LA CIVILIZACIÓN MU

En EL post Las ruinas sumergidas de Yonaguni(CIVILIZACIÓN MU) veíamos la que hasta ahora puede ser una de las  civilizaciónes más antiguas de las que se tienen noticias.

La información de la que se dispone puede ser contradictoria. Los restos de una ciudad muy antigua que pudiera pertenecer a esta civilización, situados en Yonaguni, son datados en hace 10.000 años. Pero esta ciudad pudo ser un último vestigio, (curiosamente desaparece en fechas del diluvio) de una cultura que se asentó en unas tierras que hoy no existen.Existen dataciones de la existencia de esta cultura superiores a las de La Atlántida.

Al igual que La Atlántida el continente MU desapareció bajo las aguas. Sin embargo si hacemos caso de  Los cristales de la Atlántida

Vemos como Helena Petrovna Blavatsky, sitúa a esta cultura muy atrás en los tiempos de la Tierra.

Resulta curioso el paralelismo que tienen estas dos culturas, incluso en sus efectos actuales. El Triángulo de las Bermudas, se sitúa en una zona donde según algunas leyendas se encontraba La Atlántida. El continente MU también tiene otro triángulo el del dragón, donde desaparecen más barcos, que en su hermano del Atlántico.

La civilización MU también se asocia a los focos de civilización (Egipto, sumeria, Valle del Indo , Centro América, La Isla de Pascua). Pudiera ser que ambas culturas fuesen contemporáneas. Lo que está claro es que las dos se situan antes del diluvio aunque la cultura de los Atlantes pudo pervivir hasta los tiempos de Grecia.

La existencia de esta cultura explicaría los restos de presencia humana en Australia hace 70.000 años, cuya huella genética se ha perdido. Tambien explicaría el conocimiento sobre astronomía atesorado por los aborígenes y que analizamos en el post LA CUNA DE LA ASTRONOMIA HACE 50.000 AÑOS.

El continente de Mu, era una inmensa llanura de clima tropical y vegetación exuberante. Este paraíso terrenal era fértil y propicio para todos los cultivos. Ciudades importantes agrupaban a una población numerosa, calculada en más de 60 millones de personas en el momento de la catástrofe.
Mu era el centro de la civilización, y los demás focos de la cultura eran sólo sus colonias.
Los habitantes se dividían en diez tribus y se dedicaban a la agricultura, a la navegación y al comercio. Todos adoraban al sol y creían en la inmortalidad del alma. El pueblo dominante era el de raza blanca, con ojos y cabellos oscuros.
la hegemonía que ejercía sobre los demás pueblos y razas era de las más benévolas; el salvajismo y la violencia no existían en ese edén encantador.
Este magnífico conjunto, que albergó la civilización más antigua que conoció nuestro planeta, fue borrado de la faz de la tierra por una serie de violentísimas erupciones volcánicas y de maremotos gigantescos, que transformaron ese vasto continente en la miríada de archipiélagos que se encuentran en la actualidad en el centro del océano Pacífico. Caminos, Ciudades y templos se hundieron en las profundidades, y los escasos supervivientes, incapaces de seguir viviendo de forma casi totalmente salvaje, reducidos al canibalismo, desaparecieron rápidamente, sin poder adaptarse a las nuevas condiciones de vida, demasiado diferentes de las que les había asegurado durante milenios una civilización superior.
Así, el recuerdo del continente desaparecido se perdió progresivamente y sólo algunas poblaciones que habían mantenido contacto con él pudieron transmitir, por medio de sectas de iniciados, como la de los Naacal, las tradiciones y el lenguaje de la civilización de Mu. Numerosos textos, sobre todo en el área de la civilización mexicana precolombina, parecen confirmar esta terrible leyenda.
Sin embargo, no hay que perder de vista que siempre es posible dar una interpretación puramente simbólica de la descripción de una catástrofe.
Uno de los especialistas de la Atlántida, el coronel A. Braghine, formuló una hipótesis, según la cual un cuerpo celeste se estrelló contra la tierra en el Pacífico hace alrededor de 12000 años, lo que habría provocado un considerable cataclismo geológico, que podría incluso haber causado el desplazamiento del eje de nuestro planeta.
Se conoce la importancia de las caídas de meteoritos acaecidas en tiempos históricos: el cráter de Coon Butte, en Arizona, tiene 1200 metros de diámetro, es un ejemplo de esto.
En la medida en que numerosas fuentes antiguas, sobre todo egipcias y precolombinas, evocan un cataclismo de este tipo, podemos imaginar que realmente se produjo, y que acarreó la desaparición de Mu, patria original de la humanidad.
El cinturón de fuego que rodea el Pacífico, no sería, entonces, más que la gigantesca cicatriz que marca los límites de esa formidable colisión producida hace doce mil años.
El debate sigue abierto en cuanto a la realidad histórica de Mu; si la admitimos, es fácil imaginar el número de preguntas para las que habrá que hallar una respuesta.


Según hwee-Yong Jang en su libro “El Proyecto Gaia”, cuenta que Mu, la primera conciencia del universo, une a la sociedad llamada Lemuria, una sociedad etérea más que material, en la cual la comunicación se realizaba vía telepática.

Según los partidarios de la existencia de Mu, las referencias supuestamente encontradas por Churchward sobre una tierra más allá del gran mar oriental, el océano Pacífico, patria de una gran civilización solar, cuna de la antigua cultura del valle del Indo, se convirtió en un importante descubrimiento para Mu sumado al de Le Plongeon; y la hipótesis de Churchward estaría confirmada ya que los jeroglíficos de la cultura del Indo eran sorprendentemente parecidos a los de la isla de Pascua, cercana a la ubicación más conocida de Mu.[cita requerida].


Igualmente se dice que se habrían hallado una gran cantidad de textos budistas que mencionan una tierra que según parece se encontraba en el océano Pacífico.[cita requerida].

Se alude a su vez sobre la existencia de una prueba bastante contundente. Parece ser la serie de indicios de una supuesta emigración masiva ocurrida hace miles de años desde la zona este del Pacífico, cerca de la costa sudamericana.[cita requerida].

Estos indicios (que constituían hechos aislados), sugerirían que varias civilizaciones antiguas tendrían un origen común en Mu. Estas son el antiguo Egipto, Asiria, la civilización del valle del Indo, el Perú preincaico, la isla de Pascua, y en menor medida, las culturas pre-mayas. Compartirían similitudes artísticas, arquitectónicas y lingüísticas (todas ellas utilizaban un sistema de escritura jeroglífica), creencias comunes (de tipo solar), y Egipto, Asiria y los nativos pascuenses conservarían una leyenda bastante similar: en Egipto y Asiria se trataba del mito originario de La Atlántida, y en Pascua existe la memoria de una antigua patria llamada Hiva, que se hundió por un cataclismo, y que produjo una emigración a la isla de Pascua.[cita requerida].

El testimonio de los aymaras de Perú y Bolivia constituye otra evidencia de esta memoria común, ya que también hacen referencia a esta tierra perdida y en la misma ubicación, aunque en este caso la isla-continente se llama Atl-Antis (tierra antigua), de cuyo nombre no puede negarse el enorme parecido con Atlántida.[1] Lo cual no tiene sentido, ya que Mu y la Atlántida son dos continentes distintos.


Los defensores de esta teoría también afirman que más al sur del continente americano, las leyendas sobre la desaparecida tierra ancestral se realzan en la mitología del pueblo indígena mapuche, del sur de Chile y la Patagonia Argentina, quienes incluso mencionarían ser descendientes de una raza venida de una tierra tragada por las aguas, la cual justamente según su historia llevaría el nombre de Mu; además esta tradición se podría apreciar en la leyenda de Tren Tren y Cai Cai, quienes luchan representando el bien y el mal por la existencia de la “gente de la tierra” (mapuche). Según los mapuches hace mucho tiempo existieron dos serpientes, llamadas Trentren Vilu y Caicai Vilu, Ca Cai era la que dominaba las aguas y Tren Tren la que dominaba el fuego. Un día Cai Cai se enojó y con su cola (que era como la de un pez) comenzó a golpear las aguas, las cuales inundaron toda la región. Como la población y los animales estaban desesperados, pues ya casi no quedaba terreno sin agua y las aguas seguían subiendo, invocaron desesperados la ayuda de Tren Tren, quien vino en su ayuda y subió a todos (humanos y animales) sobre su lomo, salvándolos de morir ahogados. Bajaron las aguas y todos siguieron su vida tranquila. Hasta que fue esta vez Tren Tren quien se encolerizó y comenzaron a hacer erupción todos los volcanes y la población tuvo que mudarse a otros lugares más seguros. Sin embargo, dentro de las leyendas y mitos que conforman la Mitología mapuche no existe mención alguna a una tierra ancestral que haya sido tragada por las aguas ni mucho menos que su nombre haya sido Mu, ni que su pueblo haya provenido de tal tierra inexistente.

El hundimiento de estas tierras sin embargo parece haberse producido por la inminente colisión de esta isla con la placa sudamericana, que está deslizándose continuamente sobre el fondo del océano Pacífico, dando lugar al hundimiento de Mu bajo la corteza y la formación del altiplano boliviano, de formación bastante reciente.[cita requerida]. No obstante, desde la aparición del Homo sapiens hace 200.000 años en África hasta la actualidad, la subplaca de Nazca se ha deslizado sólo 500 metros bajo el continente Americano (a razón de 2.5 cm anuales), lo que invalida esta teoría[cita requerida].

Michel Desmarquet en su libro Thiaoouba Prophecy (1993) informa que Mu (Lamar) fue colonizada hace 250,000 años por extraterrestres quienes serian ancestros de la actual raza polinesia, trajeron el perro, el armadillo y el puerco. Eran muy avanzados espiritual y tecnológicamente, fundaron 19 ciudades, 7 de ellas sagradas y en la capital Savanasa construyeron una pirámide 3 veces mas grande que La Gran Pirámide de Giza. Hace 200,000 años se expandieron por Nueva Guinea y el sudeste de Asia (el oeste de Mu), también en Centro América y Sudamérica no muy lejos del lago Titicaca), En Tiahuanaco se construyo un enorme puerto, en ese entonces había un mar interior (ahora Brasil) que conectaba con el océano atlántico. Llegaron a la Atlántida hace 30,000 años y a Europa hace 17,000. Influyeron en los griegos (el alfabeto griego es el mismo de Mu) en el norte de África dieron conocimientos materiales y espirituales a los árabes (los números arábigos provienen de los mayas-atlantes de Mu) construyeron la Gran Pirámide en Egipto (Cada vez que ellos consideraban que una nueva colonia tenia el potencial de ser grandiosa, tanto espiritual como materialmente hablando, construían una pirámide). Luego hace unos 14,500 años atrás un cataclismo volcánico en el que se crean las montañas en toda América destruye el continente de Mu. Nunca mas se volvió a ver el esplendor de esta civilización.

13

Zigurat

Tras el terremoto del día 4 de Mayo de 1998, el yacimiento fue parcialmente destruido. No obstante, iba a deparar una gran sorpresa para los exploradores, ya que encontraron nuevas formaciones, parecidas a los Zigurats de Mesopotamia.

5 comentarios en “LA CIVILIZACIÓN MU

  1. me parece haber leido una contradiccion.
    “las leyendas sobre la desaparecida tierra ancestral se realzan en la mitología del pueblo indígena mapuche”
    contra
    “Sin embargo, dentro de las leyendas y mitos que conforman la Mitología mapuche no existe mención alguna a una tierra ancestral que haya sido tragada por las aguas ni mucho menos que su nombre haya sido Mu, ni que su pueblo haya provenido de tal tierra inexistente.”

    1. Estimado lector::
      La civilización MU tiene referencias a través de canalizaciones, de médium, y de documentos de China y Japón, a parte de las ruinas sumergidas de Yonaguru.
      Creo que sería necesario documentar un poco más este aspecto en el blog.
      Lo prometo
      Gracias por el comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.