Que nada anule tus sueños

Que nada anule tus suenos

Tenemos solo 3 semanas del mes de enero de 2016 y personalmente me parece que ya hubiesen transcurrido 6 meses. La agitación del entorno puede resultar agobiante tanto emocional como intelectualmente, ceder a la tentación de dejarse arropar por los problemas llevaría al traste con todo lo que deseamos para nosotros, nuestras familias, nuestros empleos, negocios y cualquier otro ámbito en el cual tengamos algún tipo de ambición o meta. Por ello debemos concentrarnos y hacer foco en lo que deseamos obtener.

Para lograr una meta debemos hacer un plan. No planificar es planificar para el fracaso. A final de año la mayoría de las personas piensa en cuales van a ser sus metas para el siguiente año, habrá quienes las escriben, otros hacen una lista mental y otros no se preocupan por el tema. Independientemente de cual sea el grupo al que usted pertenece es un hecho que el nuevo año comenzó y usted tendrá que verse obligado o en el mejor de los casos, motivado a hacerle frente a todo lo que suceda o no, para poder seguir con su vida y proveerse todo lo que desea.

Con ello quiero decir que solo existen dos alternativas para hacernos cargo de nuestro presente y lograr lo que anhelamos para el futuro, la primera es hacer un plan y ejecutarlo, mientras que la otra es no hacer nada. No obstante mientras más exigente y cambiante es el entorno la opción de no hacer ningún plan resulta aún peor que hacer uno y fallar en la ejecución porque en la segunda opción tenemos la posibilidad de lograr un aprendizaje para corregir los errores mientras que en la primera no ocurre absolutamente nada. Para ello escriba las tres principales metas del año y planteé las acciones que ejecutará para lograrlas.

Hoy más que nunca debemos adaptarnos a los cambios y elegir ejecutar acciones concretas que nos acerquen más a nuestras metas, incluso si dichas acciones no estaban incluidas en el plan de acción original. Cómo no podemos ver el futuro hay acciones que en su oportunidad no hubiesen podido ser una opción porque sencillamente no estaban planteadas las condiciones para visualizarlas. Pero debemos tener la Flexibilidad y Apertura necesarias para adoptarlas en vez de mantenernos ceñidos al plan original. La vida nos reta cada día de nuestra vida, por eso ser Flexibles y tener Apertura son competencias claves para garantizar el logro de lo que hemos deseado.

La única forma de saber si nos estamos acercando a nuestras metas es a través de la medición. Cada objetivo debe tener asociado un indicador clave de desempeño. Lo que no se mide no se mejora, por ello la información y los datos son aliados necesarios. El ejercicio de medición resulta ser un poderoso elemento para la toma de decisiones estratégicas que nos acerquen a las metas.

Créame cuando le digo que no podemos adivinar el futuro, y ocuparse mucho de él termina por ser una absoluta pérdida de tiempo. La clave es ocuparnos del presente y ejecutar las acciones hoy que nos conducirán al logro de las metas. Hay una pregunta que debemos hacernos siempre que pensamos en nuestros sueños: ¿Qué he hecho este mes para alcanzar mi sueño?. Si su respuesta es un ensordecedor silencio es momento que deje de soñar y se ponga a trabajar.Prácticamente ningún logro en la vida llega por casualidad, casi todos se deben a la causalidad, nada sustituye a la acción.

Todos necesitamos el combustible que le dé energía a nuestra existencia para que podamos hacer posible lo que antes creíamos imposible, encontrar la fuente de esa energía es vital para alcanzar nuestras metas. A todos nos motivan cosas diferentes por ello la motivación no proviene de fuerzas exógenas por el contrario yacen dentro de cada uno de nosotros como una fuente de poder a la que debemos conectarnos diariamente para recargar nuestras baterías y hacer lo necesario para conquistar lo que deseamos aún en los momentos más difíciles de nuestras vidas. Y tú, ¿Ya has encontrado que es lo que te motiva?. Espero que puedas conectarte con tu energía motivadora para que logres lo que deseas en éste nuevo año.

Que nada anule tus sueños

Un comentario en “Que nada anule tus sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *