Cataluña independiente, un “suicidio económico”

Ante la incertidumbre de si Cataluña seguirá en España, la economía de ambas partes ‎se ha frenado y, de haber secesión, será aun peor por la fuga de capitales.‎

“La independencia (de Cataluña) supondría el empobrecimiento de población con destrucción de crédito, con tensiones presupuestarias porque habría menos ingresos tributarios, con procesos inflacionistas derivados de tener que financiar déficit emitiendo deuda y, en definitiva, un desastre de fuga de capitales por falta de confianza política y económica”, alertó el martes la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido, en un foro denominado Cinco Días.

La situación en Cataluña “está generando inquietud, incertidumbre y una situación muy dura, está influyendo en la propia sociedad catalana y en la economía catalana”, sostuvo Garrido.

La evolución económica de Cataluña iba “muy a la par” de la española porque “tiene una economía enormemente abierta” y “ha aprovechado el impulso de las exportaciones y ha sido la región más beneficiada de los fondos de liquidez del Estado”, agregó.

La independencia (de Cataluña) supondría el empobrecimiento de población con destrucción de crédito, con tensiones presupuestarias porque habría menos ingresos tributarios, con procesos inflacionistas derivados de tener que financiar déficit emitiendo deuda y, en definitiva, un desastre de fuga de capitales por falta de confianza política y económica”, alertó el martes la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido.

Sobre la salida de empresas, Garrido consideró que es el reflejo de que una hipotética independencia sería un “suicidio económico” –como ya había dicho Luis de Guindos, ministro de Economía-, ya que “nadie” puede pensar que se produjese su salida de los tratados comerciales de la Unión Europea (UE)  o que hubiese fronteras físicas entre Zaragoza y Barcelona (capital de Cataluña).

Además, ha advertido de que la independencia catalana tendría una repercusión “claramente financiera”, ya que conllevaría su salida del euro, de forma que las entidades financieras con domicilio en Cataluña no podrían acceder a ventanas de liquidez europeas.

Una Cataluña en recesión o independiente empeoraría aún más las previsiones de crecimiento de España, ya revisadas a la baja. Sus efectos serían “mucho mayores”, aunque “no se va a producir”, afirmó Garrido.

Casi 700 empresas se fueron de Cataluña desde el referéndum

Entre el 2 y el 11 de octubre unas 540 empresas comunicaron su traslado de sede social desde la región catalana a otros puntos de España, y el lunes unas 59 compañías hicieron lo mismo, anunció el martes la directora de Registradores Mercantiles de España, Ana del Valle, además de señalar que el motivo es la búsqueda de “seguridad jurídica”.

Entre las empresas que hasta el momento abandonaron Cataluña destacan grandes corporaciones como Pastas Gallo, Codorniú, Planeta, Gas Natural, CaixaBank, Sabadell, Abertis, Catalana Occidente, Cellnex, Applus, eDreams Odigeo, Bimbo y Torraspapel.

Entre tanto, el Gobierno central de España rebajó el martes en tres décimas, del 2,6 al 2,3 %, su previsión de crecimiento económico para 2018, y ha elevado en una décima, del 2,2 al 2,3 %, su estimación de déficit público para el próximo año, como consecuencia del impacto de la situación política en Cataluña por el desafío independentista y por la ausencia de los Presupuestos de 2018.

Cataluña celebró una consulta secesionista el 1 de octubre, pese a su ilegalidad. El Gobierno español advierte de que pondrá en marcha el artículo 155 de la Constitución si la Generalitat no aclara antes del jueves si hubo declaración de independencia de Cataluña.

ncl/nii/

http://www.hispantv.com/noticias/espana/356823/garrido-fuga-de-capitales-independencia-cataluna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.