La armonización a través de los Mantras

Los Mantras son vibraciones que permiten afinar nuestro cuerpo, mente y energía. Su función principal es purificarnos del velo de la negatividad, de la ignorancia y, al mismo tiempo, desarrollar en nosotros cualidades positivas, acercándonos al Despertar Interior. Te invitamos a que descubras como funcionan estos instrumentos de sintonización.

Mantras Tradicionales

Es importante destacar que existen miles de mantras diferentes, y si bien cada uno tiene un significado, lo más profundo de un mantra tiene que ver con la energía que cada uno invierte en él.

  • AOM: El gran sonido primordial, el sonido originario a partir del cual se creó el universo, el sonido de todos los sonidos juntos.
  • OM AH HUM: Tres sílabas de gran poder, que se utilizan para las finalidades siguientes:
    purificar la atmósfera antes de emprender un ritual o una meditación;
    trasmutar una ofrenda material en su contrapartida espiritual.
  • OM MANI PADME HUM: Significa “la joya del loto que reside dentro” Mani Padme representa la joya del loto, la sabiduría esencial que incardina las enseñanzas budistas, la esencia divina, mientras que Hum representa la realidad sin límites encarnada dentro de los límites del ser individual. Así Hum une lo individual con lo universal.
  • YO SOY EL QUE SOY: Esta versión en nuestro idioma tiende también a unir lo individual con lo universal.
  • OM KLIM CRISTAVE NAMA HA: Significa “en el nombre del todo que mi presencia crísitica venga a mí”.
  • OM NAMAH SHIVAYA: Significa “en el nombre de Shiva”. Es uno de los muchos mantras que invocan nombres de divinidades.
  • NAMY HO REN GE KYO: Este mantra japonés tiene un significado similar al anterior.

Los mantras son palabras o frases que se recitan en voz alta o bien de manera interna, de forma rítmica y repetitiva como forma de meditación. La palabra Mantra es un término en sánscrito (el idioma sagrado del hinduismo) formado de la unión de dos palabras: man, que significa “mente” y tra, que significa tanto “instrumento, medio, herramienta” como “protección”.
Existen miles de invocaciones y mantras de las diversas culturas y religiones de todo el mundo. Algunos de ellos poseen una semejanza de ritmo y entonación, por lo que se cree en un posible origen común.
Los Mantras son una técnica milenaria, que tienen la capacidad de profundizar el estado meditativo y alejar las distracciones. Repetir sistemáticamente un sonido nos ayuda a enfocar la mente hacia la observación interior, logrando acallar las voces internas que generan pensamientos improductivos.

Su utilización desde tiempos remotos les ha conferido el poder propio de la repetición inmemorial, aunque el valor más profundo de un mantra tiene que ver con lo que nosotros invertimos en él. Veamos a continuación algunos consejos para sacar el máximo provecho de su práctica.

Un poco de historia…

A través de la historia, las culturas han creído en el poder sagrado de las palabras.
Aunque, en sus inicios, el budismo utilizó los cantos como un modo de práctica y empleó la recitación de versos como una forma de cultivar la atención consciente en las cualidades del Buda (Buddhanusati), el uso de mantras no apareció en el budismo hasta que surgieron las tradiciones del Mahâyâna, las cuales incorporaron elementos de una práctica espiritual no budista, conocida como “Tantra”. El Tantra utilizaba profusamente los mantras para comunicarse con los dioses e influir en ellos y el budismo adoptó esa metodología como un medio para entrar en contacto con las cualidades de la iluminación, práctica que fue evolucionando hasta llegar a la actualidad.

El Mahâyâna había desarrollado ya un “panteón” de figuras simbólicas con forma humana, que representaban la diversidad del estado iluminado. Dado su estrecho contacto con las tradiciones tántricas, era natural que estos Budas y Bodhisattvas arquetípicos llegaran a relacionarse con ciertas sílabas y mantras en particular.

¿Cómo funcionan?

Al cantar los Mantras estimulamos con la lengua ciertos puntos en la boca. Estos son puntos de detección que se conectan con el cerebro. Por ello, cuando se recita un Mantra, tocamos nuestro paladar con la lengua y esta vibración permite que nuestro cerebro segregue los neurotransmisores necesarios para lograr estados superiores de conciencia que nos llevan a un estado de tranquilidad y bienestar.

La primera función que cumplen los Mantras es la de purificarnos del velo de la negatividad, de la ignorancia, y por otra parte desarrollar en nosotros cualidades positivas.

Los Mantras se pronuncian de forma rápida, acompañados muchas veces de la visualización de sus sílabas con un total de 7, 21 o 108 veces. Cuando se repite por un largo periodo de tiempo, el Mantra crea una nuevo esquema energético en la mente, sustituyendo las impresiones negativas por otras positivas. De esta manera, el Mantra revitaliza la mente y nos ayuda a tratar nuestros problemas psicológicos y condicionamientos negativos de una manera mucho mas eficaz y directa que el análisis intelectual.

Los antiguos yoguis decían que recitar un mantra durante 40 días nos puede comenzar a transformar un hábito o patrón mental, pero que se necesitan 90 días para confirmar el hábito nuevo, 120 días para comenzar a ser el nuevo hábito y 1000 días para comenzar a alcanzar la maestría de ese nuevo hábito.

¿Qué es lo que puede hacer el Mantra?

El mantra vibra en todo nuestro interior, limpiando de toxinas e impurezas todo el espíritu, permitiendo así que la energía cósmica nos atraviese. El Mantra no es una palabra mágica, simplemente es un sonido que vibra en nuestro interior y ayuda a concentrarnos. El mantra es un instrumento que podemos utilizar como facilitador para eliminar malas vibraciones, pensamientos negativos; nos ayuda a ver la luz divina que reside dentro de todos nosotros. Con cada repetición, acentúa la armonía, establece el equilibrio, nos aleja de la polaridad.

Sus beneficios

El mantra es una técnica simple y eficaz para conjurar el poder más elevado que somos capaces de concebir, con el Mantra invocamos lo mejor y más profundo de nosotros mismos.
Gracias a la repetición continua de los diferentes mantras, los obstáculos mentales y físicos comenzaran a desvanecerse. Esta técnica de armonización a través de vibraciones nos permitirá mantener nuestro cuerpo y mente completamente relajada.

Ejercicio de Meditación con Mantra

Seleccionamos un Mantra. Luego de adoptar una postura relajada, cerramos los ojos y con un ritmo respiratorio sereno nos concentramos en nuestro cuerpo. Sin moverlo, vamos llevando la atención por toda su extensión: los brazos, las manos, las piernas, los pies, el cuello, el pecho, la cintura, la cabeza y la boca, sin dejar zona sin explorar.

Poco a poco, vamos espaciando cada inhalación de su exhalación correspondiente. El aire que ingresa viaja a cada rincón de nuestro cuerpo.
Inhalamos y, con nuestra voz interior, pronunciamos el mantra. Sentimos que junto con el aire que ingresa a nuestro cuerpo y lo recorre todo, el mantra se expande por nuestro interior.

Esperamos pacientemente que el eco del mantra viaje tan lejos como le sea posible hasta agotarse.

Cuando el silencio vuelve a ser total, repetimos el mantra. Con cada repetición, el eco e impacto del mantra irán creciendo; las pausas entre una repetición y otra se van haciendo cada vez más largas.
Repetimos el mantra hasta que su eco llegue a cada rincón del cuerpo, hasta que no deje zona sin tocar.
Repetimos el mantra una vez más, esperando a que impacte en todo nuestro interior.
Volvemos a concentrar nuestra atención en la respiración, observándola, sin modificarla.
Llevamos ahora la atención a nuestro cuerpo, aún sin moverlo, recorriendo cada rincón.
Abrimos los ojos lentamente y mantenemos la postura en silencio.
Con los ojos abiertos, repetimos con nuestra voz interior el mantra. Dejamos que repercuta en todo nuestro interior. Nos incorporamos.

Además de sentirnos con mayor claridad mental, la practica continua de esta técnica nos permitirá sentir nuestro cuerpo completamente relajado.

http://www.revistasaludalternativa.com/la-armonizacion-a-traves-de-los-mantras/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *