Hombre asesina a un matrimonio en Florida y lo detienen mientras muerde el rostro de una de las víctimas

La policía sospecha que el atacante actuaba bajo los efectos de una droga denominada Flakka, que genera sensación de euforia, alucinaciones y conductas agresivas.

MIAMI, Florida – Un joven asesinó a un matrimonio al norte de Miami este lunes por la noche y fue detenido por la policía mientras arrancaba a mordiscos pedazos del rostro de una de las víctimas. También hirió a un vecino que intentaba salvar a la pareja.

Según informó William Snyder, jefe de la policía del condado de Martin, el victimario era un estudiante universitario de 19 años identificado como Austin Harrouff, que se presume actuó bajo los efectos de una potente droga al atacar a cuchilladas a las dos personas.

Snyder explicó que el primer agente que llegó a la escena intentó neutralizar al asesino activando su pistola eléctrica en varias oportunidades, sin generar ningún efecto en el joven atacante. Minutos después, cuatro oficiales y un perro policía llegaron al lugar y solo así pudieron detenerlo.

Asesino es acusado de “comer” a una de sus victimas

“Había muchas muestras de violencia en ese estacionamiento”, declaró el policía a la prensa.

Una de las víctimas es la hija del exalcalde de North Miami Beach, Jeff Mischon, informó Local 10. Se trata de Michelle Stevens.

El vecino que intervino para intentar frenar el asesinato fue trasladado al hospital y, según Snyder, se espera que se recupere de las heridas. Los medios locales lo han identificado como Jeff Fisher, de 49 años, y se encontraba paseando a su perro cuando escuchó gritos en el garaje de la pareja.

El jefe de policía aseguró que “no nos sorprendería” que el atacante hubiese actuado bajo los efectos de una droga denominada “Flakka”.

En mayo de 2012 un caso similar ocurrido también en Florida conmocionó al mundo. Un hombre en Miami atacó a un indigente en plena calle y a plena luz de la tarde tras acusarlo de robarle su Biblia. Durante la agresión, también le arrancó pedazos del rostro a mordiscos. Cuando la policía llegó al lugar, hizo varios llamados al atacante para que se detuviera, pero los ignoró y murió tras recibir varios disparos.

publicidad

Entonces, se habló de que el agresor estaba bajo los efectos de algún tipo de droga a base de sales, como la “Flakka”, pero las pruebas toxicológicas demostraron que solo se trataba de marihuana.

La “Flakka” ha sido considerada una droga estimulante, que genera sensación de euforia, “delirio de excitación” y síntomas similares a los de la cocaína o las anfetaminas. Según el Instituto Nacional de Abuso de Drogas (NIH, por su sigla en inglés), sus efectos van desde paranoia, hasta alucinaciones que pueden devenir en agresiones muy violentas y graves heridas a quien la consume.

Sus cristales pueden ser comidos, inhalados, inyectados e incluso vaporizados en un cigarillo eléctrico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *