Margaret Thatcher ordenó un ataque nuclear sobre Buenos Aires o Córdoba, durante la guerra de Malvinas

Margaret Thatcher presionó a François Mitterrand a darle los códigos para desactivar los letales misiles de fabricación francesa que Argentina había adquirido durante la guerra de las Malvinas, porque el plan era lanzar una ojiva nuclear contra Buenos Aires o Córdoba, según una denuncia que hicieron parlamentarios laboristas en 1984.

La revista socialista semanal New Statesman, en una publicación de de agosto de 1984, fue la que advirtió de que el gobierno de Margaret Thatcher ordenó el despliegue de un submarino Polaris, equipado con misiles nucleares, al sur como la isla Ascensión.

El cargo originalmente fue hecho por el legislador del Partido Laborista Tam Dalyell, quien dijo que tenía información de que se podrían haber utilizado armas nucleares si un buque del grupo de trabajo británico fuera destruido por los ataques con misiles argentinos.

«Se dijo que el objetivo probable de un ataque nuclear amenazado o de demostración sería Córdoba, en el norte de Argentina«, dijo el New Statesman.

Dijo que los detalles del despliegue de Polaris «se dieron en una serie de telegramas altamente clasificados enviados a la embajada británica en Washington«.

Dalyell dijo que la investigación realizada por la revista «demuestra no solo el envío de armas nucleares, sino también la voluntad de usar armas nucleares», pero nunca se investigó.

El portavoz laborista de asuntos exteriores, John Foulkes, calificó los cargos de «bastante trascendentales» y exigió una revisión independiente de la política británica en ese momento.

El New Statesman, que dijo que su informe se basó en documentos secretos del gobierno, también afirmó que Gran Bretaña ordenó el ataque del portaaviones 25 de Mayo, mientras Estados Unidos estaba explorando los últimos esfuerzos de paz.

El periodista Duncan Campbell, especialista en asuntos de defensa y seguridad, dijo que el «gabinete de guerra» de Londres ordenó el ataque al portaaviones el 30 de abril de 1982. Alexander Haig, entonces secretario de Estado de Estados Unidos, estaba negociando con ambas partes para encontrar una solución pacífica.

Los británicos no lograron encontrar el buque insignia argentino, que transportaba a 1.500 hombres, pero dos días después torpedearon y hundieron el crucero Belgrano con la pérdida de 368 vidas.

La revista dijo que el secretario de Relaciones Exteriores, Francis Pym, y el fiscal general, Sir Michael Havers, se opusieron a la decisión de atacar al portaaviones por considerarla probablemente contraria al derecho internacional, porque a Argentina solo se le advirtió que sus barcos serían atacados dentro de una zona de 200 millas alrededor de las Malvinas. El Belgrano estaba fuera de esa zona.

Las fuerzas argentinas recuperaron el territorio de las islas del Atlántico Sur, un archipiélago a 450 millas de la costa sureste de América del Sur, el 2 de abril de 1982, poniendo fin de 149 años de dominio británico.

Las fuerzas británicas recuperaron Puerto Argentino, la capital, el 14 de junio, poniendo fin a la guerra y restaurando el dominio colonial.

Margaret Thatcher ordenó un ataque nuclear sobre Buenos Aires o Córdoba, durante la guerra de Malvinas

2 comentarios en “Margaret Thatcher ordenó un ataque nuclear sobre Buenos Aires o Córdoba, durante la guerra de Malvinas

  1. La rendicion sorpresiva de los argentinos cuando practicamente ya habian ganado la guerra, probablemente se debió a una llamada telefonica desde Estados Unidos a Buenos Aires advirtiendo de las intensiones britanicas al verse superados por los argentinos.

  2. Fue una época de mucho dolor, estábamos en llaga viva. Y pensábamos en ellos,en los que estaban en Malvinas sufriendo tanto. En ese entonces, en algunas ciudades del sudeste bonaerense, por lo menos de lo que yo se, se preparaban para algo. Sonaban las alarmas de noche e instantáneamente la ciudad quedaba a oscuras, las familias debían apagar las luces de sus casas y cerrar herméticamente las ventanas. Todo esto era un ensayo que se producía porque se pensaba que el país podía ser atacado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.