Francia admite el fracaso de la intervención occidental en Libia y pide no repetirla

El canciller francés ha advertido de que una hipotética operación militar extranjera en Libia podría generar más caos y devastación, y pide aprender de las lecciones de la invasión occidental en el país africano.

“Tenemos que aprender de las lecciones de lo sucedido en 2011 (cuando la intervención occidental en Libia conllevó el derrocamiento del exdictador libio Muamar Gadafi y la anarquía posterior). Seamos honestos, tenemos que evitar repetir acciones que no solucionan el problema”, ha subrayado Jean-Marc Ayrault.

El jefe de la Diplomacia gala, que hablaba este miércoles en una conferencia de prensa en Argel, capital de Argelia, con su homólogo argelino, Ramtane Lamamra, ha asegurado que “las acciones militares generan más caos y devastación, y por lo tanto irían contra los intereses del pueblo libio”.

Tenemos que aprender de las lecciones de lo sucedido en 2011. Seamos honestos, tenemos que evitar repetir acciones que no solucionan el problema”, ha subrayado el canciller francés, Jean-Marc Ayrault.

A su vez, el diplomático argelino ha condenado toda posible injerencia militar extranjera en Libia, y pedido respetar el derecho a la libre determinación de los libios.

Distintos informes sugieren que las capitales occidentales están preparando una inminente operación militar en Libia, supuestamente para erradicar del país a los miembros del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

El grupo takfirí EIIL, asentado principalmente en Irak y Siria, ha aprovechado el caos político reinante en Libia desde la intervención occidental para establecer su presencia en varias ciudades libias. Según las estimaciones de la Inteligencia estadounidense, esta banda terrorista cuenta ahora con unos 6000 integrantes en sus filas en Libia.

El canciller argelino ha instado a la nación libia a “asumir su responsabilidad y tomar su propio destino en sus manos”, y asegura que su país respalda el proceso de paz “auspiciado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Libia”.

Desde la campaña militar extranjera contra Libia de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Libia cuenta con dos facciones principales: una, el Gobierno reconocido internacionalmente y con sede en Tobruk; y la otra, el llamado Gobierno de Salvación Nacional (GSN), con sede en Trípoli (la capital).

En virtud de un acuerdo firmado en diciembre de 2015 en Marruecos, se creó un consejo presidencial para proponer un Gobierno de unión nacional apoyado por la ONU.

Este miércoles, el jefe de ese Gobierno, Fayez al-Sarraj, que se encontraba el martes en Túnez, ha llegado a Trípoli acompañado de varios miembros de su gabinete a fin de asumir sus funciones y continuar su labor.

El jefe del Gobierno de unión nacional libio respaldado por la ONU, Fayez al-Sarraj.

Previamente, el Gobierno respaldado por la ONU había anunciado en uncomunicado que “una minoría” encabezada por el Gobierno autoproclamado en Trípoli atemoriza a la población y pone trabas para que inicie su labor.

Las autoridades que controlan la capital intentaron impedir por todos los medios la llegada de Al-Sarraj a Trípoli, cerrando incluso varias veces el espacio aéreo.

La población de Trípoli teme enfrentamientos entre las autoridades locales de la capital y las que apoyan al Gobierno de unión reconocido internacionalmente.

ftm/mla/nal

http://www.hispantv.com/newsdetail/libia/220512/libia-intervencion-militar-francia-caos-repetir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *