Aida. LOS LAKOTA PARTE II CULTURA Y ESPIRITUALIDAD.

WAKAN TANKA o Gran Espíritu Sagrado es la energía creadora que hay en cada ser vivo y el universo a la que los Lakota sioux rinden respeto. No es una entidad , si no una energía neutra que proviene de la fuente original. Cuando se dice estar conectado al camino rojo, se refieren a esta energía de la cual proviene el humano.

 El culto a Wakan TanKa lo realizan en silencio y en solitario sin intervención de sacerdotes ni construcción de templos, es algo individual y personal. Esta fe no era forzada , si no que solo estaba para quien estaba dispuesto a recibirla, como en la actualidad, los nativos conectados lo siguen haciendo de la misma forma.

Wakan TanKa es una energía creadora para ser usada con conciencia y no para ser adorada como si fuera un Dios. Es una energía que te nutre y alimenta, que cuando unes tu intención con tu corazón realiza cualquier cosa que te propongas.

Al Lakota le gusta tener una unión con el reino animal, experimentando una comunión espiritual entre ambos reinos. Cada alma humana esta conectada o vibra igual a la esencia vibratoria de un animal. Esto no quiere decir que seas ese animal, si no que tu esencia es representada por la energía de ese animal.
Estos animales son  denominados los animales toltémicos, o los  animales de poder. los principales son nueve pero hay mas.

Cada animal tiene un talento determinado que puede despertar un don en la persona que se conecta con esta vibración, todos tienen los nueve animales en las siete direcciones , más el lado femenino y masculino como si fuera el ying y el yang  pero hay uno que destaca en cada persona y es el que influye o dictamina su función en esta vida.

Estas  siete direcciones serían, Este, Sur, Oeste, Norte, arriba, abajo, y adentro. La dirección adentro sería para los Lakota la quinta esencia que une a todas las demás. Mas el lado derecho e izquierdo, simbolizado por el lado masculino y femenino.

Estos animales de poder están representados en la rueda medicina y en los Totem, que estos últimos serían como un árbol genealógico de cada persona donde estarían representados sus ancestros.

La rueda medicina es común en todas las naciones tribales americanas para representar el conocimiento del universo.
Consiste en un circulo con dos lineas, una vertical y otra horizontal.

El circulo representa el limite exterior sagrado de la tierra, y el ciclo de vida y muerte. Las líneas vertical y horizontal representan al sol y los caminos sagrados del hombre. El cruce de las dos lineas simboliza el centro de la tierra, que a veces es representado por una pluma como símbolo del gran espíritu Wakan Tanka.

El circulo y el numero cuatro son sagrados para ellos y esconden una gran sabiduría.

Para ellos todo esta relacionado y cada uno de nosotros es una parte fundamental de este tejido o tela llamada red universal. Somos tejido cósmico y por lo tanto estamos conectados con la naturaleza y el universo, agua, plantas piedras, fuego, viento, animales  y estrellas. Todo este entramado es WAKAN TANKA y las cuatro direcciones serian los cuatro vientos que por si mismos tienen poder propio ya que se les asocia con el aliento (Naya) del gran espíritu.
La energía que desprende el aliento (Naya) se le denomina NI,  seria el equivalente a lo que nosotros entendemos por  prana o chi, considerado el poder del aliento de WAKAN TANKA.
El NI es fuente de poder y vida y es la base o fundamento del Inipi o casa del sudor ritual, que significa “volver a vivir” . Donde se recibe esta energía curativa acompañada de cantos y oraciones, para que esta energía NI nos aporte salud y fortaleza.

Los Sioux no tienen sentido de posesión egoísta  de hecho no existe la palabra “MIO” en Lakota, ellos dicen “NUESTRO” nunca mio, al igual que no dicen “YO” dicen “NOSOTROS” Aunque si existe una idea  de propiedad, el alimento por ejemplo era considerado de todos, y no le ponían precio a las tierras porque las consideraban sagradas.
Hay una cita de un hombre sabio llamado Gran Jefe Neither Wolf que dice así.

“Cuando algo es sagrado, no tiene precio. No me importa si se trata de un hombre blanco hablando del cielo, o un indio hablando de las ceremonias. si puedes comprarlo, entonces no es sagrado. Y una vez que empiezas a venderlo no importa si tus razones son buenas o no. Estás tomando lo que es sagrado y volviéndolo ordinario.”

Esto es todo por ahora, en próximas entradas continuare con esta serie de artículos sobre la sabiduría tribal  y como nos puede ayudar en el camino rojo de ser uno mismo.

Joaquin Piquer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *