“Guía rápida para sobrevivir los eclipses”

www.lunadominante.com


Luna D

Los eclipses siempre han asustado al ser humano. Desde la Antigüedad, el hecho de que la Luna o el Sol se ensombrecieran durante unos instantes causaba auténtico pavor. Al fin y al cabo, los astros eran de las pocas cosas que tenían carácter de permanencia; por muy duro que hubiera sido el día, siempre anochecía, para después volver a salir el Sol. Una y otra vez. Invariablemente.

Un eclipse se veía como un cambio repentino en lo predecible y por lo tanto producía un gran desconcierto. Es cierto que los eclipses son fenómenos pecualiares: Nuestro humor varía, nuestro temperamento fluctúa y una sensación de cambio repentino impregna el ambiente.

Como estamos en temporada de eclipses, quiero dejarte TIPS para que puedas manejarlos con sabiduría. ¿Preparadas, listos…?

1) QUÉ SON: Lo primero de todo es que entiendas lo que es un eclipse. Un eclipse de luna siempre se produce durante la Luna llena.
La Tierra queda situada entre la Luna y el Sol, de tal manera, que la luz del Sol no llega a la luna y ésta se oscurece.
En el eclipse de Sol, la luna oculta al Sol, al menos, es lo que nos parece al contemplar el fenómeno desde la Tierra. Estos eclipses siempre se producen en la fase de luna nueva.
Los eclipses de luna son siempre visibles (si es de noche y la luna ya se ha elevado por el horizonte); los de Sol, depende de la parte de la Tierra en la que te encuentres.

2) CÓMO ACTÚAN: Los eclipses son similares a las lunas nueva y llena sólo que muchísimo más potentes. Recuerda que mientras que utilizamos la Luna Nueva para sembrar nuevos propósitos, establecer intenciones e iniciar; con la Luna Llena empezamos a ver fruto, las verdades salen a la luz y descubrimos información. Espera esto de los eclipses ya que lo van a traer con fuerza. Es interesante si conoces la zona de tu carta astral en la que se producen puesto que es ahí donde los notarás con evidencia.

3) A QUIÉN AFECTARÁ MÁS: Dependiendo de dónde caiga el eclipse… Te afectará principalmente si tienes planetas personales que se activen con dicho eclipse.

4) QUÉ NO HACER: No tomes decisiones cruciales, especialmente si estás entre los signos más afectados. Un eclipse es un empujoncito del cosmos. Las semanas posteriores sentirás que has avanzado y ya no verás la realidad con los mismos ojos. Te sentirás inclinado a evolucionar, pero hazlo paso a paso y con decisión, no como un tornado que arrasa con todo aquello que toca. Mantén los ojos abiertos y actúa unas semanas después, cuando ya sepas con certeza el terreno en el que pisas.

5) CONTROLA TUS EMOCIONES: Sobre todo en los eclipses de luna. Los ánimos se exasperan y puedes estar a la que salta.

6) ESTÁTE ATENTO A LAS SEÑALES: Especialmente si el eclipse ronda la fecha de tu cumpleaños. A veces, los cambios son evidentes, otras veces, hay que estar alerta para que ningún mensaje se nos escape. Los días del eclipse, saca las antenas y presta atención, sin algo te llama la atención, anótalo en tu agenda.

Bueno, ahora ya estás preparado para sacarles el máximo provecho a esta tanda eclipses que nos aguarda. Sobre todo, recuerda que cambio es evolución y que cuando una puerta se cierra, tienes otra esperándote un poco más adelante, abierta de par en par. No desperdicies oportunidades lamentándote por lo perdido y agradece la posibilidad de crecer y mejorar como persona. Confía siempre en el futuro, puesto que en la voluntad y en la fe que seas capaz de reunir reside el secreto.

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *