Así es la futura nave hipersónica de la NASA

Hace décadas que los viajes al espacio se veían algo prácticamente imposible. Sin embargo, desde que comenzara en la Guerra Fría la carrera espacial entre Estados Unidos y la URSS, han sido muchas las misiones espaciales que se han realizado. Además, el nacimiento de empresas privadas como SpaceX o Blue Origin también han potenciado estas misiones. Actualmente hay muchos satélites que se pueden ver desde nuestro planeta que han sido lanzados por estas compañías. La NASA también ha participado en muchas misiones de este estilo, y ahora se prepara para terminar de desarrollar su futura nave hipersónica.

Esta nave recibe el nombre de X-59 y fue mostrada por primera vez hace dos años. Actualmente está cogiendo forma y se espera que dentro de poco se termine de construir totalmente.

Supera la velocidad del sonido

La función de esta nave sería la de hacer viajes aéreos comerciales supersónicos. Se está desarrollando en California y alcanzaría una velocidad de casi 1500 kilómetros por hora.

Su diseño está hecho así a propósito: su morro tiene una forma que hace que se reduzca el sonido del boom sónico en el momento en que la nave supere la velocidad del sonido (1235 kilómetros por hora). De esta forma, la nave podría conseguir llegar a velocidades hipersónicas pocos después de despegar.

Para su desarrollo se cuenta con un presupuesto de casi 250 millones de dólares. Los cálculos estiman que este mismo año se acabara su construcción pero no será hasta el año que viene cuando la veamos en pruebas.

En cuanto a sus dimensiones, se estima que medirá unos 28 metros de largo y tendrá una envergadura de casi 9 metros. Pesará además casi 15.000 kilos.

Los ingenieros implicados en la construcción de la nave están orgullosos de ver como un montón de piezas separadas ahora mismo están formando en su conjunto esta gran creación de la ingeniería.

Precisión milimétrica durante el ensamblaje

Para comprobar que todas las piezas encajaban entre sí y que no iba a haber problemas durante el ensamblaje, se usaron proyecciones laser, para mejorar la precisión.

Por el momento, el X-59 solo cuenta con hueco para un pasajero (el piloto), pero no se descarta que en futuros modelos se haga hueco para más pasajeros.

Tambien se quieren crear más naves supersónicas silenciosas pero no solo para hacer misiones espaciales, sino también para que el ejército americano las use en algunas de sus misiones.

Sin embargo, la NASA no va a ser la única empresa que quiere hacer una nave hipersónica para vuelos comerciales al espacio, aunque esta aeronave puede suponer un antes y un después en lo que a los vuelos hipersónicos se refiere.

Fuente > nasa.gov

https://www.adslzone.net/noticias/tecnologia/x-59-nave-hipersonica-nasa/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.