El ser humano y ser humano

http://es.figu.org/ensenanza_del_espiritu/el_ser_humano

Cada ser humano, cada animal, cada árbol y arbusto, cada flor y cada otra planta y forma de vida es en sí misma algo especial, una peculiaridad y unicidad en todo aspecto. Pero sólo la forma de vida humana, de cualquier tipo, es capaz de pensar y actuar de manera consciente; y de ese modo es la más especial entre todas las formas de vida.
Para el ser humano, ser especial no significa simplemente que él está por encima de todo, disfrutándolo y utilizándolo todo según su gusto, ya que ser especial significa en primer lugar ser verdaderamente un ser humano. Ser humano significa compartir la vida con toda otra vida y siempre prestarle ayuda cuantas veces la necesidad lo requiera.
Ser humano significa ser especial y haber desarrollado la capacidad de compartir también con otros la vida propia de tal forma que los demás participen en el conocimiento logrado, así como en el amor y la sabiduría para que a otros les ocurra lo mismo y aprendan y progresen. Ser humano significa ser honesto en los pensamientos y sentimientos, en palabra y acto, ser siempre sincero y sensible, y siempre asegurarse de que el amor verdadero sea una parte del todo y de cada uno.
Ser humano significa haber desarrollado dentro de sí mismo la capacidad de poder dar a los demás algo bueno y positivo, así como también equilibrado y armonioso, y ayudarlos en los cambios que se presenten cuando necesitan la ayuda humanitaria del prójimo.
Ser humano significa no angustiarse ni herir a otros, esto es, ni con la propia persona ni con el prójimo; y ser humano significa no sentirse herido por las palabras y los actos imprudentes del prójimo, sino considerar las cosas tal como son, para aclararlas, corregirlas y conducirlas en forma equilibrada hacia la verdad. Ser humano significa permitirse las alegrías justas de la vida y disfrutarlas libremente, también la alegría de estar cerca de otros y de poder preocuparse por la felicidad de ellos.
Ser humano significa reconocer y aceptar la propia singularidad, saber de una manera digna y estar orgulloso, dentro de un marco sano, que uno es aquel ser humano humanitario que uno mismo reconoce dentro de sí mismo y que efectivamente lo encarna.
Ser un ser humano especial y ser humano significa haber llegado a la cognición y al entendimiento de que el amor verdadero es lo que hace la diferencia en la vida, lo que engendra y sustenta la vida y la conduce en forma evolutiva hacia el futuro.
Y tú, ser humano, que lees estas líneas, tú eres un ser humano único, particular y muy especial, no importa cómo seas, o si ya has encontrado y tomado ó no el camino del amor, del conocimiento, de la sabiduría y la armonía y de la paz. De una forma u otra tú eres valioso, digno de la consideración y del respeto porque de una forma u otra eres un ser humano quien encarna algo único en nuestro hermoso mundo terrestre, que resalta en su forma entre muchos millones de otros. Y que tú eres un ser humano, sea como seas, está fuera de duda, y como tal, tú también debes ser tratado y respetado
Billy

Un comentario en “El ser humano y ser humano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *