“La actitud adecuada ante la vida”

Arcano “cero” de El Loco (posición derecha)

arcano0

El Loco es un personaje incomprendido por la sociedad, que marcha en la oscuridad de la noche, por un sendero (El Sendero Del Ser), al costado de un precipicio, guiándose por una ramita que ha levantado intuitivamente del camino que le permite saber donde colocar los pies para no caer.

Está vestido con ricas ropas, señal de que proviene de un pasado de riqueza y comodidad, pero lleva con él solamente lo inspensable para su viaje (un atado de pertenencias sujeto a una rama que lleva sobre su hombro) y se aleja de ese pasado, con paso firme y librado a su intuición, hacia un destino incierto, pero apropiado.

Detrás de la figura de este joven hay una fiera que lo persigue y lo lastima (su pasado) y sin embargo, a él le duele pero no parece importarle en su decisión de abandonar los apegos de su vida anterior; tampoco le importa si alguien puede llegar a verlo con sus ropas destruidas y sus partes íntimas al descubierto.

Este Arcano indica la actitud positiva de quien está saliendo de una crisis, en su etapa final. Es la modalidad en la que deberíamos funcionar en esas circunstancias, para aprovechar las nuevas oportunidades y hacerlo con grandes probabilidades de éxito. Este arquetipo merece posteos adicionales, porque su actitud es muy educativa y constructiva cuando decidimos adoptarla.

________________________________________________

La actitud adecuada ante la vida

El Loco

En el artículo anterior “Arcano El Loco“, he descripto las características de un personaje que parte en la noche dejando atrás el dolor de una crisis, sin importarle el riesgo ni el dolor que arrastra. Esta actitud es la que deberíamos tener cada vez que una crisis nos hace tambalear.

¿Cuales son nuestros principales enemigos para salir de esta crisis? El primero y principal: el miedo. El miedo es un estado imaginario que creamos en nuestra mente al pensar negativamente, en la creencia de que no dispondremos de los elementos necesarios para hacer frente a los futuros requerimientos.

Es un gran error. Primero, porque estamos proyectando un fracaso antes de que ocurra. Segundo, porque los que hoy somos, no seremos los mismos (la vida nos cambia y nos enseña cosas nuevas todos los días) que deberán enfrentar el futuro. Nuestro pensamiento es limitante y nos cierra las puertas antes de que estemos frente a ellas.

Tercero, porque ignoramos que los sucesos que deberemos enfrentar están planificados con suma precisión desde antes de encarnar en este plano y son sólo evaluaciones de nuestro aprendizaje y nuevas experiencias para que crezcamos, maduremos y sigamos viviendo. No son peligrosos. La vida no está para matarnos, está para enseñarnos… si es que queremos aprender.

La actitud de El Loco, “no es tan loca”. Él sabe que de otra forma nunca podrá superar su situación y parte con rumbo desconocido, pero se pone en marcha, atento a escuchar a su intuición. Por caminos desconocidos, sí, pero con la confianza necesaria como para llegar a las encrucijadas de la vida en la convicción de que cuando llegue ese momento, sabrá elegir el camino correcto.

Si observamos, él solamente se lleva lo mínimo, lo absolutamente necesario siendo que sus ropas indican que ha tenido un pasado de riqueza. Él se ha liberado de apegos y de agregados que lo demorarían y limitarían su libertad, y por lo tanto, dificultarían sus futuros movimientos.

El tigre que lo ataca por detrás rompe sus ropas y lo desviste, pero a él no le importa si alguien lo ve en esa condición, porque él sabe que esa situación es sólo momentánea. Pero tiene bien en claro, que arrepentirse y volver, lo enfrentará directamente con las fauces de la fiera y quedará a su merced.

El Tarot nos indica en cada Arcano no solamente la situación en la que estamos hoy sino la situación de la que venimos, a fin de comprenderlas y aceptarlas, para consolidar dos puntos claves (el pasado y el presente) sin que la deformación de la conciencia que tengamos de estas situaciones, nos extrapole un futuro equivocado.

Si podemos comprender exactamente nuestro pasado (desde donde venimos) y aceptamos nuestro presente (donde hoy nos encontramos), no deberíamos temer a nuestro futuro, porque éste nunca podría no ser perfecto. Somos producto de nuestros pensamientos y de nuestra posturas ante la vida; si queremos un futuro brillante, entonces deberemos hacer que nuestros pensamientos y nuestras posturas, sean brillantes.

Es fantástico comprobar, como me pasa diariamente en mi consultorio, cómo los hechos se van encadenando y los pequeños detalles que pasamos por alto determinan situaciones para nada menospreciables. La Astrología y el Tarot me ayudan, pero si no tenemos la actitud correcta ante la vida, no sirven de nada.

La persona no mejora porque está instalada en su zona de confort y ya ha aprendido que estando por debajo, puede dar lástima, manipular y obtener beneficios de los demás que resultan siendo miserables con respecto a los logros personales que tendría si se hiciera dueña de su futuro.

¿Qué esperamos entonces? ¿Las dádivas ajenas motivadas por nuestro comportamiento lastimoso o los logros magníficos que el éxito de nuestas decisiones y de nuestra puesta en escena nos deparan?

Por eso escribí que “el loco no es tan loco”; él tiene la actitud correcta para enfrentarse a la vida, a pesar de caminar en la noche junto a un precipicio, solo, sin ninguna orientación, sin ninguna estrella que lo guíe, solamente con su intuición y su actitud ganadora.

El Tarot tiene milenios de sabiduría y es un conocimiento que se supone traído desde las estrellas, porque “relata” exactamente todas las actitudes humanas, las correctas y las incorrectas, para que podamos diferenciarlas y seguir creciendo, porque para eso existe la vida.

El viaje de El Loco es la carta número “0”, o sea, el inicio del viaje por El Sendero del Ser.

Hasta pronto. Profesor leo.


www.elsenderodelser.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *