¿Qué es la pirámide de Maslow?

La pirámide de Maslow está formada por cinco niveles que tratan de explicar qué impulsa a la conducta humana.
¿Qué es la pirámide de Maslow?

La pirámide de Maslow, también conocida como jerarquía de las necesidades humanas, es una teoría psicológica propuesta por el psicólogo estadounidense Abraham Maslow. Fue creada en 1943 cuando el autor publicó Una teoría sobre la motivación humana.

Maslow propuso en su teoría la existencia de cinco clases de necesidades básicas. Estas necesidades estarían representadas en forma piramidal y organizadas de manera jerárquica. Las más básicas se situarían en la parte inferior y las más complejas en la cúspide de la pirámide.

En la base se situarían las necesidades fisiológicas, seguidas de la necesidad de seguridad, pertenencia, autoestima y, por último, autorrealización. Analicemos con más detalle cada una de ellas.

La jerarquía en la pirámide de Maslow

Según la pirámide de Maslow, la satisfacción de las necesidades debe seguir un orden secuencial desde la base hasta la cúspide. Esto significa que, aunque la mayoría deseemos satisfacer las necesidades de autorrealización, primero debemos focalizar nuestra energía en las necesidades inferiores.

Necesidades fisiológicas

Entre las necesidades más básicas del ser humanos y relacionadas con la supervivencia, estarían la necesidad de respirar, beber y alimentarse. A estas añadiríamos la necesidad de dormir y eliminar los desechos corporales.

También se encontrarían en este apartado la necesidad de mantener las funciones fisiológicas en equilibrio -conocida como homeostasis-, así como la evitación del dolor. Por último, las relaciones sexuales también estarían incluidas en este nivel.

Mujer comiendo sano

Necesidad de seguridad y protección

Una vez las necesidades fisiológicas están cubiertas, el ser humano necesita sentirse seguro. Para ello, necesita contar con un lugar que le permita resguardarse de las inclemencias climatológicas y del frío. También necesita asegurar tanto como pueda su salud, teniendo acceso a la sanidad cuando sea necesario.

Otro aspecto importante dentro de este apartado es el acceso a los recursos educativos. Además, también se incluiría la necesidad de proteger los bienes materiales, como puede ser contar con un respaldo económico, un seguro de coche o el hogar protegido de extraños.

Necesidad de pertenencia

El ser humano es profundamente social y necesita relacionarse con sus iguales. Por norma, disfruta al sentirse parte de una familia. Además, un gran porcentaje de personas busca la realización a través del amor creando un vínculo profundo con otro ser humano.

Otros vínculos también muy importantes son los que se establecen creando amistades profundas o perteneciendo a alguna organización social o comunidad con la que la persona se sienta identificada. Esto puede incluir, por ejemplo, actividades culturales, religiosas, deportivas o recreativas.

Autoestima

Abraham Maslow describió dos tipos básicos de necesidades relacionadas con la autoestima. Por una parte, la relativa a la propia persona. Aspectos como el respeto hacia uno mismo, la autoconfianza, el ser independiente o el sentirse satisfecho formarían parte de este primer grupo.

Por otra parte, Maslow también hizo hincapié en la relación con los demás. Así, serían importantes la necesidad de dignidad, de respeto, de ser reconocidos o de ser apreciados por los otros.

Autorrealización

La pirámide de Maslow culmina con la necesidad del ser más profunda y elevada: la autorrealización. Esta consistiría en desarrollar nuestro potencial en los diferentes ámbitos de nuestra vida.

En ella estarían incluidos aspectos tan diversos del desarrollo personal como la aceptación, la gratitud o el liderazgo. Además, también incluiría otros como fomentar el sentido de la justicia, de la belleza o el significado de la verdad.

Mujer con los brazos abierto al aire libre

Más allá de la pirámide de Maslow

El propio Maslow fue el primero en admitir que las posiciones en esta pirámide particular no son estáticas, debido a los cambios que se producen en las circunstancias que nos rodean. Además, con los años identificó otras tres categorías de necesidades no recogidas en la pirámide original. Estas necesidades fueron las siguientes:

  • Estéticas.
  • Cognitivas.
  • De autotrascendencia.

Esta versión rectificada de la pirámide de Maslow recogería una visión más rica y compleja del ser humano. No obstante,  la teoría que ha trascendido a lo largo de los años es la versión simplificada, la de las cinco necesidades básicas.

Críticas a la teoría de Maslow

Desde la aparición de la teoría propuesta por Maslow, son muchos los que la han integrado como parte de su conocimiento. La pirámide de Maslow es todo un referente, motivando muchos estudios que han tratado de poner un poco más de luz en relación a esta pirámide de necesidades.

No obstante, también existe un sector que ha cuestionado dicha teoría. Por ejemplo, en el artículo Maslow reconsidered: A Review of Research on the Need Hierarchy Theory (1976), Mahmoud A. Wahba y Lawrence G. Bridwell no encontraron evidencias ni de que el orden de las necesidades fuese extrapolable a toda la población, ni de que existiera la jerarquía de necesidades propuesta por Maslow.

El concepto de autorrealización también ha sido fuertemente criticado. El argumento principal es que la felicidad es absolutamente relativa y que una persona puede sentirse dichosa sin tener todas sus necesidades básicas satisfechas.

Reflexiones finales sobre la pirámide de Maslow

Las teorías intentan modelar en abstracto un conjunto de realidades. En sí mismas, son simplificadoras. En las predicciones que hacemos con ellas siempre existe un margen de error. Por otro lado, entre nosotros existen grandes diferencias individuales que en muchos casos disparan este error. Estos dos factores hacen que muchas de las teorías que ven la luz en el seno de la psicología nazcan rodeadas de polémica.

Dicho esto, la pirámide de Maslow es una radiografía referente. Señala con acierto que cubrir una necesidad es lo que nos motiva en muchos casos.

Además, acierta al señalar que con frecuencia tenemos más de una necesidad, teniendo que elegir cuál satisfacer antes. Puede ser una necesidad a un nivel muy primario, como la que despierta el hambre o la sed; sin embargo, también existen otras que no son menos poderosas para algunas personas en algunos contextos, como la necesidad de reconocimiento. Así, necesitamos cierta perspectiva para entender todas las implicaciones de esta teoría.

https://lamenteesmaravillosa.com/piramide-maslow/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *