no nos extrañemos que China de pronto renuncie a aplicar su veto del Consejo de Seguridad de la ONU, para las intervenciones militares de la Alianza Transatlántica en países vitales para esta alianza como son los casos de Siria e Irán.

En este sentido, tanto China como EEUU pueden entrar en un plano de cooperación estratégica – de alguna forma ya lo están haciendo, según David Lai (SSI. War College. 2012. USA), usando y renovando esa tecnología del poder que tantos frutos dio para mantener la bipolaridad; la única forma de orden mundial conocida hasta la fecha después de la Segunda Guerra Mundial. Es la lógica pedestre del poder, China y EEUU en pos de la supremacía y el equilibrio del mundo bipolar.

Esto nos conduce a pensar que frente a un mundo definido hace dos décadas como de amenazas múltiples y de incertidumbre política en aumento, lo más próximo para estructurar un nuevo sistema de equilibrios sería la supremacía de China y EEUU.

¿Y qué papel juega Rusia en esta emergente bipolaridad constituida por China y EEUU?

Rusia tiene el peso de su arsenal nuclear que no tiene China. En este sentido, por el peso específico de este arsenal, cabe hacerse la pregunta: ¿Sobre qué bases adicionales, que no sean las económicas, se sostiene el argumento del nuevo sistema bipolar basado en China y EEUU?

¿Es que Rusia ha quedado fuera de la conversión en estas proyecciones futuristas de una bipolaridad chino- estadounidense y, que el arsenal nuclear por sí solo dejó de ser sine qua non de poderío de una potencia?

En este pleno regreso al mundo bipolar que sin duda fue concebido en el espacio EXURSS-EEUU, Rusia tendrá algo que decir habiendo sido históricamente maestros de la contención.

NI IZQUIERDAS NI DERECHAS

FIN DEL JUEGO