Nefilim

117

La palabra nefilim o nephilim proviene del hebreo que quiere decir los caídos y estos seres eran para la tradición judía y cristiana un pueblo de gigantes resultado de la unión entre los Grigori ( los ángeles caídos) y las hijas de Adán (primeros descendientes después de Adán y Eva).

El origen de estos seres se remonta a la historia de los ángeles caídos, cuando Shemhazai, un ángel de gran rango, condujo a un grupo de ángeles rebeldes a la Tierra para instruirlos, pero al poco tiempo fornicaron con las mujeres que ya habitaban esa región, procreando con ellas a los nefilim. Estos ángeles, guiados por Azazel, instruyeron también a sus mujeres en las artes mágicas y el uso de cosméticos.

esqueleto_gigante

De esta manera, los nefilim al ser producto de la unión entre humanos y ángeles, adquirieron la forma de los humanos pero sus dimensiones fueron colosales, su fuerza era descomunal y su apetito insaciable, una vez que consumieron todos los recursos en la tierra, comenzaron a devorar humanos y destruyeron todo lo que encontraron a su paso. Por esa razón, según los textos bíblicos, Dios decidió enviar el diluvio universal para limpiar la tierra de la maldad humana que habían creado estos gigantes.

http://lascosasquenuncaexistieron.com/2009/07/14/nefilim/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.