“Nuevas Esperanzas para Argentina”

Carata natal argentina

GRAN CRISIS EN LA ARGENTINA

Argentina está bajo todos los síntomas astrológicos de la crisis, de un parto histórico, por lo que describiré su situación crítica en este momento a través de su Carta Natal y lo que traerá consigo. La palabra “crisis” es muy temida, debido al desconocimiento sobre su verdadera raíz. Sin crisis la vida no existiría porque crisis es cambio. Y el cambio traerá mejoras graduales a este país azotado por el robo, la corrupción, el típico qué-me-importa del argentino promedio, responsable de que la degradación suprema haya hecho carne en esta tierra.

En este momento (nov de 2015) el Sol de Argentina (su vida, su existencia como país, su funcionamiento como ente vivo), junto con su Mediocielo (metas, destino, fines que llevan a hechos concretos) están ubicados bajo un tránsito agresivo del planeta Urano. En otras palabras, el planeta Urano, desde Aries (Ya había yo anticipado hace años esta situación – leer el artículo “Urano en Aries” en Internet, por Emilio Gallardo, astrólogo argentino, que ha sido traducido a varios idiomas por quienes tomaron mi texto y les interesó) está afectando el punto alto más sensible y determinante del país, así como sus bases (técnicamente el IC, fondo del cielo) y a su pueblo (La Luna).

¿Quién es Urano? Urano es un planeta transpersonal que pertenece al Inconsciente Colectivo y que representa al cambio. No al cambio “si quiero cambiar” sino al cambio obligado e inapelable. En otras palabras, nos dice a los argentinos… “Cambiemos”, porque si no se hace eso, toda la vida social, económica y política se va a dar vuelta y la crisis va a arrasar con el país. El Inconsciente Colectivo de Argentina como país sólo podríamos interpretarlo por la conciencia de su pueblo, la que decidirá mediante el voto.

Si cambiamos, se abre un panorama muy positivo; si no lo hacemos, se viene el desastre total, porque el planeta Urano (el rayo) influye sobre la vitalidad del país haciendo que se haga necesario un cambio, por las buenas o por las malas, pero inexorablemente un cambio, y un cambio que da vuelta todo lo que hasta hoy conocemos.

Un planeta afecta tanto por coincidencia (Conjunción) como por oposición de 180º (Oposición) como por 90º (Cuadratura). Justamente, desde Aries (la cabeza, los dirigentes) está influenciando en un ángulo de 90º (Cuadratura) al Sol y al Mediocielo del país, auspiciando (más exactamente me atrevería a decir obligando) a un cambio de 180 grados absolutamente necesario y vital.

Cambiemos por las buenas para no tener que cambiar por las malas. A este proceso de cambio iniciado por Urano se le va a sumar más adelante el efecto directo del planeta Plutón sobre las bases del país y gradualmente sobre su Luna, que representa al pueblo de un país. El pueblo va a cambiar su idiosincrasia, guste o no guste; esto no se trata del típico “vamos a ver” argentino. Quien no quiera cambiar, va a desaparecer.

ESTE PROCESO DE TRANSFORMACIÓN COMIENZA A FINALES DE AÑO (2015) Y CULMINA A FINES DEL 2018, tiempo durante el cual veremos transformar a nuestro país (repito, por las buenas o por las malas, aquí no hay ninguna típica “gambeta” argentina) hacia una verdadera potencia de ejemplo y sobre todo, para quienes somos buscadores, de Luz hacia el mundo.

Sí, por fin, se dará en los próximos años el comienzo del postergado brillo de Argentina como FARO DE LUZ y ejemplo hacia el mundo, que se encontrará entonces sumido en escenarios de guerra y violencia por todas partes y en grados muy acentuados. Una tercera Guerra Mundial que se manifestará en escenarios parcializados, no global como las anteriores.

Este cambio comienza YA, bienvenido sea. Por supuesto, el parto no vendrá sin dolor. Y sin quejas. Y sin “llanto y crujir de dientes” como menciona La Biblia cristiana. Pero estamos culminando el semiciclo negativo, en el pico más nefasto, oscuro, corrupto y repugnante de la onda en que hemos estado sumergidos, por lo cual, después de esto, sólo queda subir hacia la cima.

Sin ninguna duda, arriesgo mi reputación de Astrólogo al mencionarlo, pero aseguro que así será. Por fin Argentina tendrá, luego de tres años de situaciones difíciles (2015-2018), su salida a la superficie. La Justicia, la Política, todos los organismos nacionales serán impulsados por la mayoría honesta del pueblo hacia su destino de grandeza, tantas veces mencionado, pero nunca verdaderamente alcanzado.

Las explotaciones de sus recursos se verán potenciadas y Argentina será el país estrella en el orden mundial, en pocos años. No sin sufrimientos, pero inexorablemente, veremos un país que no vimos hasta ahora, que ni siquiera hemos soñado con tener, y más importante todavía, lo verá el mundo, como ejemplo.

En resumen, CAMBIEMOS por las buenas, para evitar sufrir tener que hacerlo por las malas. Cada uno de nosotros decide su futuro a partir de enero del 2016.

Si te ha interesado este artículo, difúndelo por el Face o el medio que desees, libremente, compártelo, porque es una muy buena noticia.
Bendiciones e iluminación. Leo.

www.elsenderodelser.com

Un comentario en ““Nuevas Esperanzas para Argentina”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *