Dos años de Covid: Los intentos de control de las farmacéuticas, ¿corrupción viral?

La Organización Mundial de la Salud (OMS), la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), quienes hacen las Estrategia del Gobierno español para intentar inmunizar de la Covid-19, son los órganos más influyentes en cómo se gestiona esta crisis sanitaria. Están cumpliéndose ya dos años de pandemia y podemos sacar algunas conclusiones sobre los intereses de las farmacéuticas (sobre todo fabricantes de vacunas). ¿Corrupción viral?

Lo que publicamos ayer sobre que los expertos científicos y profesionales sanitarios ligados a los fabricantes de vacunas asesoran a la OMS sobre inmunización Covid-19 no es un hecho aislado. Más bien es la norma. Un modo de corrupción (¿de baja intensidad pero terribles consecuencias?).

Quien paga manda así que para empzar preguntémonos ¿qué es de la financiación de la mayor institución sanitaria del planeta, la OMS? ¿De dónde proviene el dinero que permite su funcionamiento? No hace falta recordar que la OMS es quien está tomando todas las decisiones sobre la pandemia actual de coronavirus (desde la catalogación como pandemia a las medidas que recomienda tomar a los estados).

Cómo financian las farmacéuticas la OMS.

La mayor parte de su financiación corre a cargo hoy de la industria farmacéutica, sobre todo de fabricantes de vacunas. También de donantes privados (el que más aporta es Bill Gates, el dueño de Microsoft, a través de la Fundación Bill & Melinda Gates).

Las cuatro farmas que más contribuyen a financiar la OMS son GlaxoSmithKline (GSK), Novartis, Sanofi Pasteur y Merck, por cierto que son algunos de los principales fabricantes de vacunas. En total, 90 millones de dólares en donaciones de las grandes farmacéuticas. Se da así un extraño juego de intereses.

Lo llamamos conflictos de interés pero también podríamos escribir corrupción, que es en lo que desembocan.

Hagamos un poco de historia. La gestión de la pandemia de gripe A (que por suerte no fue tal) por la OMS fue como mínimo poco transparente. Según un estudio del British Medical Journal (BMJ), una de las revistas médicas de referencia, un informe clave de la OMS ocultó los vínculos financieros entre sus expertos y las farmacéuticas Roche y Glaxo, fabricantes de Tamiflu y Relenza, los fármacos antivirales contra el virus entonces.

Ese fue el informe que instó a los Gobiernos a apilar reservas de esos medicamentos, por valor de unos 6.000 millones de dólares.

Las críticas del British Medical Journal se sumaron a las del Consejo de Europa, que también acusó a la OMS de opacidad: los 16 miembros del comité de emergencia que asesoró durante la crisis a la directora del organismo, Margaret Chang, fueron secretos.

La gestión de la Gripe A por el establisment sanitario fue el ensayo de cómo hacerlo con nuevas pandemias, como la actual de Covid.

Los científicos clave que asesoraban a la Organización Mundial de la Salud sobre la planificación para una pandemia de gripe habían realizado trabajos remunerados para las farmacéuticas que se beneficiarían de la orientación que estaban preparando. Así de claro lo publicó BMJ.

Hoy la cosa se disimula más. Se obliga a hacer declaraciones de conflictos de interés, aunque a tenor de los resultados de tal medida sólo conseguimos enterarnos de quienes asesoran y/o deciden, pero la estrategia es la misma, nada cambia.

La declaración de los posibles conflictos de interés de los asistentes a una Reunión Extraordinaria Virtual del Grupo Asesor Estratégico de Expertos (SAGE) de la OMS sobre inmunización, celebrada el 29 de abril de 2021, ofrece pistas, que es lo que difundimos ayer.

Los 15 miembros del SAGE que participaron en la reunión actualizaron su declaración de interés antes de la misma. Once de ellos reportaron intereses relevantes.por sus lazos con los fabricantes de vacunas, incluídas las de la Covid. ¿Quién asesora y quién decide entonces y a quién representa?

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) es la encargada de aprobar las vacunas para Covid y de hacer seguimiento y farmacovigilancia de las mismas. Su directora es la señora Emer Cooke, una profesional de las «puertas giratorias» como bien indica su historial.

Emer Cooke, directora de la EMA, trabajó para el principal lobby de las farmacéuticas en Europa.

Y entre sus desempeños está el haber trabajado durante años en EFPIA, la patronal de la industria farmacéutica europea, su principal lobby.

Digna de mención es su declaración de conflictos de interés, publicada en la web de la Agencia. Trabajó cinco años con la EFPIA pero en su declaración de intereses a todo dice que «None», que no ha tenido relación con la industria farmacéutica… recientemente.

Ha trabajado durante años para las farmacéuticas, luego desempeñó un puesto destacado en la Comisión Europea -el Gobierno europeo- y más tarde recaló en la EMA como directora. Una «comercial» de esa industria es quién más manda sobre vacunas Covid en Europa.

Lobby, puertas giratorias, conflictos de interés; las estrategias de las industrias para conseguir que se decida a su favor.

¿Y quién asesora al Gobierno español y decide sobre cómo han de desarrollarse las vacunaciones Covid? El Ejecutivo publicó, el 2 de diciembre 2020, su Estrategia de vacunación frente a COVID19 en España. Está elaborada por el denominado Grupo de Trabajo Técnico de Vacunación COVID-19, de la Ponencia de Programa y Registro de Vacunaciones.

¿Quienes componen ese elenco? ¿Existen intereses ocultos entre sus miembros o conflictos de interés con los fabricantes de las vacunas usadas para desarrollar esa estrategia? ¿Tiene la industria farmacéutica colocados a sus «comerciales» en la estrategia?

Pues eso parece. La página 2 del documento señala el extenso equipo de personas, en su mayoría médicos y otros profesionales del ámbito sanitario. Llama la atención la presencia de viejos conocidos de este blog: David Moreno Pérez Amós José García Rojas. Son miembros de la citada Ponencia de Programa y Registro de Vacunaciones.

Son parte de quienes, revisan y aprueban el documento entre el 16 y 19 de noviembre 2020. Dicha Ponencia es la punta de lanza de la Estrategia. Días más tarde lo revisarían otras instituciones y sociedades médicas y científicas pero ellos lo aprueban.

Y ellos reconocen haber trabajado para varios laboratorios, algunos de ellos con vacunas Covid en el mercado o de camino: GlaxoSmithKline, Novartis, Pfizer y Sanofi Pasteur MSD o AstraZeneca.

Está claro y bien documentado que los tentáculos de las industrias sanitarias (y en especial de fabricantes de vacunas -por su especial relevancia hoy-) llegan a lo más alto del ámbito ejecutivo sanitario mundial, europeo, español.

http://www.migueljara.com/2021/12/01/dos-anos-de-covid-los-intentos-de-control-de-las-farmaceuticas-corrupcion-viral/

8 comentarios en “Dos años de Covid: Los intentos de control de las farmacéuticas, ¿corrupción viral?

  1. ¿ Y qué tiene de raro que los que estudian y asesoran sobre vacunas hayan trabajado en industrias farmacéuticas ? Lo raro sería que fuesen albañiles o carpinteros.

    Los asesores jurídicos han trabajado en bufetes de abogados. Los asesores militares en industrias armamentísticas. Los asesores financieros en bancos y entidades financieras……. ¿ Dónde está lo raro ? Lo normal es que asesoren los que saben del tema.

    La vida profesional de las personas puede tener muchos empleos pero suelen estar unidos por una temática o especialización concreta.

    Por cierto :

    » Las cuatro farmas que más contribuyen a financiar la OMS son GlaxoSmithKline (GSK), Novartis, Sanofi Pasteur y Merck, por cierto que son algunos de los principales fabricantes de vacunas. En total, 90 millones de dólares en donaciones de las grandes farmacéuticas. Se da así un extraño juego de intereses.»

    ¡ Oh vaya, que barbaridad ! 90 millones de dólares. Teniendo en cuenta que el presupuesto anual ( para este año ) de la OMS es de 5.840 millones de dólares, la contribución de las farmas se antoja calderilla. No parece que les dé para influir demasiado. EEUU aportaba 600 millones de dólares y China otros 600. ¿ Y son las farmas las que controlan la OMS ? Como mucho pagan los cafés.

    Venga hombre, un poquito de seriedad.

    1. Como que no entendemos los carpinteros de quien crea los virus y para qué, yo soy carpintero de madera entre otros muchos oficios como mecánico de camiones y palas cargadoras. Estudios en electricidad electrónica hidráulica neumática sistemas operativos programación y ahora estudiando la mecánica cuántica y destrozando la teoría del Big Bang que es un cuento.
      Si les preguntas a los biólogos o virólogos quien crean los virus no lo saben, dicen que no esta escrito en los libros y no dan mas de sí.
      Lo único que entienden de semillas transgénicas catarros transgénicos y el negocio de pesticidas fitosanitarios vacunas experimentales transgénicas mascarillas y PCR.
      Mas vale que espabiléis un poco y les pedíais explicaciones de tanto negocio y les mandéis a hacer gárgaras si se aclaran.
      La vida no se puede patentar y hacer negocios de haberla patentado, es nuestra vida y queremos alimentos sanos para no tener que tomar medicamentos trangénicos para que no nos maten los venenos transgénicos.

  2. La O.M.S es una organización criminal que se usa como tapadera para crear falsas pandemias y reducir la población mundial a través de las Timo vacunas.
    A ti mientras te roban, además te ofreces como felpudo para que los ladrones se limpien los pies…con esa actitud contribuyes a que este país sea cada vez peor.
    ¿Hasta cuando vamos ha soportar esta farsa?

    1. Medios de información serios por favor esto pertenece a la izmierda narco, pega mucho tufo a publicidad institucional social comunista republicana.

  3. Mueren calcinados cientos de negacionistas del volcán de La Palma.

    LOS DEMÁS NEGACIONISTAS NIEGAN QUE ESTOS NEGACIONISTAS HAYAN MUERTO.

    Esta mañana, cerca de doscientos negacionistas del volcán de La Palma han muerto calcinados por la lava cuya existencia han negado hasta el último momento. “No me estoy quemando, esto forma parte de una gran mentira alimentada por la prensa”, aseguraba hace dos horas Benito Carpalero, un hombre de 42 años, cuando la lava le abrasaba las piernas hasta provocarle la muerte.

    Los negacionistas del volcán reconocen que el volcán existe: “A ver, no somos unos locos”, se defienden. Sin embargo, consideran que el hecho de que se encuentre en erupción sí es claramente una invención “de los de arriba”. “Nos manipulan como quieren y lo triste es que la mayoría de borregos hacen todo lo que les mandan”, explicaba una joven que se negó a abandonar su casa cuando la lava del volcán llegó hacia ella, matándola en el acto.

    “Si la gente deja sus casas porque las élites se lo ordenan, alegando que no sé qué volcán está erupcionando, ¿qué no podrán obligarles a hacer en el futuro?”, se preguntan estos negacionistas. Aunque han muerto cientos de ellos calcinados, los demás negacionistas niegan que esos negacionistas hayan muerto. “Esa gente nunca ha existido, nos quieren asustados y amordazados”, denuncian.

    Además de las personas que niegan la erupción del volcán, ya han empezado a aparecer las primeras personas que aseguran que la erupción ha sido creada por las élites, encabezadas por Bill Gates y George Soros, con la intención de exterminar al 50% de la población mundial. “Debemos defendernos de esta terrible amenaza”, insisten.

    Por
    Javi Ramos

    1. Madre miá y leéis esas tonterías de globalistas de la izmierda narcos financiados de pandemias y la publicidad de los dineros malversados de los Estados, un poco de seriedad que no somos unos jóvenes sin valores por su escasa educación fumándose unos petas y alguna raya cuando se la proporciona el adoctrinador.
      Ni tanto ni tan calvo que viene una mini glaciación y no os estáis preparados los del calentamiento global para cambiar el discurso y echar la culpa a las emisiones de CO2 que ahora resulta que son las culpables que baje medio grado por año en cinco años. Y lo que te rondare moreno.

Responder a paco Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.