Descubren estudio censurado sobre el daño que provocan el azúcar y las gaseosas

Por Sputnik

Científicos estadounidenses descubren documentos que demuestran que los fabricantes de azúcar y bebidas dulces se daban cuenta del serio daño que provocan sus productos ya en los finales de los 60.

Los productores sabían que el azúcar podía causar ateroesclerosis y cáncer de vejiga, pero no hicieron pública dicha información, según el artículo de la revista PLoS Biology.

“Estas manipulaciones con el proceso científico se parecen mucho a lo que hacen los fabricantes de tabaco. Nuestro estudio pone en duda el hecho de que las investigaciones patrocinadas por los fabricantes de azúcar y bebidas dulces puedan tomarse en serio”, declaró Stanton Glantz de la Universidad de California en San Francisco.

Según la Organización Mundial de Salud (OMS), desde los años 80 y hasta ahora en el mundo persiste una epidemia global de obesidad.

El año pasado, cada tercer habitante del mundo —un total de 1.900 millones de personas, sufrieron de sobrepeso y aproximadamente el 15% de formas más graves de obesidad. Así, el sobrepeso resulta ser la causa de casi la mitad de las enfermedades, tales como las cardiovasculares, la diabetes y el cáncer.

Los médicos consideran al azúcar y a las bebidas dulces —que se han hecho muy populares en todo el mundo- como de las mayores causas de la epidemia. Hace dos años los expertos norteamericanos calcularon que el consumo excesivo de refrescos dulces se cobra la vida de unas 184.000 personas anualmente —la mayoría de las víctimas procede de América Latina y EEUU—.

No obstante, los fabricantes no piensan modificar su negocio y siguen gastando unas cantidades enormes de dinero para promover sus intereses en las organizaciones estadounidenses de salud, según revelan los expertos de la Universidad de Boston.

Stanton Glantz y sus colegas concluyeron que los fabricantes conocían perfectamente el peligro provocado por sus productos, pero preferían ocultarlo. Así, los investigadores descubrieron datos del llamado ‘Proyecto 259’ que se llevó a cabo entre los años 1967 y 1971.

Las pruebas realizadas en ratas en el marco del proyecto demostraron otras dos consecuencias del consumo del azúcar. Resultó que la sustancia no solamente provocaba obesidad, sino también incrementaba la posibilidad de desarrollo de la ateroesclerosis y otros trastornos cardiovasculares.

El estudio del ‘Proyecto 259’, dirigido en los años 60 por el científico Walter Pover, no habría gustado a los representantes de la Fundación Internacional de los Estudios del Azúcar que lo valoraron con ‘cero’ y retiraron la financiación de los experimentos, por lo cual la investigación se hizo pública solo en el año 2016.

Un comentario en “Descubren estudio censurado sobre el daño que provocan el azúcar y las gaseosas

  1. Sí, un tercio del planeta se muere de hambre ( poca comida ) mientras otro tercio se muere de obesidad ( mala comida )……. Será cuestión de intentar estar en el otro tercio restante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *