Programando el Agua para la Salud, con Palabras, Pensamientos y Música

El Científico Japonés El Dr. Masaru Emoto lleva años estudiando el agua , y gracias a su investigación ha creado un método innovador para capturar la esencia del agua, basándose en su trabajo ha publicado unos libros llamados “Mensajes del Agua” y “Mensajes Ocultos del Agua” basados en una serie de fotografías que le han dado la vuelta al mundo.

El Dr. Emoto en 1994 descubrió que el poder del agua va más allá de lo que todos nos imaginábamos, demostró que los pensamientos, las palabras, la voz, las emociones y la música, eran capaces de cambiar la estructura molecular del agua y como puede esto influir en nuestra vida.

El Dr. Emoto recogió muestras de agua de represas, grifos y manantiales de diferentes partes del mundo como en Tokio, Londres, Paris, Nueva York, Vancouver, Argentina y Brasil, para después someterlas a diferentes estímulos (palabras, pensamientos y música) y congelar posteriormente algunas gotas de esa agua estimulada, las examinó bajo el poder de un ultramicroscopio y las fotografió, los resultados fueron sorprendentes. Por ejemplo, si el agua que se congelaba se le pegaban etiquetas con mensajes positivos o música clásica la fotografía que se obtenía eran de cristales blancos de apariencia hermosa y casi perfectos, en cambio si el agua que se congelaba se exponía previamente a etiquetas con mensajes negativos o música Heavy Metal, se obtenían fotografías donde no se veía cristales o por el contrario cristales con formas distorsionadas y desagradables a la vista en los cuales predominaba los colores oscuros.

Este hallazgo se hizo increíble al comprobar que las palabras y pensamientos dirigidos hacia un volumen de agua a punto de congelar influirían sobre la forma de los cristales de hielo resultantes. Según Emoto, la apariencia estética de los cristales dependería de si las palabras o pensamientos sean positivos o negativos.

El Dr. Emoto considera que el pensamiento o la intensión son el producto del cambio molecular del agua, sin embargo aún se desconoce la ciencia de como el pensamiento afecta en realidad a las moléculas del agua, lo cual resulta interesante si tenemos en cuenta que más del 60% de nuestro cuerpo es agua. Como dice el documental investigativo llamado ¿Y tú que sabes? – 2004, “Si el pensamiento le hace eso al agua, que nos harán los pensamientos a nosotros” tengamos en cuenta que estamos compuestos por aproximadamente un 60% de agua, y nuestro cerebro motor de nuestra mente, con mayor razón.

Considero personalmente que esta es una muestra más del poder de la mente sobre la materia, y si como la física cuántica asegura que todo lo que exista en el planeta y fuera de él es energía, incluso nuestros pensamientos, confirma de alguna manera que podemos influir en todo aquello en lo que enfoquemos nuestros pensamientos y emociones, de esta manera el descubrimiento del Dr. Masaru Emoto cobra mucho sentido. Sin embargo implica una mente abierta, dispuesta a descubrir el inmenso mundo de las posibilidades cuánticas y a probar con fe aquello que incluso nos parece increíble, pues allí puede haber posibilidades de cambio en nuestras vidas.

Desde este punto de vista y poniendo tu mismo a prueba las investigaciones del Dr. Masaru Emoto podría ser importante que cambies el tipo de pensamientos que tienes diariamente para cambiar de esta manera la estructura molecular de nuestro organismo. Así mismo podrá ser muy beneficioso que energices tu propia agua bien sea con palabras escritas pegadas en un vaso con agua, o bien imponiendo tus manos sobre el vaso con agua visualizando como tu energía energiza el liquido. Palabras como salud, amor, equilibrio, alegría, armonía… podrían ser una buena idea. Finalmente otra opción es poniendo música clásica frente al vaso lo cual permita aumentar la frecuencia vibratoria del agua en busca de tu bienestar.

 

Nuestro Cuerpo está compuesto por un 60% de Agua en el que se incluye nuestro cerebro, nuestra estructura molecular está siendo afectada por los diferentes pensamientos y también por las comunicaciones y mensajes que recibimos en nuestro día a día, bien sea de otras personas, de nosotros mismos o incluso de la televisión.

¿Hace que te cuestiones no es verdad? “Si el pensamiento le hace eso al agua, que nos harán los pensamientos a nosotros”

 

http://www.andresrada.com/programando-el-agua-para-la-salud.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *