ESPOSAS Y MEDIO HERMANAS

El caso bíblico

El caso bíblico de un matrimonio de medio-hermanos es el de Abraham (el patriarca de las 3 principales religiones monoteístas) y Sara. Este hecho es abiertamente explicitado por el mismo Abraham al rey de Gerar:
Gén.20.2/3. Y dijo Abraham de Sara su mujer: Es mi hermana. Y Abimelec rey de Gerar envió y tomó a Sara. Pero Dios vino a Abimelec en sueños de noche, y le dijo: He aquí, muerto eres, a causa de la mujer que has tomado, la cual es casada con marido…
Gén.20.9/12. Después llamó Abimelec a Abraham, y le dijo: ¿Qué nos has hecho? ¿En qué pequé yo contra ti, que has atraído sobre mí y sobre mi reino tan grande pecado? Lo que no debiste hacer has hecho conmigo. Dijo también Abimelec a Abraham: ¿Qué pensabas, para que hicieses esto? Y Abraham respondió: Porque dije para mí: Ciertamente no hay temor de Dios en este lugar, y me matarán por causa de mi mujer. Y a la verdad también es mi hermana, hija de mi padre, mas no hija de mi madre, y la tomé por mujer.
North_French_Hebrew_Miscellany_folio_521b522a

Miscellánea hebreo-francesa, c. 1278-98. La página de la derecha, folio 521b, presenta un medallón con Abraham a punto de sacrificar a Isaac y el ángel deteniéndolo. Foto: wikipedia.org
Pero la Biblia ya venía insinuando esta situación en algunos pasajes anteriores, durante el paso de Abraham por Egipto, cuando toma contacto con el faraón en un hecho similar al de Abimelec:
Gén.12.10/20. Hubo entonces hambre en la tierra, y descendió Abram a Egipto para morar allá; porque era grande el hambre en la tierra. Y aconteció que cuando estaba para entrar en Egipto, dijo a Sarai su mujer: He aquí, ahora conozco que eres mujer de hermoso aspecto; y cuando te vean los egipcios, dirán: Su mujer es; y me matarán a mí, y a ti te reservarán la vida. Ahora, pues, di que eres mi hermana, para que me vaya bien por causa tuya, y viva mi alma por causa de ti. Y aconteció que cuando entró Abram en Egipto, los egipcios vieron que la mujer era hermosa en gran manera.
También la vieron los príncipes de Faraón, y la alabaron delante de él; y fue llevada la mujer a casa de Faraón. E hizo bien a Abram por causa de ella; y él tuvo ovejas, vacas, asnos, siervos, criadas, asnas y camellos. Mas Jehová hirió a Faraón y a su casa con grandes plagas, por causa de Sarai mujer de Abram. Entonces Faraón llamó a Abram, y le dijo: ¿Qué es esto que has hecho conmigo? ¿Por qué no me declaraste que era tu mujer? ¿Por qué dijiste: Es mi hermana, poniéndome en ocasión de tomarla para mí por mujer? Ahora, pues, he aquí tu mujer; tómala, y vete. Entonces Faraón dio orden a su gente acerca de Abram; y le acompañaron, y a su mujer, con todo lo que tenía.
450px-Abraham_renvoyant_Agar

Sara aparece con el pequeño Isaac a la izquierda de Abraham, observando como Abraham expulsa a Agar y su hijo Ismael. Foto: wikipedia.org
El caso del matrimonio de Abraham y Sara es realmente llamativo ya que la Torá misma es explícita respecto de la prohibición de yacer con una hermana o media-hermana:
Lev.20.17Si alguno tomare a su hermana, hija de su padre o hija de su madre, y viere su desnudez, y ella viere la suya, es cosa execrable; por tanto serán muertos a ojos de los hijos de su pueblo; descubrió la desnudez de su hermana; su pecado llevará.
Deu.27.22Maldito el que se acostare con su hermana, hija de su padre, o hija de su madre.
En la generación siguiente a la de Abraham aparece el caso de Isaac y Rebeca, que aunque ella no era su hermana era su sobrina segunda (nieta del hermano de Abraham, Najor), e increíblemente recrean el mismo episodio con Abimelec:
Gén.26.6/10. Habitó, pues, Isaac en Gerar. Y los hombres de aquel lugar le preguntaron acerca de su mujer; y él respondió: Es mi hermana; porque tuvo miedo de decir: Es mi mujer; pensando que tal vez los hombres del lugar lo matarían por causa de Rebeca, pues ella era de hermoso aspecto. Sucedió que después que él estuvo allí muchos días, Abimelec, rey de los filisteos, mirando por una ventana, vio a Isaac que acariciaba a Rebeca su mujer. Y llamó Abimelec a Isaac, y dijo: He aquí ella es de cierto tu mujer. ¿Cómo, pues, dijiste: Es mi hermana? E Isaac le respondió: Porque dije: Quizá moriré por causa de ella. Y Abimelec dijo: ¿Por qué nos has hecho esto? Por poco hubiera dormido alguno del pueblo con tu mujer, y hubieras traído sobre nosotros el pecado.
800px-ViennaGenesisPict13RebeccaEliezer

Imagen extraída del Génesis de Viena, que muestra a Rebeca y a Eliécer. Foto: wikipedia.org
Además de estos casos bíblicos, podemos encontrar muchos otros ejemplos de este tipo de relación incestuosa, muy cerca de la región de influencia de la Biblia.
Fuente:

Antiguo Egipto

Precisamente en Egipto, donde la Biblia nos relata el encuentro de Abraham con el faraón, encontramos muchos otros casos de dioses y hombres casados con sus medias hermanas. Entre estos casos sobresale el de los medio-hermanos Osiris y Set, quienes estaban casados con sus medio-hermanas Isis y Neftis.
Osiris era el dios egipcio de la resurrección, símbolo de la fertilidad y regeneración del Nilo, es hijo de Geb y Nut. Era el jefe de la tríada Osiriaca, formada por Osiris, Isis (su mujer y hermana) y Horus (su hijo). Isis era la “Gran maga”, “Gran diosa madre”, “Reina de los dioses”, “Fuerza fecundadora de la naturaleza”, “Diosa de la maternidad y del nacimiento”.
441px-Egypte_louvre_066

Tríada osiríaca: Osiris, Isis y Horus. Museo del Louvre. Foto: wikipedia.org
De acuerdo a la mitología egipcia helipolitana, la Enéada era el grupo de nueve dioses compuesto por Atum-Re, el demiurgo, y por cuatro parejas divinas, sus descendientes. Atum-Re creó a la primera pareja divina, el dios Shu, la personificación del aire, y la diosa Tefnut, la personificación de la humedad. De ellos nacieron Geb, el dios de la tierra, y Nut, la diosa del cielo. Geb y Nut concibieron cuatro hijos: Osiris, Isis, Seth y Neftis. Isis fue la mujer de Osiris, y Neftis la mujer de Seth.

REYES DEL ANTIGUO EGIPTO

Pero el matrimonio entre hermanos o hermanastros no estaba reservado únicamente para los dioses. Los faraónes, precisamente para emular la vida de los dioses, también seguían esta norma, y este fue el caso de Tutankamón y Anjesenamón.
Tutankamón, faraón de la dinastía XVIII que reinó de 1336/5 a 1327/5 AEC, desposó a Anjesenamón, su hermanastra, cuando él tenía 8/10 años y ella 13 años, convirtiéndola así en la gran esposa del faraón de Egipto.
Queen-Ankhesenamun

Placa de oro encontrada en la tumba de Tutankamón representado junto a Anjesenamón.
Anjesenamón era hija de Akenatón, el faraón que realizó una revolución religiosa “monoteísta”en contra de la tradición de Heliópolís, y de su gran esposa real, la renombrada Nefertiti. Por su parte, Tutankamón era también hijo de Akenatón y de una mujer identificada como «The Younger Lady» (de la tumba KV35), que habría sido a su vez hermana de Akenatón. Esta relación es lo que podría haber dado lugar a las condiciones genéticas desfavorables que padeció el rey niño, incluyendo el paladar hendido y el pie equinovaro.
7079453511_fdf1aa5629_z

Akenatón, Nefertiti y sus hijas.
El matrimonio con su medio-hermana legitimó el nombramiento de Tutankamón de acuerdo con la costumbre de los antecesores de la Dinastía XVIII. Tutankamón ascendió al trono después del periodo de Amarna y devolvió a los sacerdotes de Amón la influencia y el poder que habían poseído antes de la revolución religiosa y política de Akenatón.
Su nombre original, Tut-anj-Atón, que significa «imagen viva de Atón», fue luego del período de Amarna cambiado a Tut-anj-Amón, que significa «imagen viva de Amón». Por su parte, el nombre de nacimiento de la princesa Anjesenamón (“su vida es de Amón”), era Anjesenpaatón que significa «La que vive por Atón»
Pero antes que ellos, y también en la misma Dinastía XVIII, encontramos el caso deHatshepsut y Tutmosis II. La princesa Hatshepsut fue desposada por su medio hermano Tutmosis II, quién era vástago del rey Tutmosis I, pero de una esposa de menor linaje del harén real.
ac84f2a0ceda

Tuthmosis II y su esposa y medio-hermana Hatshepsut
Fuente:

Antigua Grecia

Los antiguos griegos, que absorbieron la cultura y mitología egipcia, tienen sus propios casos de dioses casados entre hermanos. Cronos, el principal dios de la primera generación de titanes se casó con su hermana Rea, con quien tuvo tres hijos: Hades, Poseidón y Zeus (el legendario dios del Olimpo), y tres hijas: Hestia, Deméter y Hera.
cronos

Cronos y Rea
A su vez, Zeus, el Rey de los Dioses, dios del cielo y el trueno, procreó con su hermana Deméter, la diosa de la fertilidad, (además de con muchas otras diosas), y con ella tuvieron a Perséfone, quien terminaría siendo esposa de su tío Hades. En busca de su heredero varón, Zeus embaraza a su otra hermana Hera, quien concibe a Ares, Hebe y Hefesto.
zeus-and-hera

Zeus y Hera
Fuente:

Sumerios

En este tema, como en tantos otros, podemos encontrar los antecedentes más antiguos en la mitología sumeria. Enki, el dios de la sabiduría, quien dio vida y salvó a la humanidad, procreó con Ninhursag, su medio hermana, quien también era hija de Anu (dios celestial) más no de Antu.
Ninhursag, además de tener descendencia con Enki, también la tuvo con su otro hermanastro y rival de Enki, Enlil, con quien tuvo a Ninurta.
ENKI y NINHURSAG

Enki y Ninhursag

Conclusiones

Sitchin en su libro el 12vo planeta arroja, a su estilo, un poco de luz sobre este tema tan particular y a la vez tan reprobable a los ojos de nuestra moral contemporánea:
A medida que se iban desenterrando documentos legales en Mari y Nuzi, fue quedando claro que un hombre sí que podía casarse con una hermanastra. A la hora de tomar en consideración a los hijos de todas las esposas, el hijo nacido de tal esposa, al tener un cincuenta por ciento más de «simiente pura» que el hijo de una esposa sin parentesco, era el heredero legal, tanto si era el primogénito como si no. Y esto fue, por cierto, lo que llevó (en Mari y en Nuzi) a la práctica de adoptar a la esposa preferida como «hermana», con el fin de hacer de su hijo el heredero legal indiscutible. Fue con esta hermanastra, Ninhursag, con quien Enki buscó tener un hijo. Ella también era «de los cielos», habiendo llegado a la Tierra en tiempos primitivos.
Así como el matrimonio incestuoso era aceptado y frecuentemente utilizado en el antiguo Egipto con el propósito de perpetuar el linaje real de los faraones, tal como sucedía con sus dioses, sus supuestos antepasados, esta costumbre parece haber estado fuertemente arraigada en la región de Mesopotamia desde mucho antes, entre los sumerios, y habría continuado mucho tiempo después con los griegos.
Cabe mencionar que la mencionadas similitudes entre la vida del faraón Akenatón y el patriarca Abraham – como el hecho de haber predicado la existencia de un único dios y haberse casado con una hermana/hermanastra de hermoso aspecto (tanto Sara como Nefertiti), entre otras – ha dado lugar a hipótesis de que se trataría en realidad de la misma persona, aunque también se propuso lo mismo de Akenatón y Moisés.
 
 
 
 
 
http://reydekish.com/2016/01/16/esposas-y-medio-hermanas/

2 comentarios en “ESPOSAS Y MEDIO HERMANAS

  1. me encantan los valores morales de los personajes biblicos….

    en el caso de Abraham….. entrego a su mujer … para tener una cabras mas ….. y despues hecha de su casa a otra (posiblemente menor de edad…) …. con la que tubo un hijo…. los hecha a ambos a la buena de Dios…..

    la imagen de la moral …. ¿esto es un hombre de Dios?….

    es por estas causas, estas historias, … que la religion no vale tres pepinos.-

    el que me diga que este “hombre santo” es un paradigma moral….. por las dudas me mantengo lejos.-

    es una basura…. no seamos estupidos.-

    despues piden “honestidad”.-

    antes que me olvide….. esto se llama INCESTO…. mas halla de querer verlo con ojos de pseudoreligiosos modernos.-

    todo lo de Sitchin no tiene valor filologico.-

    profesor J

  2. Y hay más, hasta leí que hijas con padres, y es como ud. lo define ProfesorJ. incesto, por eso este mundo está como está. Desde lo que sé hasta el tener hijos entre primos puede traer consecuencias a los BBs, como otras cosas que hacen, y afectan su psiquis. Por eso la ciencia, es muy importante. Más que son miles y miles de años, y nos venden más o menos 6000, lo cual es mentira. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *