Aida. Terapia occidental mejora con el apoyo de la sabiduría oriental

La Gran Época

Terapia occidental mejora con el apoyo de la sabiduría oriental

Terapia occidental mejora con el apoyo de la sabiduría oriental

Practicantes hacen el segundo ejercicio de la práctica de Falun Dafa (Benjamin Chasteen / La Gran Época)

Desde hace varias décadas los occidentales miran a Oriente en busca de nuevos enfoques para el cuidado de la salud. Lo que antes era del dominio exclusivo de los hippies y de la ´New Age´ se convirtió en la corriente principal, ya que ahora millones de estadounidenses reciben tratamientos de acupuntura o practican yoga como una forma de curar y prevenir las enfermedades.

Dicho esto, una disciplina oriental que llama cada vez más la atención entre algunos profesionales de la salud es Falun Gong (también conocida como Falun Dafa), una antigüa práctica de mente y cuerpo con raíces en la antigua cultura china.

En un nuevo libro,“The Mindful Practice of Falun Gong: Meditation for Health, Wellness, and Beyond” que se podría traducir como “La práctica consciente de Falun Gong: Meditación para la salud, el bienestar y mucho más” , Margaret Trey, autora, investigadora y terapeuta explica qué dicen las investigaciones sobre el potencial curativo de Falun Gong, y describe su propia experiencia en aconsejar el uso de esta práctica en sus tratamientos.

La meditación como terapia

Un nuevo libro del Dr. Margaret Trey mira a lo que la ciencia tiene que decir acerca de los efectos sobre la salud de Falun Gong .

Un nuevo libro de la Dra. Margaret Trey mira lo que la ciencia tiene que decir acerca de los efectos sobre la salud de Falun Gong.

Desde la década de 1970, los psicoterapeutas vienen utilizando las enseñanzas budistas como una forma de ayudar a los pacientes a manejar el estrés y aliviar el dolor físico y emocional. Trey observó que Falun Gong podría tener beneficios similares.

“He tenido mucho éxito al integrar Falun Gong en mi asesoramiento”, dijo Trey. “Durante estas sesiones realmente se ayuda a esclarecer el problema. Al finalizar, las personas se sienten mucho mejor”.

Según informan los materiales de introducción a la práctica, antes de ser difundido al público en China en 1992, Falun Gong era una disciplina que se transmitía secretamente de maestro a discípulo. Nunca fue pensado para utilizarlo como terapia.

Al igual que el Budismo y el Taoísmo, Falun Gong sirve principalmente como un camino hacia la iluminación, afirman quienes lo practican. Por eso, los practicantes tratan de crearse un espacio para meditar y practicar los ejercicios -los cuales son suaves y lentos- y se esfuerzan por satisfacer un alto estándar moral en su vida cotidiana.

Sin embargo, debido a que Falun Dafa enseña cómo mejorar la claridad mental, y aprender a sobrellevar el sufrimiento, Trey encuentra que aplicar esto en el tratamiento puede ofrecer una valiosa orientación a las almas perdidas o heridas que buscan claridad y comprensión.

“Muchos de mis casos son trastornos por ansiedad. Hacer ejercicios de Falun Gong en la sesión terapéutica ayudó realmente a calmarlos. No sé cómo sucede. Sólo sé que les ayuda”, dijo ella.

Un ejemplo que menciona Trey en su libro es el de una clienta llamada April (un seudónimo para proteger su identidad). April era una persona muy ansiosa, pero encontró que Falun Gong pudo calmar inmediatamente su invadida mente.

“Me siento más relajada, con menos ansias y menos cosas zumbando en mi cabeza”, compartió April en una entrevista con Trey.

De acuerdo con Trey, a través de la orientación relacionada con Falun Gong, April fue capaz de derrotar uno por uno a “sus demonios internos”. Como resultado, su confianza y autoestima crecieron, lo que le permitió superar los recuerdos dolorosos de su infancia.

La terapia de April disminuyó hace 15 años, pero todavía sigue con la práctica. “Falun Gong nunca se encuentra lejos de mi mente”, escribió recientemente a Trey en una carta.

A diferencia de April, la mayoría de sus clientes no adoptan la práctica de Falun Gong. Sin embargo, Trey dice que la integración de algunos elementos de Falun Gong durante los momentos apropiados en una sesión terapéutica, ayudó a muchos a mejorar y llegar a ideas que antes les fueron difíciles de alcanzar.

Otro de los clientes de Trey, Oskar, (un seudónimo para proteger su identidad) presentó una gran cantidad de problemas que las técnicas de orientación comunes no podían tocar. Oskar era un adulto de unos 30 años, pero tenía la edad mental de un adolescente y una historia de conducta agresiva, incluso violenta.

“Traté de explicarle los principios de Falun Gong en términos muy simples”, dijo Trey. No estaba segura de si le ayudarían, pero de alguna manera estos permanecieron en su mente”.

A medida que avanzaba en su tratamiento, Oskar le contó a Trey una discusión que tuvo con su pareja. Durante el altercado, ella lo amenazó con dejarlo, así que él agarró un cuchillo de cocina para intentar detenerla. Pero reconsideró su acción al recordar algo que aprendió de Falun Gong.

“Recuerdo que me dijiste que debo mostrar compasión y considerar primero a la otra persona, y así lo hice”, dijo Oskar a Trey. “Y no la lastimé. Puse el cuchillo en su lugar. Demostré compasión, aunque igual ella me dejó”.

“Falun Gong no es una estrategia de tratamiento como la terapia cognitiva-conductual y no es apropiado para una enfermedad mental grave, pero se lo puede utilizar clínicamente junto con técnicas más convencionales”, dice Trey, y continuó: “Falun Gong es un complemento de asesoramiento al estilo de Rogers”.

“La filosofía de Rogers es un enfoque de orientación con tres principios: la empatía, la consideración positiva incondicional para el cliente, y la congruencia durante la práctica. Inmediatamente vi cómo los tres principios de la técnica de Rogers se correlacionan con los tres principios de Falun Gong: Verdad, Benevolencia y Tolerancia”, dijo ella.

Investigador , asesor y autor Dr. Margaret Trey integra elementos de Falun Gong en su asesoramiento. ( Daniel Ulrich )

Investigadora, asesora y autora Dra. Margaret Trey (Daniel Ulrich)

Cuerpo y Mente

Si bien la experiencia de Trey encuentra que Falun Gong puede ser bueno para la salud mental, la evidencia muestra que también puede ser beneficioso para la salud física.

“En mis estudios de neurociencia, comprobé que la mente es muy poderosa”, dijo Trey. “Si usted puede cambiar su mente, está en el camino hacia la salud y el bienestar. El poder de la mente es muy importante”.

Para examinar el potencial curativo de Falun Gong, en 2007 Trey llevó a cabo un pionero estudio conocido como Estudio Australiano. La encuesta se desarrolló como parte de su tesis doctoral para la Universidad de Australia del Sur. En este se comparan las diferencias de cómo son percibidos los efectos de salud y bienestar de los practicantes de Falun Gong, medidos contra un grupo de control de participantes que no practican la disciplina. Los resultados sugieren fuertemente que la práctica de Falun Gong tiene un efecto positivo en la salud física y emocional.

En el diseño de su estudio, Trey prestó atención a los investigadores que habían examinado los efectos de salud con otras disciplinas espirituales. Una de estas influencias es la del Dr. Harold G. Koenig, director del Centro de Espiritualidad, Teología y Salud de la Universidad de Duke. El fructífero Dr. Koenig editó más de 400 publicaciones científicas revisadas en pares y 40 libros sobre diversos temas médicos, pero es más conocido por sus puntos de vista sobre la religión. Los ensayos controlados por Koenig, muestran que la práctica de la religión y la espiritualidad ayudan realmente a las personas a mejorar su salud y bienestar.

Una mujer se sienta en la mediación, el quinto ejercicio de la práctica espiritual Falun Gong . ( Jeff Nenarella de Gran Época )

Una mujer hace mediación, el quinto ejercicio de la práctica espiritual Falun Gong. (Jeff Nenarella/Gran Época).

“Koenig es cristiano, por lo que su investigación muestra los impactos de salud y el bienestar profesando la fe cristiana”, dijo Trey. “Cité su trabajo para dar sensatez a mi propia investigación”.

El estudio revela que los practicantes de Falun Gong rara vez toman medicinas o van a ver un médico, sin embargo, en todas las métricas de salud este grupo se calificó como mucho más alto que el grupo de control de no practicantes.

“Antes de empezar a practicar, el grupo de Falun Gong tuvo mucha más salud y menos problemas médicos que el grupo de no practicantes. Después de la práctica reportaron una mejoría significativa”, dijo Trey.

Según el Dr. Heather Mattner, un psicólogo en salud y profesor adjunto en la Universidad de Australia del Sur y que sirvió como asesor de Trey, el estudio demuestra los poderes de quietud, paz, y conciencia para los que practican Falun Gong.

“El estudio [de Trey] indica que Falun Gong ofrece importantes beneficios para muchas personas que sufren enfermedades comprometidas con la salud mental crónica, inseguridad, ruidos y reparando caminos que desafían a la medicación y los procesos curativos comunes”, escribió Mattner adelantándose al libro de Trey.

Según el Dr. John Corte, un profesor retirado de la Universidad de Australia del Sur, que se desempeñó como director del programa de Trey mientras ésta diseñaba su estudio, Falun Gong demuestra que los mismos valores subyacentes se encuentran en todas las tradiciones espirituales.

“No debe ser demasiado sorprendente que se reporten grandes beneficios, ya que los procesos que intervienen en la práctica son similares en muchos aspectos a otros enfoques transpersonales y de comportamiento, y que están fortalecidos por algunas ventajas cuidadosas (practicar regularmente, variedad de estrategias, énfasis en la capacitación personal y mejorar la moral)”, escribió Court en el prólogo para el libro de Trey.

Una persona que estudia el texto central de Falun Gong , " Zhuan Falun ", que resume su filosofía y principios morales . ( Minghui.org )

Una persona que estudia el libro principal de Falun Gong, ” Zhuan Falun”
(Minghui.org )

Aunque la investigación de Falun Gong se encuentra todavía en etapas preliminares, los estudios disponibles presentan hasta ahora una imagen similar a la encuesta de Trey. Por ejemplo, en un estudio realizado en 2005, revisada por expertos en Falun Gong y publicado en la revista en línea de la Asociación Americana de Consejería, un equipo de médicos de Estados Unidos encontró superior la expresión de genes y mejorada la inmunidad entre los encuestados de que eran practicantes de Falun Gong en comparación con los encuestados que no eran, lo cual indica que Falun Gong podría influir en la expresión génica, mejorar la inmunidad, balancear la tasa metabólica, y promover la regeneración celular.

En el estudio más reciente sobre la práctica, publicado como resumen abstracto por la Sociedad Americana de la reunión anual de Oncología Clínica del año 2016, el 97% de los pacientes con cáncer reportaron la recuperación completa de los síntomas después de practicar Falun Gong. El tiempo medio para la recuperación de los síntomas fue de tres a seis meses después de comenzar la práctica.

Cambios de percepción

A principios de este año, Trey fue invitada para hacer una presentación de 90 minutos sobre su acercamiento al uso de Falun Gong en el asesoramiento y la psicoterapia de la American Counseling Association -la mayor organización de asesoramiento en el mundo. Ella dice que el apoyo que recibió de sus colegas ha sido enorme.

Un transeúnte se detiene para aprender los ejercicios de Falun Dafa durante la práctica de grupo en Australia en esta foto de archivo . ( Minghui.org )

Un transeúnte se detiene a aprender los ejercicios de Falun Dafa en Australia (Minghui.org )

“En la profesión de terapeuta se acepta ampliamente cuán beneficiosas son las prácticas de meditación orientales. La terapia y espiritualidad son muy importantes en este momento”, dijo Trey. “He tenido muchos pacientes en terapia, maestros y profesores de doctorado, incluso los profesores me dicen que fue muy bueno que haya estudiado este tema”.

Trey continúa su investigación de Falun Gong con un nuevo proyecto llamado “Corazones Elevados”, el cual se trata de estudios en casos individuales de practicantes de Falun Gong, y sus milagrosas experiencias de curación y perseverancia. Ella espera ver que en el futuro Falun Gong ponga a prueba ensayos controlados aleatorios, similares a las evaluaciones de yoga.

“Ellos han estudiado al yoga para el cáncer, trastornos de ansiedad, reducción de estrés, todos los diferentes tipos de problemas para dormir, pero tenemos un largo camino por recorrer”, dijo Trey. “Los estudios sobre los efectos en la salud y bienestar de Falun Gong están todavía en su infancia. Espero que la gente me contacte con el interés de hacer más investigaciones”.

El trabajo de Trey tiene también una ventaja política no intencional. Mientras China llevó a cabo sus propios estudios sobre Falun Gong a finales de 1990 que demuestran notables efectos en la salud y bienestar, la reputación de la práctica sufrió un golpe devastador en 1999, cuando el entonces dictador chino Jiang Zemin realizó una campaña brutal en contra de la disciplina en un esfuerzo por erradicarla del país. Para justificar la tortura y el encarcelamiento de los practicantes de Falun Gong, la disciplina fue tildada como secta, y el régimen pasó por años la difusión de propaganda anti-Falun Gong diseñada para demonizar a la práctica.

Aunque estas ideas fueron desacreditadas hace años, Trey espera que un probable resultado de su investigación sea el que surja con una imagen más completa de las maravillas de Falun Gong.

“Falun Gong es beneficioso para la salud en general y ofrece bienestar, ya que los resultados de la encuesta de Australia lo han indicado, y es bueno como un estilo de vida y de cultivación espiritual”, dijo Trey. “Además, como consejera me parece que compartir esto con los clientes es ofrecerles algo que pueden atesorar y llevárselo consigo”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.