“14 preguntas para ti y para tu árbol genealógico” Cármen Guerrero.

planosinfin.com

¿Qué tiene que ver mi árbol genealógico con mi mapa del mundo?

Si te asomaras a tu árbol genealógico, rama materna a la izquierda, rama paterna a la derecha, y le hicieses estas preguntas a tus ancestros, ¿qué contestarían? ¿qué contestarías tú? ¿En qué coincidís?:

1– ¿Qué pensáis sobre el dinero? ¿Llegasteis a amarlo de verdad?

2– ¿Cómo habéis cuidado vuestro cuerpo? ¿Lo respetasteis? ¿Fueron sanos vuestros hábitos? ¿Os disteis todo lo que necesitasteis?

3– ¿Os habéis sentido alguna vez unidos con el resto de la humanidad, con la naturaleza, con el planeta entero, incluidos animales y plantas?

4– ¿Sentís que tenéis vuestro sitio en este mundo, en la sociedad… y en vuestra propia familia?

5– ¿Habéis desarrollado vuestros talentos al máximo posible?

6– ¿Cómo ha sido vuestra sexualidad? ¿La explorasteis por diferentes vías?¿Habéis gozado del placer de las caricias más eróticas, de los orgasmos más explosivos?

7– ¿Realizasteis vuestros proyectos hasta sentiros realizados?

8– ¿Abogasteis por la paz en el interior, en el hogar y en la sociedad que os tocó vivir?

9– ¿Vivisteis el amor a la pareja, a los hijos, a los amigos, con plenitud?

10– ¿Os respetasteis a vosotros mismos, no dejando que nadie abusara de vosotros? ¿Os salisteis de cualquier relación tóxica, anteponiendo la valentía a la dependencia?

11– ¿Saboreasteis alguna vez el dulce sabor de regalar actos de bondad a un desconocido?

12– ¿Rompisteis límites mentales? ¿Fuisteis flexibles en vuestras creencias?

13– ¿Os permitisteis equivocaciones y cambios de caminos? ¿Vivisteis las crisis como oportunidades?

14– ¿Permitisteis que vuestros hijos os superaran, volaran del nido sin ninguna culpa, sin sentimientos de deuda, con todo el derecho a ser ellos mismos y seguir sus caminos libremente?

Trascender nuestro árbol genealógico es permitirnos vivir nuestra propia vida. Lo que te regalas a ti, se lo regalas a ellos y a tus propios descendientes. Sé el héroe de tu árbol. Mira a la derecha y a la  izquierda y grita con fuerza a tus ancestros la palabra “¡libertad!”.

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *