Vacunas Covid: No previenen la infección ni la transmisión viral

Aseem Malhotra y Peter Doshi son dos médicos relevantes y de gran proyección internacional. No son antivacunas. Su discurso es similar con respecto a las vacunas Covid-19. Estos productos apenas previenen la transmisión del virus por lo que no existe justificación médica ninguna para hacerlas obligatorias.

Editor asociado del Bristish Medical Journal (BMJ), una de las revistas médicas de referencia, Peter Doshi habló sobre la vacunación Covid ante el panel de discusión sobre este ausnto del Gobierno estadounidense en Washington DC.

Imagen de previsualización de YouTube

Algunas perlas que suelta:

Tenemos evidencia de la vacuna no previene la infección ni detiene la transmisión viral. Estos productos NO son similares a otras vacunas».

Y en este otro vídeo el Malhotra se queja de haber recibido las dos dosis de la vacuna en enero bajo la premisa de que así protegería a sus pacientes y esto no es así. Él no tiene factores de riesgo, no se habría vacunado si se hubiera dado esta información.

Aseem Malhotra habla con Maajid Nawaz, de la televisión británica LBC, sobre la ética y las prácticas de la industria farmacéutica. Podéis ver (en inglés) la entrevista completa:

Habla sobre lo que algunos ya advertimos incluso antes de que se pusiesen en le mercado estas vacunas. Dice que la información de los ensayos clínicos está incompleta, sesgada y corrupta. Que no tienen nadie que vaya tras ellos reclamándoles daños y perjuicios (nosotros desde el Bufete Almodóvar & Jara encantados de hacerlo).

Recordad lo de las cláusulas por las que son los estados quienes han de indemnizar en casos de reclamaciones de daños. Algo que las farmacéuticas ya «inventaron» durante la NO pandemia de gripe A.

Cuenta el cardiólogo que se toman decisiones incomprensibles respecto a las vacunas Covid como vacunar los niños pues tienen más probabilidad de morir de la gripe que de Covid-19 (1/1.000.000).

Que está siguéndose la «ética de los negocios». Que la vacuna no reduce la transmisión, sí la gravedad de la enfermedad y que así lo muestran los datos.

Luego está el asunto de los efectos adversos de estas vacunas. Vale la pena echar un ojo a esto de Japón (MedCheck, boletín farmacoterapéutico independiente). Asociación de estas vacunas a muertes en general y a muerte cardiovascular. Recordad que las vacunas de Pfizer y Moderna se relacionan con miocarditis como contamos hace meses.

En los dos últimos párrafos del apartado sobre efectos adversos de estas vacunaciones dice que con respecto a las vacunas Pfizer, la miocarditis ha sido un problema en los Estados Unidos. También se ha documentado accidente cerebrovascular hemorrágico, trombosis arterial y aneurisma y trombosis venosa y/o pulmonar.

La embolia puede estar relacionada causalmente con la vacunación de Covid-19″.

Y concluye con una frase inquietante:

Por tanto, el hecho de que el número de días hasta la muerte después de la inoculación es similar al período de incubación de Covid-19 en los trabajadores médicos o personas menores de 65 años es biológicamente plausible y esto también apoya la causalidad«.

Para muestra un botón. Noticia de hace unos días en Italia. Un campeón de apnea con diagnóstico de periocarditis y miocarditis tras segunda dosis de la vacuna Pfizer.

http://www.migueljara.com/2021/11/10/vacunas-covid-no-previenen-la-infeccion-ni-detienen-la-transmision-viral/

1 comentario en “Vacunas Covid: No previenen la infección ni la transmisión viral

  1. ¿ Pero este tipo tiene algo nuevo que decir ? Porque lleva meses repitiendo lo mismo, que además es algo que ya conocíamos todos desde hace más de un año.

    Estas vacunas ( llamadas así por conveniencia aunque estrictamente hablando no lo son ) no son inmunizantes, por tanto no evitan ni los contagios ni la transmisión, de ahí que aunque se esté vacunado haya que seguir manteniendo las medidas de distancia, higiene y protección ( mascarillas ). No se desarrollaron para cortar la cadena de transmisión sino para evitar los casos de muerte y enfermedad grave, cosa que sí hacen.

    Pero todo esto ya se sabía antes de que se administrase el primer pinchazo a la primera persona, no es algo nuevo ni sorprendente ni oculto.

    La vacunación tiene como objetivo reducir las muertes, los casos graves de enfermedad y evitar el colapso sanitario que resultaría en miles de muertes asociadas por falta de medios y saturación del sistema.

    No es tan difícil de entender, un niño de 8 años lo hace sin problema. Cuesta pensar que un abogado no acabe de entenderlo……….a no ser que tenga otras motivaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.