Archivo de la etiqueta: salud

“La Manera de Comer como Causante de Enfermedades”

  • Dios envía los alimentos y el diablo los cocineros. -Deloney

  • Dime qué comes y te diré qué enfermedades tienes; dime qué enfermedades tienes y te diré qué debes comer -M. A.

  • Una dieta correcta cura más que mil bisturís. -M. A.

  • Los cerdos comen de todo… no los imites. -M. A.

  • Que tu única medicina sea tu alimento. Que tu alimento sea tu única medicina. -Hipócrates

  • Hay quienes son capaces de gobernar el mundo y no son capaces de gobernar su estómago. -Anónimo

La conspiración de la industria alimenticia

LA IGNORANCIA EN COMPAÑÍA DE LA CODICIA 

El área de la salud en la cual existe más confusión en el mundo es la alimentación. Esto no es cosa de poca importancia porque la nutrición marca la línea de nuestras vidas y de ella depende nuestra salud o enfermedad.

El prominente doctor Rafael García dice: “la confusión se debe a la ignorancia que tenemos los médicos al egresar de la universidad, pues el tema de la dietética no se ve como materia profunda.- Lo más grave es que los dietistas y quienes escriben para las revistas y periódicos sobre alimentación toman las enseñanzas de médicos que saben muy poco de este tema tan profundo.

Lo más preocupante del asunto es que los institutos que se encargan de investigar y declarar sobre la alimentación humana están intervenidos por las codiciosas multinacionales procesadoras de alimentos y por la todo-corruptora industria químico-farmacéutica, la cual se ha metido hasta en el mismo corazón de la Universidad de Harvard -la modelo de todas las universidades-.

Más escandaloso aún es que dicha universidad ha sido denunciada varias veces por médicos tan importantes como Airola, por nutricionistas relevantes como Diamon y por conocidos bioquímicos como Stiff.

El mismo congreso de los Estados Unidos afirma que la población norteamericana está mal nutrida y debido a esa ignorancia, patrocinada y difundida por prestigiosos médicos, se deben siete de las diez enfermedades degenerativas más mortíferas que sufre la gente en ese país y en el mundo entero. Ya sabes amigo lector que el mundo se alimenta según la codicia de los todopoderosos monopolios de alimentos procesados que crean la enfermedad para que luego su compinche, la industria farmacéutica, venda medicamentos para “curar”.

Todo con la venia de eminentes científicos desde Harvard hacia abajo, los cuales, primero, aplauden el que se procesen alimentos destruyendo los nutrientes y, luego, aplauden para que se les agreguen vitaminas en forma enloquecida. Deben saber que la buena nutrición no depende de la cantidad de alimentos que se ingieran sino de los que el cuerpo logre asimilar. El mejor tarro con reconstituyentes costosos y con etiquetas atrayentes es basura -por lo no asimilables-comparados con una fruta. Los primeros los fabricó un investigador comprado por la industria de alimentos, el segundo lo fabricó la Naturaleza con la aprobación de la Sabiduría Infinita.

LA SUPERPOTENCIA DE DOBLE FUERZA 

Existe una potencia que cura mediante una energía maravillosa. Esa potencia o acción llena todo el organismo de vitalidad y hace que el sistema inmunológico obre de forma contundente contra la debilidad.

Tal acción levanta enfermos y débiles de sus lechos; los torna fuertes, devuelve la lozanía al rostro y despierta el deseo de vivir a quien la sabe utilizar. Sin ella la enfermedad llega pronto y encuentra al organismo débil, inflado y perezoso. Lo malo es que, no obstante todos tenemos esa joya escondida, la olvidamos y no la utilizamos correctamente. ¿Cuál es esa superpotencia de doble acción que levanta enfermos y hace de los débiles poderosos titanes?

LA CORRECTA MASTICACIÓN Y SALIVACIÓN
(1a. potencia del saber comer)

Todos los animales saben hacerlo dependiendo de su naturaleza, menos el hombre que reemplazó la masticación por sopas, los licuados, compotas, papillas, etc. La salivación fue reemplazada desastrosamente por bebidas gaseosas y jugos artificiales. El hombre, en vez de seguir su naturaleza, se rige por lo que diera la todopoderosa industria alimenticia que produce alimentos fáciles de comer pero que, en vez de alimentar, producen enfermedad. Cantidades de enfermedades graves obedecen a una masticación y salivación incorrectas. Muchos médicos han reportado casos de recuperación que parecían imposibles y todo por el sólo hecho de hacer que sus pacientes ingiriesen bien sus alimentos. Masticar mal produce diverticulosis y estreñimiento.

Este último dispara todas las enfermedades restantes. Hay que masticar bien porque la “boca del estómago” no tiene dientes y el alimento que entra allí semi-entero no se aprovecha debidamente… se pierde, a la vez que estorba. En vano sería comer un superalimento si el estómago no lo ha de aprovechar. Por este hecho, muchos organismos de personas que comen mucho aguantan mucha hambre. Al carecer de nutrientes se enferman gravemente.

SALIVACIÓN

La digestión comienza en la boca con la saliva la cual contiene elementos valiosos y necesarios para que se realice una completa digestión en el estómago.

Lo que llega sin saliva al estómago mal se digiere y poco alimenta.

Una persona come una hamburguesa compuesta de pan blanco, que no alimenta sino que empegota el intestino y una tajada de embutido hecha de un pedazo de cadáver, que contiene decenas de elementos venenosos, bacterias y especias irritantes.

A cada bocado agrega un poco de bebida gaseosa que tiene gases y azúcar refinada considerada como un dulce veneno. No mastica ni saliva bien… ¿Cómo no quiere perder la salud si actúa de esa forma?

EL SECRETO DE LA ARMONÍA INTERNA

Existe un agente mortal que causa la vejez prematura, la enfermedad y la muerte lenta y cruel de los seres humanos. Este agente, además de agresivo, inactiva nuestras defensas haciéndonos blanco fácil de virus y bacterias. Es enemigo de nuestros riñones y de todo el organismo en general, quitándonos fuerzas físicas y mentales. Los médicos y dietistas son magos para hablarnos de proteína, lípidos, vitaminas, etc. y descuidan deportivamente a este intruso mortal. ¿Cuál es?

Tú puedes curarte con sólo masticar y salivar correctamente

RECUPERANDO LA SALUD PERDIDA

Muy fácil: para aliviar el cuerpo se hace el proceso contrario al anteriormente descrito: se elige un buen alimento, se mastica  bien, se saliva bien y se adquiere una superpotencia más de la Antemedicina.

EL EXCESO DE ÁCIDO

Nuestro organismo se desarrolla con armonía en un medio alcalino. Nuestra sangre mantiene una tendencia del pH en alcalinidad. Los riñones tienen que trabajar duro y se debilitan sólo para evitar la sobrecarga de ácidos que pueden matarnos si estos órganos no nos defendieran constantemente.

Lo malo es que todo el organismo siente el impacto de la sobrecarga de ácidos que le imponemos con la alimentación errónea y las consecuencias son simplemente enfermedades incurables.

La orina puede llegar a ser 100 veces más ácida que nuestra sangre y eso demuestra el exceso tan enorme de ácido que contienen las comidas incorrectas que tienen que eliminar nuestros órganos internos a costa de mucho sacrificio, el cual nos resta vitalidad y salud. Nuestra potencia se llama:

EQUILIBRIO ÁCIDO-BÁSICO
(2. potencia del saber comer)

Es una tarea ingrata tratar de recobrar la salud si la persona no corrige su equilibrio ácido-básico. Nuestras comidas deben ser 4 tantos alcalinas y un tanto ácidas.

El limón en apariencia es ácido pero produce una reacción alcalina por tanto es alcalino-reactivo; muy beneficioso en la lucha contra la acidez.

La carne aparentemente no es ácida, pero produce una reacción de acidez. Por ello es un desecho ácido reactivo muy nocivo

Alimentos saludables alcalino-reactivos: Las frutas especialmente las cítricas (exceptuando la cereza), los vegetales todos ricos en oligoelementos.

Alimentos peligrosos ácido-reactivos: Las grasas. Las carnes de todo tipo. Los azúcares. Los almidones. Aléjese de ellos si quiere recuperar la salud.

Vuélvete menos ácido y más alcalino y tu salud será más dulce.

Anótate otra potencia más, así de fácil ya llevamos dos potencias del saber comer. La correcta masticación y salivación y el equilibrio ácido básico. Antes de adquirir las dos restantes, nos enriqueceremos con unos temas que nos interesan.

¡PELIGRO! Cuidado con las masivas y costosas campañas publicitarias tendientes a hacer consumir un alimento desaforadamente. Son falsas, irresponsables y nocivas para la salud. El chocolate, los espaguetis, las margarinas, el azúcar, las maltas, las gaseosas, el café, la leche condensada con azúcar, etc.., nada de eso es bueno para la salud.

CUÍDESE DE LA FRASE MORTAL

Por costumbre e ignorancia crasa, algunos médicos les dicen sus pacientes, con aire de sabiduría: “¡Tranquilo, puedes comer de todo!” Esto es un insulto a la raza humana pues le están diciendo al hombre que pertenece al grupo trofológico de los puercos o de las ratas, que sí están hechos para comer de todo sin enfermarse.

En Europa se les incluyó productos cárnicos a la vacas. Éstas desarrollaron una enfermedad cerebral y los “científicos” las llamaron “vacas locas”. ¿Quiénes fueron los locos sino los que no saben todavía que las vacas no comen carne? Los citados “profesionales” desconocen olímpicamente lo que es un grupo trofológico. El hombre “sí” puede comer de todo, como aseguran los ignorantes, con la seguridad de que va a sufrir enfermedades incurables.

La gente está desorientada con las contradicciones de la medicina ortodoxa. En La Nueva Enciclopedia Médica, tomo 3. página 653 dice textualmente: “deben evitar los pacientes todos los tipos de carnes grasas y de aves (carne de cerdo, de carnero, ganso, pato), también son dañinas las carnes saladas, adobadas o ahumadas. Cualquier tipo de carne frita es nociva para la salud. También la estofada, como el “goulash” y el “roulade”.

“Son especialmente muy perjudiciales para la salud los alimentos fritos, salsas grasas o ricas en especias: embutidos con grasa y picantes. También el pescado ahumado y salado en conservas y todos los tipos de pescado (sardinas en aceite, anguilas, salmón, carpas, arenques).”

Según el importante estudio sobre la salud, están prohibidos “los mariscos, langostas, ostras, mejillones, cangrejos, langostinos. Los huevos no deben comerse crudos y tampoco cocidos o fritos”. Completamente prohibidos (según La Enciclopedia Nueva por el doctor Gerhard Venzmer) “el tocino, la manteca y todas las materias grasas naturales o artificiales”.

“También la mayonesa así corno los quesos grasos y fuertes. El azúcar refinada y el chocolate” (este último muy anunciado en TV como un alimento esencial cuando la verdad es que no lo debe ingerir quien aprecie la salud).

Lo anterior obedece a estudios muy serios de la medicina. Sin embargo, entran en fragante contradicción cuando médicos sin escrúpulos o ignorantes, que bien pueden llamarse humanicidas, aseguran a un paciente qué “puede comer de todo…”

¿Será porque temen quedarse sin enfermos?

salud

CUMPLE DOS REQUISITOS Y ESTARÁS CURADO

Toda enfermedad, no importa lo maligna y encarnizada que se encuentre, cede al toque de un buen tratamiento siempre y cuando se cumplan dos requisitos indispensables. Sin eéstos cualquier medicina o terapia, por excelente que sea, falla desconsoladamente. Mas, si logras cumplir con esos dos requisitos, con absoluta seguridad sanarás definitivamente.

En apariencia estos dos factores son sencillos pero, debido a la confusión que existe hoy día y el costumbrismo de miles de años de ignorancia al respecto, debemos tener ayudas y corregir lo que es tan obvio. Las dos condiciones gigantescas e imprescindibles para obtener la salud total son

1. Alimentarse bien y 2. No alimentarse mal.

(Se dan las dos cosas por separado) 

¿Sencillo verdad? En teoría sí; pero en la práctica la mayoría de las personas -incluyendo eminentes médicos- hacen todo lo contrario: 1. Se alimentan mal y 2. No se alimentan bien. La Antemedicina organiza los alimentos en tres categorías:

Alimentos Mortales

Alimentan precariamente y a la vez destruyen el cuerpo causando enfermedades.

Todo tipo de carnes, pescados, mariscos y aves.

Contienen todo tipo de toxinas, hormonas, virus, bacterias, venenos ingeridos por el animal, parásitos, ácido úrico, plomo, mercurio y otros.

[b]Alimentos Sustentadores

Sostienen la vida pero no quitan ni aportan salud.

Todo tipo de granos, todo tipo de alimento que requiera cocción o todo alimento refinado o industrializado.

Son alimentos sin vida porque el fuego o el proceso industrial destruye sus elementos vitales, que son los que devuelven la salud.

Alimentos paradisíacos

Recuperan la salud, aportan vida y dan felicidad.

Todas las frutas y verduras de consumo humano.

Contienen energía del sol.

Son alimentos vivos que vienen de la Naturaleza a la boca sin ningún tipo de proceso.

¿POR QUÉ LOS QUE COMEN CARNE ENFERMAN Y MUEREN PRONTO? 

Según la Enciclopedia Británica, la carne tiene un alto contenido de ácido úrico y desechos tóxicos que envenenan los tejidos humanos. Así como nuestros cuerpos se enferman en momentos de intensa ira o miedo, de igual forma los animales que son llevados al matadero, al ser tratados bruscamente durante varios días que dura su calvario en el transporte, que se hace en condiciones de extrema crueldad, sufren rabias, miedo y dolores intensos que recargan sus carnes con adrenalina, hormonas, cadaverina y venenos biológicos. Estos desechos biológicos, altamente tóxicos, van a parar al estómago de quienes ingieren esos cadáveres y pasan a sus organismos enfermándolos. Según la revista Nutrition Institute of America, la carne, no sólo de res sino de cualquier animal muerto violentamente, está recargada de sangre tóxica y otros subproductos que destruyen la salud humana.

DIFERENCIA ENTRE CARNE Y CADÁVER

Cuando una persona muere, de inmediato el cuerpo convierte la carne en un cadáver, segregando una sustancia que se llama cadaverina y, en ese momento, se inicia el proceso de descomposición. La carne se vuelve rígida, los microorganismos de la putrefacción y los gusanos inician su horrendo festín. Es por ese motivo que el olor a cadáver no se hace esperar.

El león come carne, el hombre come cadáver. El león es un animal feroz y asesino por naturaleza; no posee sentimientos y menos compasión hacia sus víctimas a las cuales devora inmediatamente; o sea que come carne fresca y su organismo está diseñado para digerirla. Su cuerpo constituye una máquina perfecta para matar; su estómago tiene diez veces más ácido clorhídrico que el del hombre para desdoblar rápidamente el alimento. Su tracto intestinal es sólo cuatro veces el largo de su cuerpo para botar rápidamente el cadáver antes que se torne putrefacto y nocivo.

En cambio el intestino del hombre es diez veces el largo de su cuerpo y el estómago tiene muy poco ácido clorhídrico para disolver la carne, la cual inicia un largo recorrido en un estado de putrefacción degradante que contamina todo el intestino con elementos nocivos largos de enumerar.

Tal estado de putrefacción produce cáncer, las células no resisten tal mortandad acompañada de parásitos y gusanos microscópicos de todo tipo que enferman. Los elementos nocivos pasan al organismo y el sistema inmunológico se ocupa todo el tiempo en esa lucha innecesaria al tiempo que desatiende las enfermedades comunes que se tornan incurables.

Qué linda la boca de una mujer,
qué hermosa la sonrisa de un niño
no se hicieron para despedazar una res
sino para besar con cariño

Tampoco se hicieron para comer tripas. Muchas mujeres y hombres serían incapaces de asesinar a un animalito cruelmente enterrándole, ellos mismos, un afilado cuchillo en el corazón. No serían capaces de verlos chillar de dolor y angustia mientras miran al asesino con sus grandes e inocentes ojos, incapaces de hacer algo ante tan -inteligente matón-.

La cobardía, entonces, es pagar a otros sicarios de animales para que realicen el asesinato -ojos que no ven, corazón que no siente-. Comer cadáveres es pertenecer a la cadena alimenticia y esta cadena se prolonga más allá de la muerte; pero allá invierte el proceso y los que aquí fueron los asesinos, allá serán los sacrificados. La ley de acción y reacción hará nacer y morir cruelmente al asesino, tantas veces como quitó vidas. Los que crían el ganado, los que lo venden, los que lo matan, los que compran la carne y la comen, todos son asesinos.

Dice la foca: “¿Por qué me asesinas para fabricar un abrigo que sólo sirve para satisfacer la vanidad?”

Dice la vaca: “Te doy mi leche durante toda la vida y en pago me tratas cruelmente y luego me asesinas”.

Los niños quieren a los animales y los animales a los niños, pero los adultos les enseñan a matarlos.

Los seres verdaderamente evolucionados no descuartizan a un noble animal para comérselo. Ello no sólo es un hecho repugnante, sino que va contra la Ley Cósmica que exige compensación de actos. Por esta última razón los carnívoros “conscientes” tendrán que cancelar su deuda sirviendo de alimento a las fieras -instrumentos kármicos- que, sin conciencia, están designadas para cobrar, con terrible dolor y pánico, la deuda contraída por las voraces y sanguinarias bocas de los carnívoros conscientes.

La voz de los siglos resonó en boca de los profetas bíblicos cuando anunciaron:

Génesis 1:29,30. 29) “Y pasó Dios a decir: Miren que les he dado toda la vegetación verde y todo árbol que da Fruto. Que les sirva a ustedes corno alimento”.

Proverbios 23: 20) “No debes estar entre los que beben vino en exceso y entre los que son comedores glotones de carne. Porque vendrán a parar en la pobreza (espiritual).

Ezequiel 4: 14) “Y procedí a decir: iAy, Oh Señor Soberano Jehová! Mi alma no es alma contaminadora: ni cuerpo ya muerto, ni animal despedazado he comido desde mi juventud, aún hasta ahora, y en mi boca no ha entrado ninguna carne asquerosa”.

Romanos 14: 20) “Deja de estar derribando la obra de Dios simplemente por causa del alimento. 21) Es bueno no comer carne.”

Levítico 17: 12) “Es por eso que he dicho a los hijos de Israel: “Ninguna alma de ustedes debe comer sangre .y ningún residente forastero en medio de ustedes debe beber sangre”.» (La carne, por más depurada que esté, tiene gran cantidad de sangre).

Corintios 8: 13) “Por tanto, si el alimento hace tropezar a mi hermano, no volveré a comer carne.»

(Existen muchas más citas en la Biblia condenando el consumo de carne y la matanza de animales como para ser una simple coincidencia. Como aseguran que lo escrito en la Biblia es palabra de Dios, los creyentes deben poner cuidado a no estar contradiciendo la Ley Divina, expresada tan claramente en la Biblia).

DENUNCIAS 

Por culpa del morboso alimento, en muchos países le sacan los ojos a los cerditos cuando nacen. Estos infelices animalitos no se atreven a caminar; toda su vida la pasan en un sólo punto sin conocer el mundo que los rodea y obligados a comer como máquinas sin gastar calorías. Así engordan rápidamente y producen mucho dinero a costa de mucho sufrimiento.

Después de haberles negado la luz de la existencia, después de haberles quitado los genitales y ojos (sin anestesia) los asesinan cobardemente. Su carne enlatada se exporta a todos los países; todos compran y participan de esa ignominia. No atienden el llamado de sus conciencias y menos de la Biblia que advierte: “Lo que no quieras que te hagan a ti, no lo hagas con ninguna criatura. En carne propia pagarás tus deudas.”

En las escuelas, profesores de sangre fría y sentimientos abortados; torturan ranas, conejos y pollitos. Con sangre y crueldad enseñan la biología que pudiera aprenderse de otra manera. Así a los niños se les decapita el sentimiento de compasión y amor por los animales. Frecuentemente se ven niños quitando las patas a un insecto para verlo sufrir, matando pájaros con caucheras o ahogando a una paloma en agua para comérsela.

Los que tengan ojos que vean, los que tengan oídos que escuchen. Se puede vivir en perfecta simbiosis con la Naturaleza sin tener que matar.

El karma reservado al cruel es el más cruel de todos. Sabiduría hindú

PUTREFACCIÓN 

Cuando la vida se escapa del cuerpo de inmediato dejan de funcionar las defensas y esto lo aprovechan los billones de microorganismos de la putrefacción para descomponer el cadáver hasta volverlo en pocas horas mal oliente. Cuando la gente compra la carne, ya han transcurrido muchas horas y hasta días después de muerto el animal y toda persona, que aún tiene el olfato en buenas condiciones, siente un olor nauseabundo cuando abren una nevera o preparan carne putrefacta.

Las amas de casa tienen que dar golpes a las carnes con martillos especiales para ablandarlas y usan ingredientes ablandadores (muy tóxicos) para disimular el estado cadavérico y hacerlo apetecible. Por todo esto, el hombre no come carne sino cadáveres y esto lo enferma. La carne, después de un solo día, presenta un estado gris enfermizo y una gama poco visible de gérmenes malignos.

La industria de la carne disimula el estado feo de las carnes, agregando nitritos y nitratos, colorantes químicos peligrosos y cancerígenos, para hacer aparecer la carne roja. En las carnicerías “de lujo” (anfiteatros de animales) usan lámparas de neón con filtros especiales que hacen ver la carne fresca y roja; un engaño más.

El doctor William Ujinsley, eminente investigador de cáncer del Ridge National Laboratory, dice: “Ni a mi gato le doy alimentos enlatados porque tales productos cárnicos producen, en primer lugar, daños al corazón y cáncer en el intestino” En los Estados Unidos, país pionero en los alimentos chatarra hechos con carne, las muertes del corazón ocupan el primer lugar y las muertes por causa del cáncer en el intestino, el segundo lugar. Otra razón por la cual cualquier tipo de carne constituye un alimento degradante no sólo por lo anterior sino por lo que sigue:

1. El plomo contenido en la gasolina queda en el aire, allí se junta con otros elementos tóxicos provenientes de las fábricas. El viento los transporta hacia el campo y la lluvia los precipita (lluvia ácida) depositándolos en el pasto.

2. Allí se junta con los pesticidas y polvos contra insectos que usa el campesino; todo va en la hierba que la res come. Lógicamente sin lavar y esto queda en la carne.

3. El hombre come la carne de res. La mayoría de desechos no los expulsa el cuerpo ni del animal ni del hombre y permanecen acumulándose por años hasta que se desata la enfermedad.

4. La medicina no quita la causa y trata el síntoma echando más medicamentos químicos al organismo.

5. Los sistemas defensivos del cuerpo llegan a saturarse y se producen enfermedades y tumores más graves aún.

6. Aparece el bisturí, continúa la enfermedad que hace incurable. El médico se aleja impotente.

7. Aparecen nuevos médicos y nuevas terapias; continúan los embaucadores ofreciendo cristos con imágenes y piedras con energías misteriosas.

8. El paciente muere sin haber vivido.

DDT, MERCURIO Y PLOMO

El DDT es un veneno muy fuerte y los campesinos lo usan como insecticida. Causa cáncer, enfermedades serias en el hígado y riñones; es causante de artritis, enfermedades de los pulmones y otras. Se ha comprobado que la carne contiene 13 veces más concentración de esos residuos tóxicos que los mismos vegetales fumigados, puesto que el cuerpo los acumula. Se han encontrado en los peces de río y mar el DDT junto con mercurio y plomo.

Un estudio de la revista American Medical Association, demuestra que se puede prevenir en un 97% las enfermedades cardíacas (tromboembolia y oclusiones coronarias) con una dieta libre de carnes. Las enfermedades del riñón, gota, enfermedades de los huesos y del intestino, se deben a las ptomaínas contenidas en la carne.

Éstas elevan el nivel de putrefacción en el intestino produciendo, a su vez, más sustancias tóxicas, aparte del terrible ácido úrico (compuesto de nitrógeno) el cual congestiona los riñones, hasta el punto que no pueden más y el ácido acumulado en el organismo da origen a piedras y cristales (cálculos renales), que dañan las articulaciones produciendo constantes dolores (gota, artritis, reumatismo).

Se requiere de un voluminoso libro para demostrar todos los inconvenientes graves para la salud que trae la carne; el alimento de la enfermedad, la vejez prematura y la muerte lenta con enfermedades insoportables. Cualquier persona de visión corta y cerebro estrecho diría que no es cierto porque la abuela vivió 90 años comiendo carne. Realmente toda regla tiene su excepción, pues se dan casos de alta resistencia genética, ayudada por una vida sana libre de preocupaciones en un ambiente puro y sosegado.

La verdad es que personas de 20, 40 y 50 años mueren a diario en el mundo – por millones-  a causa de la carne. Pocos pasan de los 50 debido a alguna resistencia; pero la mayoría comienza a sufrir penosas enfermedades que no tienen cura y el sufrimiento puede ser muy prolongado. Si se va a un cementerio se nota que, por cada persona que llegó a los 90, existen 1.000 que no pasaron de los 40. La causa, sin ninguna duda, estuvo en la manera de vivir, la manera de pensar y la manera de comer.

Basta dejar de comer carne para que el organismo, agradecido, comience a recuperarse. Recordemos aquí un principio sabio de la Antemedicina: “El organismo humano tiene inmensas capacidades para recuperarse de cualquier enfermedad, siempre y cuando cesen las causas que la produjeron.”

También es importante saber que una comida no pertenece al ser humano simplemente porque en ella existen algunos nutrientes. Los excrementos y la orina son ricos en nutrientes; de ahí que las moscas, cucarrones y gusanos obtienen de ellos todos los elementos vitales que necesitan para vivir sanos.

Pero ocurre que nosotros no somos moscas, cucarrones, hienas o buitres que viven de excrementos, sangre y carroña; porque éstos tienen un organismo diseñado para digerir cadáveres. Tales mortecinas cárnicas ocasionan, en cambio, terribles daños al cuerpo del hombre.

ALIMENTOS ALEGRES Y TRISTES

La carne, grasas animales y la azúcar refinada activan una sustancia cerebral, la acetilcolina que produce tristeza y depresión. En algunas personas se oye decir, después de una de cenas: “Quedé tan lleno, que quedé triste. Esto es debido acetilcolina producida por alimentos negativos o tristes.

Al otro extremo se encuentra la dopamina, un compuesto cerebral que produce alegría y positivismo en la persona. Esta sustancia se produce al comer frutas y algunos vegetales.

Si una persona ingiere alimentos “tristes” se volverá negativa, malhumorada, violenta y sus defensas bajan considerablemente. Si una persona acostumbra alimentos alegres se tornará positiva, emprendedora, se le verá rebosante de salud y sus defensas estarán en condiciones para luchar contra cualquier agresión.

economía

ALIMENTOS VENENOSOS

Es importante saber que en las combinaciones o mezclas de alimentos se pueden cometer grandes errores en perjuicio de la salud. Para no extendernos, citaremos las combinaciones “negras”, las más erróneas y perjudiciales que producen daños serios al organismo:

* Leche + azúcar refinada = Veneno.
* Jugo de naranja con el desayuno = Toxinas.
* Frutas con las comidas = Daños al organismo.
* Frutas dulces con ácidas = Destrucción de alimentos.
* Carne con cualquier otro alimento = Putrefacción.
* Alimentos enlatados = Comida chatarra + toxinas = cáncer.
* Jugos enlatados o encartonados = Pérdida de sus cualidades, engaño.
* Bebidas gaseosas = Agua contaminada.
* Licores, vinos, cervezas = Vicios mortales.
* Vegetales + frutas = Mala digestión.
* Salchicha, chorizos, embutidos = Enfermedades incurables, cáncer, artritis, gota…
* Carne asada = Cáncer sin falta.
* Cualquier alimento viendo noticieros morbosos o estando en discusión o mal humorado = Toxinas.
* Frutas dulces + frutas dulces = Salud total.
* Frutas ácidas + frutas ácidas = Depuración, salud toral.
* Vegetales sin hervir = energía absoluta, reconstrucción orgánica y limpieza intestinal.
* 8 vasos de agua pura diariamente = Limpieza total, vigor, curación.
* Aire puro, respiración profunda = Fuera el estrés, fuera miedos, alegría y salud; energía.
* Los almidones son los alimentos más difíciles y peligrosos de combinar. Los cereales con las carnes es la peor combinación que existe.
* Sol, campo, baño al aire libre, caminar, correr, jugar, bailar, recreación, conversaciones agradables, música escogida, libros edificantes, poesía, compañía y diálogo con esposa, hijos y amigos y meditación espiritual: Esto es saber vivir y sentirse perfectamente seguro de no enfermar nunca.

salud

COMER ES UNA COSA; ALIMENTARSE, OTRA

Las personas que han logrado hacer un cambio en la alimentación, han recuperado, por sólo este hecho, la salud. Realmente cuando el cuerpo se libera de esa carga de escombros o de comidas mal orientadas, le queda fuerza y tiempo suficientes para autocurarse. Esto es una realidad indiscutible.

También, debido no sólo a la malnutrición que producen los alimentos cárnicos y combinaciones erróneas, motivo por el cual a los pacientes que están en posibilidades de curarse, les invalida cualquier tratamiento.

Si logras hacer un cambio en tu alimentación habrás ganado en la salud y ya estarás cerca o de una vez podrás curarte. La carne no debe reemplazarse por nada pues es un mal. Sin embargo el gusto habitual se puede reemplazar por preparados especiales que se encuentran en restaurantes vegetarianos.

Allí se consiguen carnes, chorizos, salchichas y todas esas formas cárnicas pero hechas de vegetales, para quienes les es difícil cambiar de un momento a otro sus hábitos alimenticios.

¡Haz un cambio! ¡Tu salud lo espera!


lamatrixholografica.wordpress.com/2014/08/11/la-manera-de-comer-como-causante-de-enfermedades/
www.taotv.org/2014/08/11/la-manera-de-comer-como-causante-de-enfermedades/

Los depredadores emocionales. Parte I

Una mirada, una palabra o una simple insinuación son suficientes para comenzar un proceso de destrucción del otro. Los actos que llevan a cabo los depredadores emocionales son tan cotidianos que a veces parecen normales. Las víctimas callan y sufren en silencio. Mediante un proceso de acoso moral o maltrato psicológico, un individuo puede conseguir hacer pedazos a otro.

Así como en la naturaleza existen los depredadores animales que capturan y aniquilan a otros animales para alimentarse, en el ser humano también podemos observar un fenómeno similar, conocido como el acoso moral, protagonizado por los depredadores emocionales y sus víctimas.

 

Sigue leyendo Los depredadores emocionales. Parte I

vania Cuando en la depresión predominan los síntomas físicos

La mayoría de las personas tienden a relacionar la depresión con una serie de síntomas psicológicos, como tristeza, ganas de llorar, falta de motivación o apatía. Sin embargo, la depresión tiene también otros modos de manifestarse. En ocasiones, se expresa a través de síntomas físicos principalmente.

Es cierto que a veces la enfermedad física puede acabar produciendo una depresión debido al dolor y malestar que conlleva, la incapacidad para hacer ciertas actividades que desearías hacer, etc., pero en otros muchos casos, los síntomas físicos son la manifestación de la depresión misma.

Cuando esto sucede, la persona se siente físicamente enferma, pero no se siente deprimida ni es consciente de que sus síntomas son la expresión de su tristeza e insatisfacción vital. O bien se siente deprimida, pero cree que su depresión es consecuencia de su malestar físico.

¿Cuáles son los síntomas físicos?

Los síntomas físicos más comunes de la depresión son los dolores de cabeza, la migraña común, lumbociática y dolores de espalda, como el dolor lumbar, cervical o dorsal, así como la sensación de opresión en el pecho, sensación de nudo en la garganta, hipertensión o taquicardia, y los dolores abdominales o pélvicos.

El dolor crónico acompaña con mucha frecuencia a la depresión, de manera que si preguntamos a una persona deprimida si tiene algún tipo de dolor, es muy probable que responda que sí, sobre todo en la cabeza, espalda, pecho o pelvis.

Depresión por agotamiento

A veces, el síntoma predominante en una persona deprimida es un cansancio intenso, muchas veces diagnosticado como fatiga crónica. Se trata de una persona que ha estado experimentando estrés continuado durante tanto tiempo, que se ha agotado física y emocionalmente. Su cuerpo responde con fatiga intensa y, a nivel emocional, se siente también abatida y desmotivada.

No es raro que las personas con este tipo de depresión por agotamiento tengan también otros síntomas físicos, como síntomas digestivos, caída del cabello, sofocaciones, o trastornos de la micción.

El insomnio y la depresión

El insomnio es otro de los síntomas típicos de la depresión. Suele ser un tipo deinsomnio en el que la persona no tiene problemas para dormirse, pero se despierta muy temprano y luego no puede conciliar de nuevo el sueño. Al levantarse por la mañana, tiene la sensación de no haber dormido bien, el sueño no ha sido reparador y siente cansancio y ganas de seguir durmiendo.

Qué hacer si sospechas que puedes tener una depresión de este tipo

Si tus síntomas físicos son la expresión de la depresión, no van a desaparecer con medicamentos. De hecho, parecen no desaparecer hagas lo que hagas. Tal vez mejores un poco con el ejercicio o al tomarte unos días de descanso y cambiar de aires pero, al final, los síntomas siempre acaban volviendo. Esto sucede porque la causa es emocional y, por tanto, el tratamiento debe ser psicológico. Has de descubrir qué marcha mal en tu vida, qué cambios necesitas hacer, qué problemas no estás afrontando, qué te falta o de qué necesitas librarte.

La depresión, sea cual sea su sintomatología principal, es una señal de aviso que te está diciendo que necesitas hacer cambios importantes en tu vida y/o en ti, y debes descubrir cuáles son esos cambios y ponerte en marcha lo antes posible para trazar el plan de acción que te permita superar la depresión y empezar el cambio hacia una vida más satisfactoria.

 http://motivacion.about.com/od/Cuerpo_mente/a/Cuando-En-La-Depresion-Predominan-Los-Sintomas-Fisicos.htm

 

 

vania Anoréxicas tienen el cerebro más grande

¿El tamaño del cerebro se relaciona con trastornos de la alimentación?

Niñas con anorexia nerviosa tienen un ínsula y corteza orbitofrontal más grandes.

¿El tamaño del cerebro se relaciona con trastornos de la alimentación? Investigadores de la Universidad de Colorado descubrieron que las niñas con anorexia nerviosa tienen un ínsula más grande, aquella parte del cerebro que se activa al probar la comida, en comparación con niñas sin el trastorno. También se encontró evidencia de que tienen unacorteza orbitofrontal más grande, la parte del cerebro que señala cuándo dejar de comer, en las niñas con anorexia.

El estudio fue recientemente publicado en la revista de la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente.

Después de montar un grupo de 19 adolescentes con anorexia nerviosa y un grupo control de 22 mujeres sanas, el Dr. Guido Frank, profesor asistente en la Universidad de la Escuela de Medicina de Colorado, y sus colegas usaron imágenes de resonancia magnética (MRI) para estudiar la materia gris y el volumen de la materia blanca.

Los investigadores también emplearon tensores de difusión, para revelar anomalías en la sustancia blanca y para evaluar la integridad del tejido cerebral. Por último, se compararon sus resultados con estudios similares de los individuos adultos con anorexia y un grupo de voluntarios sanos.

Los investigadores descubrieron fue, en comparación con el grupo control sano, las personas con anorexia tienen más grande la orbitofrontal izquierda más grande, la ínsula derecha; los volúmenes bilaterales temporales de la materia gris y los volúmenes de materia blanca del lóbulo temporal.

En general, el lóbulo temporal está implicado en el procesamiento de la información sensorial. La ínsula derecha maneja la percepción del gusto y también integra la percepción del cuerpo. Los investigadores de este estudio sugieren que las anomalías en estas áreas del cerebro pueden contribuir a la percepción de que las mujeres se sientan gordas a pesar de estar bajas de peso.

Con respecto a la corteza orbitofrontal, esta es la región del cerebro involucrada en la toma de decisiones. De hecho, estudios previos han identificado a la corteza orbitofrontal media como la zona del cerebro que envía “señales” para crear una sensación de saciedad por un cierto tipo de alimentos.

Los resultados de este estudio, sugieren que el mayor volumen en la corteza orbitofrontal fomenta el comportamiento anormal de los anoréxicos. Los investigadores notaron que esta área del cerebro impulsa a los anoréxicos a dejar de comer antes de que hayan tenido suficiente comida, mucho antes de lo que una persona sana lo haría.

El estudio señala que una corteza orbitofrontal más grande de lo normal no es una característica sólo de la anorexia, también se puede encontrar en una variedad de trastornos de la alimentación.

Aquí puedes leer la investigación completa.

 http://beta.quo.mx/noticias/2013/08/29/anorexicas-tienen-el-cerebro-mas-grande

vania Vitamina B-1 ayuda a calmar la ansiedad

Una reciente investigación demostró que los alimentos que contienen vitamina B-1y vitamina B-3 ayudan a combatir la ansiedad.

 La vitamina B-1 es fundamental para la producción de energía y elmetabolismo de los carbohidratos, proteínas y grasas. Si hay una deficiencia de vitamina B-1 en la  dieta, se reduce la energía necesaria para realizar las actividades diarias, inhibe el deseo sexual y aumenta la ansiedad.

La ansiedad se caracteriza por un sentimiento de miedo, desasosiego y preocupación. La fuente de estos síntomas muchas veces se desconoce. Averigua cuáles son las principales características de la ansiedad en el siguiente video:

 

Los alimentos que tienen alto contenido de vitamina B-1 son la sandía, nueces, espárragos, frijoles, piña, arroz integral, granola, palomitas de maíz, pistaches, etc.

 Esta vitamina mejora el funcionamiento del sistema nervioso, de esta forma disminuye el riesgo de sufrir ataques de ansiedad.

Los alimentos que contienen esta vitamina, además, son de bajo contenido graso, por lo tanto no sólo combaten la ansiedad, sino que ayudan también aperder peso. ¡No olvides incluirlos en tu dieta!

http://enforma.salud180.com/nutricion-y-ejercicio/vitamina-b-1-ayuda-calmar-la-ansiedad

 

Colaboración de Jose Circula en las redes sociales que se habría encontrado una cura para el cáncer pero está bloqueada por farmacéuticas

 

Cura del Cáncer: Bloqueada por las farmacéuticas.

Científicos de la Universidad de Alberta, en Canadá, aseguran haber descubierto una sustancia que elimina las células afectadas por tumores, pero no consiguen fondos para seguir sus pruebas porque la sustancia que usan no tiene patente.

Investigadores de la Universidad de Alberta han logrado curar el cáncer utilizando un medicamento llamado dicloroacetato, sin embargo, como esta sustancia no requiere patente y es barata a comparación con los medicamentos usados para combatir el cáncer por las grandes farmacéuticas, está investigación no ha recibido mucho apoyo ni está haciendo eco en los medios.
El Dr. Evangelos Michelakis, profesor de la Universidad de Alberta, probó el dicloroacetato en células humanas y notaron que mata las células de cáncer en los pulmones, en el cerebro y en el pecho, dejando solamente las células sanas. En ratas con severos tumores sus células se encogieron al ser alimentadas con agua con esta sustancia.

El dicloroacetato detona una acción en la mitocondria para que esta acabe de forma natural con el cáncer en las células (tradicionalmente se enfoca en la glucólisis para combatirlo).

El Dr Michelakis manifestó su preocupación de no encontrar fondos para hacer pruebas clínicas con dicloroacetato ya que no representaría fuertes ganancias para inversionistas privados al no estar patentado.

Esto encaja exactamente con lo que dijo el Premio Nobel de Medicina Richard J. Roberts en una entrevista sobre como los fármacos que curan no son rentables y por eso no son desarrollados por las farmacéuticas que en cambio sí desarrollan medicamentos cronificadores que sean consumidos de forma serializada.

La entrevista originalmente fue publicada por el diario español Vanguardia:

¿La investigación se puede planificar?

Si yo fuera ministro de Ciencia, buscaría a gente entusiasta con proyectos interesantes; les daría el dinero justo para que no pudieran hacer nada más que investigar y les dejaría trabajar diez años para sorprendernos.

Parece una buena política.

Se suele creer que, para llegar muy lejos, tienes que apoyar la investigación básica; pero si quieres resultados más inmediatos y rentables, debes apostar por la aplicada…

¿Y no es así?

A menudo, los descubrimientos más rentables se han hecho a partir de preguntas muy básicas. Así nació la gigantesca y billonaria industria biotech estadounidense para la que trabajo.

¿Cómo nació?

La biotecnología surgió cuando gente apasionada se empezó a preguntar si podría clonar genes y empezó a estudiarlos y a intentar purificarlos.

Toda una aventura.

Sí, pero nadie esperaba hacerse rico con esas preguntas. Era difícil obtener fondos para investigar las respuestas hasta que Nixon lanzó la guerra contra el cáncer en 1971.

¿Fue científicamente productiva?

Permitió, con una enorme cantidad de fondos públicos, mucha investigación, como la mía, que no servía directamente contra el cáncer, pero fue útil para entender los mecanismos que permiten la vida.

¿Qué descubrió usted?

Phillip Allen Sharp y yo fuimos premiados por el descubrimiento de los intrones en el ADN eucariótico y el mecanismo de gen splicing (empalme de genes).

¿Para qué sirvió?

Ese descubrimiento permitió entender cómo funciona el ADN y, sin embargo, sólo tiene una relación indirecta con el cáncer.

¿Qué modelo de investigación le parece más eficaz, el estadounidense o el europeo?

Es obvio que el estadounidense, en el que toma parte activa el capital privado, es mucho más eficiente. Tómese por ejemplo el espectacular avance de la industria informática, donde es el dinero privado el que financia la investigación básica y aplicada, pero respecto a la industria de la salud… Tengo mis reservas.

Le escucho.

La investigación en la salud humana no puede depender tan sólo de su rentabilidad económica. Lo que es bueno para los dividendos de las empresas no siempre es bueno para las personas.

Explíquese.

La industria farmacéutica quiere servir a los mercados de capital…

Como cualquier otra industria.

Es que no es cualquier otra industria: estamos hablando de nuestra salud y nuestras vidas y las de nuestros hijos y millones de seres humanos.

Pero si son rentables, investigarán mejor.

Si sólo piensas en los beneficios, dejas de preocuparte por servir a los seres humanos.

Por ejemplo…

He comprobado como en algunos casos los investigadores dependientes de fondos privados hubieran descubierto medicinas muy eficaces que hubieran acabado por completo con una enfermedad…

¿Y por qué dejan de investigar?

Porque las farmacéuticas a menudo no están tan interesadas en curarle a usted como en sacarle dinero, así que esa investigación, de repente, es desviada hacia el descubrimiento de medicinas que no curan del todo, sino que cronifican la enfermedad y le hacen experimentar una mejoría que desaparece cuando deja de tomar el medicamento.

Es una grave acusación.

Pues es habitual que las farmacéuticas estén interesadas en líneas de investigación no para curar sino sólo para cronificar dolencias con medicamentos cronificadores mucho más rentables que los que curan del todo y de una vez para siempre. Y no tiene más que seguir el análisis financiero de la industria farmacológica y comprobará lo que digo.

Hay dividendos que matan.

Por eso le decía que la salud no puede ser un mercado más ni puede entenderse tan sólo como un medio para ganar dinero. Y por eso creo que el modelo europeo mixto de capital público y privado es menos fácil que propicie ese tipo de abusos.

¿Un ejemplo de esos abusos?

Se han dejado de investigar antibióticos porque son demasiado efectivos y curaban del todo. Como no se han desarrollado nuevos antibióticos, los microorganismos infecciosos se han vuelto resistentes y hoy la tuberculosis, que en mi niñez había sido derrotada, está resurgiendo y ha matado este año pasado a un millón de personas.

¿No me habla usted del Tercer Mundo?

Ése es otro triste capítulo: apenas se investigan las enfermedades tercermundistas, porque los medicamentos que las combatirían no serían rentables. Pero yo le estoy hablando de nuestro Primer Mundo: la medicina que cura del todo no es rentable y por eso no investigan en ella.

¿Los políticos no intervienen?

No se haga ilusiones: en nuestro sistema, los políticos son meros empleados de los grandes capitales, que invierten lo necesario para que salgan elegidos sus chicos, y si no salen, compran a los que son elegidos.

De todo habrá.

Al capital sólo le interesa multiplicarse. Casi todos los políticos – y sé de lo que hablo- dependen descaradamente de esas multinacionales farmacéuticas que financian sus campañas. Lo demás son palabras…

Richard J. Roberts nació en Derby, Inglaterra, en 1943. Estudió inicialmente Química, posteriormente se traslada a Estados Unidos, donde desarrolla actividad docente en Harvard y en el Cold Spring Harbor Laboratory de Nueva York. Desde 1992 dirige los trabajos de investigación del Biolabs Institute, de Beverly, (Massachusetts).

Obtuvo el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1993, compartido con Phillip A. Sharp, por su trabajo sobre los intrones, fragmentos de ADN que no tiene nada que ver con la información genética. Pudieron describir que la información depositada en un gen no estaba dispuesta de forma continua, sino que se encontraba fraccionada.

Los primeros experimentos los realizaron sobre material genético de virus, particularmente de adenovirus.

Ambos llegaron a la conclusión de que el ARN ha tenido que preceder en la evolución al ADN.

El cáncer podría tener origen metabólico y no genético   PDF    Imprimir    E-mail

Dr Evangelos MichelakisEl Dr. Evangelos Michelakis es Profesor de Medicina y Vicepresidente del Departamento de Investigación de Medicina de la Universidad de Alberta. Su obra a caballo entre dos campos aparentemente sin relación, hipertensión pulmonar y el cáncer, ha contribuido a los paradigmas emergentes en ambos campos y da crédito a una teoría de 80 años de edad, del bioquímico alemánOtto Warburg, quien propuso que el cambio metabólico en la producción de energía celular que se produce dentro de las células anormales, que ahora se llama el “efecto de Warburg “, es una causa – no efecto – del cáncer.

La lucha contra el pensamiento tradicional

En 2001, el doctor Michelakis y sus colegas de la Universidad de Alberta comenzaron una serie de experimentos de laboratorio que condujo a descubrimientos importantes e innovadoras formas de pensar acerca de la hipertensión arterial pulmonar (HAP).Esta enfermedad rara pero mortal, afecta a las mujeres en los años 30 y 40 años, cuya tasa de supervivencia a cinco años es peor que la del cáncer de mama metastásico.
Los investigadores estudiaron los efectos del sildenafil (Viagra ®) en la HAP. Este trabajo llevó a un pequeño ensayo clínico que demostró, por primera vez, que este fármaco es un tratamiento seguro y efectivo para los pacientes con HAP. La Fundación del corazón y derrame de Canadá financió este trabajo pionero, lo que llevó a nuevos estudios por el fabricante del fármaco, Pfizer, y una nueva formulación de sildenafil (Revatio ®) para el tratamiento de la HAP.
Dr. Michelakis y sus compañeros de trabajo también fueron los primeros en demostrar que un marcador de cáncer llamado survivin, que se creía que sólo se encuentran en las células cancerosas, se expresa en gran medida en las arterias pulmonares anormales. Este trabajo, publicado en el Journal of Clinical Investigation (JCO), fue uno de los estudios integrales que primero mostraron una relación entre la HAP y el cáncer.
Un descubrimiento llevó a otro. Mientras investigaba el crecimiento excesivo de células en las paredes de las arterias pulmonares, Michelakis y su equipo descubrieron que la central celular – la mitocondria – en los vasos del pulmón difiere de las otras arterias.
Las mitocondrias desempeñan varias funciones vitales en las células. Generan la energía, en forma de ATP, mediante la fosforilación oxidativa – la combustión de la glucosa y otros combustibles mediante oxígeno. También actúan como sensores de oxígeno y control de la muerte programada de las células. Este proceso, conocido como apoptosis, se suprime en la HAP – y el cáncer. Ambas enfermedades, nota Michelakis, se caracterizan por un crecimiento celular descontrolado.
Él y su equipo comenzaron a buscar un medicamento que alcanzase la mitocondria de las arterias pulmonares para restablecer la apoptosis. Se encontraron con una sustancia llamada dicloroacetato (DCA). Este fármaco de molécula pequeña, ha sido utilizado para el tratamiento de las anomalías congénitas mitocondrial – durante tanto tiempo, de hecho, que ya no tiene protección de patente.
“Hemos demostrado que las mitocondrias de las células de HAP en animales y seres humanos fueron suprimidas. Cuando dimos DCA, estas mitocondrias se activaron de nuevo. La apoptosis, lo que requiere mitocondrias funcionales, se reactivó, y las células anormales dentro de las paredes de las arterias pulmonares empezaron a morir, abriendo el lumen y mejorando la HAP. ”
DCA funciona como un bisturí molecular, explica, apuntando a las células que crecen anormalmente en la HAP, sin afectar las células normales en otras arterias, que no comparten los mismos cambios en las mitocondrias.
Este trabajo fue publicado en Circulation (2002, 2006), Circulation Research (2004), PNAS(2007) y Science Translational Medicine (agosto de 2010).

Dando nueva vida a las viejas teorías

En 2007, el doctor Michelakis y sus colegas publicaron pruebas de los estudios de laboratorio en Cancer Cell que mostraban que las mitocondrias son suprimidas en el cáncer. A continuación, mostraron que el DCA podría reactivar las mitocondrias y restablecer la apoptosis.
Sus descubrimientos tuvieron un gran impacto. Por primera vez, había pruebas de que el cáncer reprime activamente la mitocondria para fomentar el crecimiento de células anormales. Esta evidencia desafió el dogma imperante (que sugiere que el cáncer es una enfermedad de los genes mutados, no una consecuencia del metabolismo anormal) y se reactivó el interés en la creencia de Warburg, de que la función mitocondrial anormal es una causa, no efecto, de cáncer.
“Era el momento adecuado”, dice Michelakis, “porque la teoría metabólica del cáncer estaba naciendo.”
La DCA inhibe una enzima mitocondrial llamada piruvato deshidrogenasa quinasa (PDK). Esta enzima clave está sobreexpresada en las células cancerosas. PDK desactiva la piruvato deshidrogenasa (PDH), complejo de enzimas en la membrana mitocondrial externa. La PDH compleja actúa como un guardián que controla el flujo de glucosa y otros combustibles en el motor mitocondrial. Sin combustible, el ciclo de Krebs “no puede funcionar y la oxidación de la glucosa no se produce. La apoptosis se desactiva.
Como resultado, las células cancerosas aspiran más glucosa para su uso en la glucólisis, la conversión anaeróbica de la glucosa en energía fuera de la mitocondria. Por el cierre de la central eléctrica, que no pueden producir energía de manera eficiente, pero con la apoptosis apagada, ya no muere. Con el tiempo, la captación de glucosa aumenta hasta un punto que satisface las necesidades de energía, mientras que las mitocondrias permanecen inactivas.
La DCA invierte esta cadena de acontecimientos. Se suprime el PDK y la libera del complejo PDH. Las mitocondrias pueden reanudar las funciones normales, incluyendo la apoptosis.
Desde que la DCA ha sido utilizada en el tratamiento de niños con anomalías congénitas mitocondriales desde la década de 1960, tiene un perfil de seguridad conocido. Sin protección de patentes, es un medicamento de bajo costo.

El largo y sinuoso camino a los ensayos en humanos

Sin el apoyo de la industria, es difícil avanzar en fármacos prometedores en animales a los ensayos en humanos, dice Michelakis. Desde que la DCA no tenía la protección de patentes, la industria no estaba interesada en la financiación de los ensayos clínicos.
Después de recaudación de fondos, Michelakis comenzó los ensayos de fase I de DCA en un pequeño número de pacientes con cáncer metastásico en al Cross Cancer Institute (CCI) de Alberta. La Universidad de Alberta se comprometió a cubrir la indemnización que suele estar cubierta por los patrocinadores de la industria. Ciencias de la Salud de Alberta (Alberta Health Sciences) también ayudó con una serie de contribuciones en especie. Luego, con la cooperación y el fomento del Director de Neurocirugía Kenneth Petruk, el equipo de Michelakis “se concentró en un cáncer – glioblastoma multiforme (GM), una forma altamente letal de cáncer cerebral.
Se llevó a cabo un ensayo clínico en un pequeño número de pacientes con GM. Muestras de tejido de antes y después del tratamiento con DCA mostraron que el fármaco estaba funcionando.
“Hemos demostrado que la DCA estaba inhibiendo la PDK y activando la PDH en los tumores de estos pacientes”, dijo Michelakis. “Hubo realmente alguna evidencia de la estabilidad del tumor o incluso de regresión.”
Los resultados, publicados a principios de este año en Science Translational Medicine (mayo de 2010), una vez más sacudió a la comunidad científica. Además de desafiar el dogma científico sobre la función mitocondrial en el cáncer, mostró que los investigadores podrían llevar a cabo ensayos clínicos en humanos sin el apoyo de la industria.
El estudio ha abierto la puerta a nuevos ensayos con DCA. El equipo Michelakis planea llevar a cabo estudios conjuntos de DCA en el cáncer de mama, pulmón y cerebro y PAH con varios centros internacionales, incluida la facultad de medicina de la UCLA, el Centro Memorial Sloan Kettering Cancer, y el Imperial College en Londres, Reino Unido.

La ruta menos transitada

El mayor reto en la investigación de moléculas pequeñas prometedoras no es aprender a pensar fuera de la caja, según Michelakis, sino encontrar formas de superar los obstáculos que desalientan a los investigadores de la realización de ensayos con seres humanos sin el apoyo de la industria.
La DCA no es una droga milagrosa, dice, pero “es muy importante, porque nos ha ayudado a encontrar una nueva dirección. Es señalar el camino hacia el desarrollo de mejores mitocondrial de activación de las drogas. No hay duda al respecto”.
Referencia:
Artículo original – “Dr. Evangelos Michelakis

¿Es el dicloroacetato una cura contra el cáncer?

Por noticiasdeabajo • 13 abril, 2012 • Print-Friendly
Por la Dra. Mae-Wan Ho, 10 de abril de 2012
ISIS

                                                                        Dicloroacetato de sodio
Una sustancia química común aparece como el último remedio milagroso contra el cáncer, pero las implicaciones en nuestra comprensión básica del cáncer pueden ser muy importantes, dice la Dra. Mae-Wan Ho.

El dicloroacetato mata las células cancerosas y reduce los tumores

El investigador del cáncer Evangelos Michelakis y su equipo de la Universidad de Alberta en Canadá alcanzaron en el año 2007 cierto renombre a raíz de la publicación de un estudio que afirmaba que un producto químico de uso común, el dicloroacetato (DCA) mataba las células cancerosas presentes en los cultivos sin afectar a las células normales e inhibiendo el crecimiento de los tumores cancerosos desarrollados en las ratas [1]. (Nota: en la terapia del cáncer se usa la sal sódica del dicloroacetato y no el ácido).

Desafortunadamente, no se han conocido ensayos clínicos realizados por las compañías farmacéuticas sobre el uso del dicloroacetato, una sustancia química de uso muy común que no puede ser patentada. Sin embargo, se ha estado utilizando durante 30 años con un buen historial de seguridad y hay argumentos para probar el fármaco en paciente humanos con cáncer.

Las primeras pruebas clínicas resultan prometedoras
Con financiación de fundaciones privadas y donaciones públicas, así como del National Institutes of Health candiense, un equipo ha llevado a cabo el primer ensayo clínico en cinco pacientes que presentaban glioblastoma (un tumor maligno de rápido crecimiento en el cerebro y que casi siempre es mortal), siendo los estudios publicados en 2010 [2]. De los cinco pacientes tratados, uno de los tres que padecían cáncer terminal murió después de 3 meses de tratamiento con dicloroacetato, pero el resto se encontraron clínicamente estables 15 meses después del empleo del dicloroacetato como terapia, y aún permanecían con vida 18 meses después. Tres de los pacientes presentaron alguna evidencia en la reducción del tumor, según aparecían mediante resonancia magnética. Los resultados son prometedores.
En uno de ellos se observaron efectos secundarios a dosis más altas de dicloroacetato, una neuropatía periférica, que revirtió cuando la dosis se redujo. El equipo concluyó: “ La eficacia clínica se observó en las dosis que no causaban neuropatía periférica y en concentraciones séricas de dicloroacetato suficientes para inhibir la enzima diana del dicloroacetato, el piruvato deshidrogenasa kinasa II, que fue altamente expresado en todos los glioblastomas. La modulación metabólica puede ser un método terapéutico viable para el tratamiento de los glioblastomas”.
Pero Michelakis ha subrayado que todavía es demasiado pronto para decir que el dicloroacetato proporcione un remedio eficaz contra el cáncer en los seres humanos, necesitándose nuevos ensayos controlados con placebo [3]. El ensayo se complica por el hecho de que cada paciente recibió diferentes tratamientos y también se les administró otros fármacos contra el cáncer.
¿Qué fue lo que llevó a Michelakis y sus colegas a emplear el dicloroacetato en el tratamiento del cáncer?

Las células cancerosas tienen un metabolismo energético anormal
La inspiración les vino de las observaciones realizadas en la década de 1920 por el fisiólogo alemán Otto Heinrich Warburg en el metabolismo energético de las células cancerosas en comparación con las células normales. Las células normales obtienen la energía rompiendo las molécula de glucosa que presenta 6 átomos de carbono en dos moléculas de piruvato 3-carbono mediante una serie de reacciones en el citoplasma, la glucólisis, que no requiere de la presencia de oxígeno, seguido por una serie de reacciones de oxidación en las mitocondrias ( unas estructuras energéticas del interior de las células) en las que sí es preciso el oxígeno.

Las células cancerosas, en cambio, dependen en gran medida de la glucólisis para obtener energía, pero creía que eran incapaces del metabolismo oxidativo a pesar de que la presencia de suficiente oxígeno. Este fenómeno, la glucólisis aeróbica, denominada en lo sucesivo el efecto Warburg, hace que Warburg lo explique como un mal funcionamiento mitocondrial, y causa principal del cáncer [4].
Como la glucólisis es una forma mucho menos eficiente de extraer energía de la glucosa, las células cancerosas tienen necesidad adicional de glucosa. En realidad, más tarde se pudo comprobar que no todas las células cancerosas son incapaces de llevar a cabo el metabolismo oxidativo ( ¿Es el cáncer una enfermedad Redox?) SiS 54). Algunas células cancerosas pueden hacer trabajar a los mitocondrias en presencia de un suministro adecuado de oxígeno, llevando a cabo la glucólisis y la forforilación oxidativa simultáneamente, y producir gran cantidad de ácido láctico, el producto final del piruvato que no se oxida en las mitocondrias.
La idea de Warburg fue abandonada en el tratamiento del cáncer debido a que se fue considerando poco a poco una enfermedad genética causada por mutaciones el genes específicos relacionados con el cáncer, los oncogenes [6].
En los últimos años, la tomografía por emisión de positrones (PET) ha confirmado que los tumores malignos han aumentado el metabolismo y la absorción de glucosa. Pero aún así se pensaba que era un efecto del cáncer en lugar de su causa.
La hipótesis metabólica de Warburg sobre el cáncer ha sido revisada recientemente [6], después de décadas de inversión en la “guerra contra el cáncer”, basada en las hipótesis genética, que ha dado muy pocos avances, sin embargo nuevos hallazgos han confirmado la notable heterogeneidad genética incluso en un solo tumor, lo cual plantea dudas sobre el enfoque genético en el tratamiento del cáncer. Tratamiento personalizado del cáncer ¿realidad o ficción? SiS 54)
Se ha sugerido que a medida que los cánceres se desarrollan de forma típica en un ambiente bajo en oxígeno (hipóxico), las células cancerosas tienen que confiar en la glucólisis para obtener energía. Este cambio a la glucólisis ofrece a las células transformadas (cancerosas) una ventaja proliferativa, al mismo tiempo que se suprime la apoptosis (el suicidio celular programado) que de otro modo se habría producido [8]. Por otra parte, los productos finales de la glucólisis, el ácido láctico y otros asociados, ayudan a descomponer la matriz extracelular, la que facilita la movilidad celular y el potencial de invasión (metástasis) de las células cancerosas. Por lo tanto, a pesar de que los tumores con el tiempo van desarrollando vasos sanguíneos para el suministro de oxígeno, la glucólisis aeróbica, tal persistencia ofrece una ventaja en el crecimiento y evolución de los cánceres humanos invasores.
También se ha argumentado que la glucólisis es importante para proporcionar los esqueletos de carbono a otras moléculas de proteínas y ácidos nucleicos, todas las cuales son necesarias para un rápido crecimiento [9].
Cómo funciona el dicloroacetato
La enzima piruvato-deshidrogenasa quinasa (PDK), normalmente inactiva a la enzima deshidrogenasa mitocondrial, piruvato (PDH), que cataliza la conversión del piruvato en acetil-CoA que alimenta el ciclo del ácido cítrico en la mitocondria, por el que se convierte el piruvato en lactato. El dicloroacetato inhibe la PDK, con lo que se produce una reactivación del PDH, permitiendo que el piruvato se oxide en la mitocondria. Al mismo tiempo, induce la apoptosis en las células cancerosas, con poco o ningún efecto sobre las células normales, es decir, en las células no cancerosas.
El dicloroacetato induce el suicidio de las células cancerosas humanas y reduce los tumores injertados en las ratas
En una publicación del año 2007, el equipo informaba sobre los primeros resultados experimentales con cultivos de células cancerosas humanas, así como en los tumores injertados en ratas [1].
El dicloroacetato provocó un aumento de la apoptosis de las células de cáncer de pulmón, cerebro y mama en los cultivos de acuerdo a varios marcadores: aumento de la expresión de anexina, activación de la caspasa 3 y 9 y aproximadamente un incremento 6 veces mayor en los núcleos de TUNEL positivo en las células cancerosas. TUNEL Terminal Transferase dUTP Nick End Labeling) es un método para detección de la fragmentación del ADN, el sello distintivo de la apoptosis, mediante el estudio de los extremos fragmentados de los ácidos nucleicos.
El dicloroacetato también redujo la proliferación celular de acuerdo con los índices estándar, incluyendo BrdU ( bromodesoxiuridina) y la expresión del antígeno de proliferación celular (PCNA). Además. El dicloroacetato disminuyó la expresión de la survivina, un indicador mitótico.
Células humanas cancerosas se inyectaron por vía subcutánea en ratas con un sistema inmunitario deprimido, propensas por tanto a desarrollar cáncer, teniendo acceso a agua que contenía o no dicloroacetato, en una dilución de 75 mg por litro.
En el primer conjunto de experimentos, 21 animales fueron divididos en tres grupos: grupo de control no tratado; grupo de prevención que recibió dicloroacetato justo antes de la inyección de las células cancerosas y durante las cinco semanas siguientes; y grupo de inversión, que recibió dicloroacetato sólo durante 2 semanas después de la inyección de las células ( cuando los tumores ya se habían desarrollado) y durante las 3 semanas siguientes.
Las ratas no tratadas rápidamente desarrollaron tumores, con un crecimiento exponencial constante de los tumores. Los dos grupos tratados con dicloroacetato mostraron una disminución significativa en el tamaño de los tumores, pesando el tumor después del sacrificio y midiendo su diámetro. En algunas ratas se pudieron obtener imágenes mediante resonancia magnética para calcular el volumen del tumor. Hubo una correlación inversa entre la apoptosis y el tamaño del tumor en las ratas tratadas. El canal de potasio dependiente del voltaje Kv1.5 ( un marcador sobre el que tiene efectos el dicloroacetato) fue regulado y sobrerregulado la survivina en la ratas tratadas con dicloroacetato.
En un segundo conjunto de experimentos, los investigadores estudiaron si los efectos del dicloroacetato se mantenían durante largos períodos de tiempo y si el dicloroacetato tendría un efecto similar en los tumores más avanzados. Tres grupos de ratas fueron estudiados durante 12 semanas: un grupo control no tratado; un grupo de prevención tratado con dicloroacetato en el momento de la inyección de dicloroacetato; un grupo de reversión, con ratas que recibieron dicloroacetato en la semana 10 después de la inyección de células tumorales durante 2 semanas. Las ratas del grupo de prevención tenían tumores significativamente más pequeños en comparación con el grupo de control no tratado. El uso de dicloroacetato en la semana 10 inhibe el crecimiento tumoral de forma inmediata, con una disminución significativa, incluso con sólo una semana de tratamiento. El tratamiento con dicloroacetato no tiene efectos tóxicos, según las pruebas sanguíneas realizadas.
Del mismo modo, en el ensayo clínico realizado en pacientes con glioblastoma, el equipo de Michelakis desarrollo líneas celulares específicas para cada paciente, así como supuestas células madre de glioblastoma [2]. Fueron capaces de demostrar la apoptosis inducida por el dicloroacetato en los marcadores de las células tumorales y su respuesta al tratamiento por dicloroacetato. Una pequeña dosis de dicloroacetato no tenía efectos secundarios, pero sí fue capaz de inhibir la encima objetivo, el piruvato deshidrogenasa quinasa II, que fue altamente expresado en todos los glioblastomas.
El dicloroacetato es eficaz contra las células cancerosas y otros tumores
Otros investigadores también se han fijado en los efectos contra el cáncer del dicloroacetato, descubiertos por el equipo de Michelakis. Un estudio publicado en 2009 describe la inhibición de células del cáncer de mama en ratas por el uso de dicloroacetato [10]. Los investigadores encontraron una reversión en el fenotipo glicolítico por el uso de dicloroacetato, acompañado de una inhibición en la proliferación, pero sin ningún aumento en la muerte celular. In vivo, el dicloroacetato produjo una reducción del 58% en el número de metástasis pulmonares según observaciones macroscópicas después de la inyección de células de cáncer de mama en la cola de las ratas.
Se ha encontrado que el dicloroacetato induce la apoptosis y la detención del ciclo celular en las células de cáncer colorrectal, sin reducir el crecimiento de las células no cancerosas [11]. El mayor efecto apoptótico se encuentra en las células metastásicas LoVo, en las que el dicloroacetato inducía hasta 10 veces más de células apoptóticas a las 48 horas. La detención del ciclo celular más sorprendente se hizo evidente en las células HT29, donde el dicloroacetato produjo un aumento 8 veces mayor en el número de células detenidas en las fase G2 después de 48 horas. El dicloroacetato también redujo los niveles de lactato en los medios de cultivo y la desfosforilación inducida en la subunidad E1a del complejo piruvato deshidrogenasa en todas las líneas celulares, pero el potencial mitocondrial se redujo sólo en las células cancerosas. ( El significado del potencial eléctrico mitocondrial se describe en otro artículo de esta serie [5]).
En un tercer estudio, los investigadores encontraron que el dicloroacetato inhibe el crecimiento del neuroblastoma ya que actúa específicamente contra las células malignas indiferenciadas [12]. Los neuroblastomas son los tumores malignos de los nervios periféricos que con mayor frecuencia aparecen en las glándulas suprarrenales [13]. Este efecto no se esperaba, ya que el neuroblastoma era uno de los tipos de tumores sobre los que se consideraba que el dicloroacetato no tenía eficacia, al estar compuesto por células que tienen pocas anomalías mitocondriales. A pesar de que el dicloroacetato tiene un efecto selectivo contra las células malignas del neuroblastoma, no afecta a las células más diferenciadas y menos malignas.
Además, el dicloroacetato se ha desmostado eficaz contra el cáncer de próstata [14] y en las células del cáncer de endometrio [15].
Las conexiones precisas entre la activación de la enzima que abre la puerta del metabolismo oxidativo en las células cancerosas y la inducción del suicidio celular programado todavía son confusas. Pero hay una serie de efectos intermedios consistentes con la inducción de la apoptosis, así como una reducción de la proliferación celular, según se ha documentado.
La capacidad del dicloroacetato para inhibir el cáncer y el crecimiento tumoral es poco menos que milagroso y merece nuestra atención. Es un producto químico barato, que destruye de forma selectiva las células malignas sin dañas las normales, y con mínimos efectos secundarios. Sus implicaciones en nuestra comprensión fundamental del cáncer son muy importantes.

http://www.mensajerodigital.com/2012/09/circula-en-las-redes-sociales-que-se.html