Aida. Los Ayudantes de Almas…

26 Octubre 2015

del Sitio Web HumansAreFree

traducción de Adela Kaufmann
Versión original en ingles

El siguiente texto es

un extracto del libro de Tom Montalk,

Fringe Knowledge for Beginners.

¿Por qué las personas eligen nacer en este mundo?

 

Hay tantas respuestas como personas. Algunos vienen aquí para hacer algo, para experimentar algo, o para aprender cosas que no pueden fuera de este mundo. Es la misma razón por la que la gente juega juegos o ve películas – ellos llegan a experimentar cosas que no podrían de otra manera.

Estar vivo en la Tierra en un cuerpo físico puede ser difícil. La vida es como una carrera de obstáculos, un programa de entrenamiento con pesas, o un curso intensivo de un tema difícil. Además de la diversión y la alegría de estar vivo, también existe la ira, el miedo y el sufrimiento.

Pero las cosas negativas es lo que hace al juego desafiante y único.

La vida es un entrenamiento tipo ‘físico-culturista’ para el alma, y los desafíos que enfrentamos en la vida son los pesos que construyen nuestros músculos espirituales si tenemos la fuerza para manejarlos.

Ayudantes de Almas

Otra razón alguien podría venir aquí es para ayudar a que otros se despierten.

Ese es el riesgo que estas almas ayudantes enfrentan al encarnar en la Tierra.

Puede ser que están tan distraídos en la vida que nunca descubren el conocimiento superior dentro de ellos, y no hacen lo que vinieron a hacer aquí, que es usar ese conocimiento para ayudar a otros.

Piense en un estudiante universitario que regresa a la escuela secundaria para ayudar a otros estudiantes a aprender cosas que ya ha dominado. El problema es que al nacer se borran sus recuerdos de dónde vienes y lo que realmente eres, como si el estudiante universitario se uniera a la escuela secundaria después de haber olvidado que ya se graduó.

Los temas pueden parecer extrañamente familiares y fáciles para él, y de esta manera él todavía puede ayudar a otros. Pero en caso de que uno se deje arrastrar hacia las distracciones que vienen con ser un estudiante de secundaria, podría olvidarse incluso lo que aprendió en la universidad, tal vez incluso hasta reprobar.

Tal vez usted es una alma ayudante. Si disfruta entendiendo las cosas, y reflexiona sobre los misterios del universo, y se siente feliz cuando otras personas encuentran maneras de mejorar sus vidas y a ellos mismos, entonces lo más probable es que usted sea una alma ayudante.

Si es así, es muy importante que usted dedique un poco de tiempo pensando, leyendo, aprendiendo acerca de las verdades más elevadas con el fin de familiarizarse con lo quién usted realmente es y lo que usted realmente sabe.

En el centro, usted ya sabe estas verdades, pero las ha olvidado. Recordar es difícil porque en comparación con su ser superior, el yo inferior es increíblemente dormido y distraído, por lo que recuperar lo que uno sabe muy dentro de sí es similar a aprender por primera vez.

La diferencia es que si algo de verdad ya está dentro de usted, aprenderlo nuevamente a través de la investigación, la experiencia, y la contemplación vendrá más rápido, de forma natural, y con un sentido emocionante de reconocimiento.

Usted sentirá algo especial cuando finalmente entienda lo que usted ya sabe en el fondo. Lleva el anillo de la verdad. No sólo va a tener sentido, sino que se sentirá bien.

Cuando tanto la cabeza como el corazón están de acuerdo con una idea, preste atención.

La Misión

La gente común es relativamente no polarizada en que no salen de su camino para manipular o ayudar a otros.

  • Ellos desean solamente vivir una vida cómoda y no están interesados en aprender verdades superiores, Si no satisfacen su conveniencia.
  • Son habitantes ordenados de la granja de energía, no son ni amenaza a las fuerzas negativas, ni de importancia crítica para las fuerzas positivas.

Luego están las personas que nacen con el potencial de hacer una diferencia.

  • Muestran una curiosidad natural para verdades superiores, desarrollan un deseo en la vida para ayudar a otros, y están dotados de madurez y habilidades que parecen más avanzadas de lo que la herencia o la programación social pueden explicar.

Estas son las almas asistentes antes mencionadas.

Más exactamente son almas sobrehumanas que se han ofrecido a encarnar de nuevo en cuerpos físicos regulares para ayudar a los seres humanos receptivos a romper fuera del sistema de control. Son seres nacidos en el sistema de control para ayudar a romperlo desde el interior.

Las fuerzas negativas ven en las almas ayudantes amenazas impredecibles e incontrolables a su agenda.

Debido a que el sistema de control depende de la gente que le da poder a través de su creencia programada en ilusorias limitaciones y el desconocimiento de alternativas mejores, si suficientes personas se despertaran espiritualmente y pusieran en práctica las habilidades superiores y el conocimiento, el Sistema de Control seguramente caería como un castillo de naipes.

Así, aparte de la manipulación y alimentándose de los seres humanos, los seres negativos utilizan el sistema de control para suprimir o destruir las almas ayudantes antes de que crezcan lo suficientemente fuertes como para llevar a cabo su misión.

La mitad inferior del sistema de control (los medios de comunicaciónescuelaslos militares, la religión, etc.) manipula a las masas y es sobre todo una operación tridimensional dirigida por personas que se benefician a costa de otros.

La mitad superior parece estar dirigida por el astral negativo, alienígenas, y fuerzas demoníacas que utilizan sofisticadas técnicas de dimensiones superiores para orientar a las almas ayudantes o reclutar a individuos específicos útiles para su agenda.

Las almas auxiliares sirven un propósito importante en el plan divino para contrarrestar la agenda negativa. Para las fuerzas superiores positivas son como valientes paracaidistas que acuerdan entrar en territorio enemigo en una peligrosa misión de liberación.

Como se ha mencionado, uno de los riesgos que enfrentan es olvidar lo que son cuando llegan. Nacer como un bebé humano es extremadamente traumatizante y los años de condicionamiento social que siguen suprimen eficazmente sus habilidades superiores y recuerdos.

Si sobreviven con lo suficiente de sí mismos intacto, entonces tienen una posibilidad de lograr lo que vinieron a hacer aquí.

Si no está seguro si usted es una alma ayudante, en realidad no importa porque usted puede elegir vivir como una, independientemente.

Todo lo que usted tiene que hacer es pensar, sentir, hablar, y actuar desde el lugar más alto dentro de usted, para identificar y seguir esos intereses procedentes de su verdadero yo (Yo Superior), para eliminar la máscara de los miedos y bajos deseos injertados desde su nacimiento por el sistema de control.

Es por millones de personas haciendo esto que aumenta la presión contra las paredes de esta prisión hasta que aparezcan las grietas y se ensanchan en pasajes que permitan escapar.

Eso suena dramático, pero en términos prácticos esto significa que las almas superiores que permanecen fieles a sí mismos inspiran confianza en otros y les muestran el camino para trascender este mundo físico.

Todo se reduce a mantener una actitud optimista que reconoce y esquiva las trampas, tomando decisiones basadas en la intuición y la sabiduría en lugar de expectativa social, y sirviendo al empoderamiento espiritual de otros de acuerdo a la capacidad y las circunstancias.

 Biblioteca Pleyades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *