Universo Prohibido

La colección otros Mundos de Plaza y Janés, significó un antes y un después en la divulgación de las tesis alternativas.

Buena parte de estos libros no se han digitalizado, y poco a poco van desapareciendo de Las Bibliotecas al no ser demandados por desconocimiento de los lectores.

Sin duda una colección imprescindible para comprender la evolución histórica de nosotros mismos, de buscar respuestas a esas preguntas que el día a día se empeña en ocultarnos.

maestroviejo

El libro Universo prohibido fue escrita por el autor Leo Talamonti en el año de 1973 con el titulo original «UNIVERSO PROIBITO» (© 1973, PLAZA Y JANES) que se publico en la colección otros mundos con una traducción por VICENTE VILLACAMPA. «No creo que exista otro libro que contenga tal cantidad de hechos extraños, inquietantes, maravillosos» Dino Buzzati, Edición ilustrada.

Universo prohibido

https://mega.nz/#!g8YywIwL!JaklvnY8R0NsfZ3_i4Bonw1T_mtonbg4MDVio6Bol3g

PREFACIO

Antes de hablar de este libro y de la utilísima función que está llamado a desempeñar, debo permitirme algunas necesarias referencias a mis experiencias recientes y lejanas. Y comienzo con una consideración actual.

Parece casi increíble la tenacidad de los prejuicios enraizados en algunos divulgadores científicos, que se consideran autorizados a afirmar, con la mayor gravedad, la inexistencia de ciertos hechos, por otra parte ampliamente comprobados, si bien no aceptados aún por la ciencia considerada oficial.

De esta inextirpable tendencia a la negación arbitraria puedo, por lo que a mí respecta, aducir dos ejemplos válidos. A finales del lejano 1912 tuve ocasión de hacer, lo mismo que numerosos científicos «oficiales» de varios países, un estudio minucioso, in situ, de los famosos «caballos pensantes» de Elberfeld, en Alemania.

Omito repetir aquí lo que pienso acerca de aquel «pensamiento» equino, y me contento con consiznar que «todos» los estudiosos reunidos en Elberfeld (entre ellos había algunos de gran fama) declararon, sin excepción —por escrito —, tras las «pruebas concluyentes» efectuadas por mí mismo y luego por los demás, que las «respuestas» dadas por aquellos caballos se obtenían «en ausencia de señales» de cualquier género por parte de su dueño o de los asistentes, asimismo «ignorantes» uno y los otros del problema propuesto respectivamente al sujeto examinado. Pues bien, hace poco tiempo, el «redactor científico» de una notable revista italiana fue capaz de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.